Gestión de desechos sólidos en el atolón Ari de Maldivas

Abril 11, 2014


Image

El proyecto piloto para establecer un sistema de gestión integrada de residuos sólidos en islas dispersas ha comenzado a demostrar las ventajas a través de la segregación de desechos a nivel doméstico, el compostaje de residuos orgánicos y el reciclaje para reducir la cantidad de desechos que se va a eliminar y para proteger al medio marino de la contaminación causada por derrames. La gestión de desechos sólidos beneficia ahora a 900 personas en la isla de Ukulhas.

Desafío 

Los residuos sólidos son la amenaza ambiental más visible para Maldivas. La gestión de estos es especialmente difícil debido al pequeño tamaño y los escasos habitantes en las islas y a la falta de actividades económicas. Con una población distribuida en la cadena de islas hay poco margen para aprovechar las economías de escala debido a los altos costos del transporte y a los bajos volúmenes, lo que hace que el costo de la prestación de servicios sea elevado. Esto plantea un riesgo sustancial para la reputación del país como un “paraíso” tropical virgen. La escasa superficie de cualquier isla del archipiélago pone una prima sobre el valor de la tierra y límites al método de relleno sanitario que se utiliza tradicionalmente en muchas partes del mundo. La cantidad de basura generada excede lejos la capacidad de los vertederos disponibles que son básicamente basurales abiertos no recogidos. Las disposiciones actuales para la gestión de residuos sólidos en la mayoría de las islas habitadas son insuficientes. Una porción importante de los desechos son abandonados en la banda costera de la isla y quemados a bajas temperaturas de combustión. 

Solución 

La gestión de residuos sólidos en Maldivas requiere de un modelo sobre manejo de desechos sólidos en islas habitadas que se pueda ampliar y copiar para mejorar los resultados ambientales. El proyecto ha sido diseñado como un proyecto de demostración que pueda proporcionar una solución integral y rentable que haga posible la operación de centros de gestión de desechos en la isla y un arreglo institucional eficaz que mantenga el sistema en respuesta a la política nacional de manejo de residuos sólidos y las estrategias nacionales de gestión de los mismos. Además, se busca que el proyecto contribuya a reducir los riesgos ambientales para los hábitats marinos y las emisiones de gases de efecto invernadero como respuesta al objetivo de neutralizar las emisiones de carbono para 2020, propuesto por  el Gobierno de Maldivas. 

Resultados 

Por tratarse de un pequeño proyecto piloto con un periodo de ejecución de menos de dos años, los resultados se han centrado en el nivel intermedio. En una de las cinco islas objetivo (Ukulhas) que está probando la gestión integrada de residuos sólidos, ya se obtuvo la primera partida de abono comercial, producido en febrero de 2013, y se cuenta con capacidad para impartir capacitación en terreno sobre gestión integral de residuos sólidos a otras islas habitadas.

La segregación de residuos sólidos, el reciclaje, el compostaje y el cobro de cargos al usuario están en pleno funcionamiento en Ukulhas; el 100 % de las 900 personas que viven en la isla se beneficia  de un entorno más limpio. Tres islas tienen en marcha planes de gestión de residuos. En las cinco islas se ofrece capacitación en gestión integrada de desechos sólidos.


Contribución del Grupo del Banco Mundial 

El proyecto fue financiado en su totalidad por el Fondo Fiduciario sobre el Cambio Climático en Maldivas, que es respaldado por la Unión Europea (UE) y el Organismo Australiano de Desarrollo Internacional (AusAID) y administrado por el Banco Mundial. Desde noviembre de 2012, el  costo del proyecto ha llegado a US$1,326 millones.

Asociados 

El proyecto es dirigido por el Organismo de Protección Ambiental y el Ministerio del Medio Ambiente y Energía con una fuerte asociación con los cabildos insulares de las cinco islas participantes. El fondo fiduciario  general está regido por el Consejo Nacional de Planificación, el Consejo Consultivo de Cambio Climático y el Comité Técnico. La Unión Europea, como donante principal del fondo fiduciario, también desempeña una función clave de supervisión mediante exámenes periódicos de los avances de la implementación y los resultados del fondo fiduciario.  

Próximos pasos  

El Gobierno de Maldivas está comprometido a abordar el problema de la gestión de los residuos sólidos en el país debido al impacto en el turismo, un sector económico clave.  En 2013,  se pusieron en vigencia políticas de gestión de residuos sólidos y reglamentos que exigen a las islas habitadas evitar los derrames de desechos hacia el medio marino y costero. Con este modelo de gestión integrada de los residuos sólidos ampliable y eficiente en función de los costos, el presupuesto estatal cubrirá la construcción de nuevos centros de gestión de desechos en la isla y garantizará el funcionamiento de los ya existentes. La UE ha expresado interés en otorgar financiamiento adicional y muchos otros donantes también están explorando la posibilidad de invertir en la reproducción del modelo. Además, a través del Proyecto de Gestión Ambiental de Maldivas, este ejemplo también se copia en 45 islas en la provincia septentrional del país.

900
personas disfrutan de mejores condiciones ambientales y servicios de saneamiento.