Reseña de resultados Julio 02, 2018

Profundizar la inclusión financiera en áreas rurales de México

Image

México mejoró el desempeño de sus instituciones de ahorro y crédito y amplió sus servicios financieros hacia mujeres, poblaciones desfavorecidas e indígenas en áreas rurales. Como resultado, 3,4 millones de personas fueron incorporadas al sector financiero formal; incluyó financieramente a más de un millón de personas (60%mujeres) de áreas rurales; 9,5 millones de personas están ahora protegidas por una garantía de depósito; alrededor de 1,8 millones de personas recibieron educación financiera y 4,5 millones de personas cuentan con 3800 nuevos puntos de acceso a servicios financieros.

Desafío

La inclusión financiera, herramienta crucial para reducir la pobreza y promover la prosperidad compartida, ha sido uno de los principales desafíos mexicanos de cara al desarrollo. En 2011, alrededor de 71 millones de mexicanos, 65% de una población total de 112 millones, carecía de acceso a un servicio financiero formal, tema especialmente crítico en áreas rurales, donde 78% de los municipios no tenía un solo punto de servicios para residentes que quisieran realizar un depósito, retirar dinero, consultar saldos o realizar pagos. Apenas 13,6% de la población adulta tenía una cuenta de ahorro formal en contraste con el 33,6% de promedio regional. Asimismo y particularmente en áreas rurales, un número significativo de prestadores de servicios disponibles operaban entidades de ahorro y crédito no autorizadas ni reguladas. Sin garantías de depósito los ahorros en estas entidades estaban en riesgo y solo ofrecían acceso limitado a servicios financieros apropiados e idóneos.

Enfoque

La estrategia detrás del Proyecto Consolidación del Ahorro y Crédito e Inclusión Financiera en México se basó en cinco pilares clave, los cuales fueron aplicados por el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI) durante la ejecución del proyecto:

  • Ayudar a Entidades de Ahorro y Crédito (EAC) no autorizadas a obtener la certificación para que sus miembros pudieran ingresar al sector financiero formal y beneficiarse del mismo.
  • Fortalecer la capacidad de las EAC autorizadas de servir mejor a sus miembros.
  • Trabajar con entidades financieras de municipios rurales para incluir a las personas, en especial mujeres, al sector financiero formal. Estas entidades incluyen el Programa de Asistencia Técnica a las Microfinanzas Rurales (PATMIR), enfocado de manera específica en ampliar la inclusión financiera en áreas rurales y L@ Red de la Gente, una red de entidades que ofrece una gama de servicios financieros, entre estos remesas nacionales e internacionales, pagos a terceros y microseguros.
  • Impartir educación financiera a personas de áreas rurales, particularmente mujeres, para que puedan tomar mejores decisiones en la gestión de sus escasos presupuestos.
  • Crear alianzas con el sector privado con el fin de ampliar el acceso a servicios financieros en áreas rurales y desarrollar instrumentos que permitan realizar depósitos, retirar dinero, consultar saldos o realizar pagos de una forma más rápida, fácil y económica.

Resultados

El proyecto, iniciado en 2012 y finalizado en 2017, logró los siguientes resultados duraderos:

  • Las garantías de depósito ahora aseguran a 9,5 millones de miembros de EAC (comparado con 6,1 millones en 2011).
  • En el sector EAC 91% de activos totales y 87% del total de clientes son gestionados por 202 EAC autorizadas.
  • La inclusión financiera llega ahora a 1,3 millones de miembros adicionales, 59% de los cuales son mujeres, 29% proviene de regiones indígenas, 57% vive en áreas elevadas y muy marginadas y 50% vive en pueblos rurales con menos de 2500 habitantes.
  • Más de 1,8 millones de personas, 90% mujeres, recibieron educación financiera, incluidas las siguientes:
  • Aproximadamente 139.000 personas recibieron educación financiera por parte de representantes de las EAC para luego replicar esa capacitación entre sus miembros.
  • La capacitación alcanzó a 114.000 estudiantes en 332 escuelas de 10 estados, lo que tuvo un impacto positivo a corto plazo sobre estos jóvenes de escuelas primaria y secundaria en relación a la cultura financiera e iniciativa empresarial.
  • El Programa Inclusión Social benefició a 1.6 millones de individuos.
  • El número de puntos de servicio que prestan servicios financieros a clientes de BANSEFI se triplicó al pasar de 1800 en octubre de 2011 a 5600 en julio de 2017. De estos, 2400 representan nuevos agentes bancarios.
  • El número de agentes bancarios aumentó de 95 en 2011 a 2496 en julio de 2017. Los agentes ahora abarcan 951 municipios, 69% de los cuales está en áreas sin sucursales BANSEFI, mientras que 58% se encuentra en áreas sin presencia de L@ Red de la Gente.
  • Alrededor de 4,5 millones de personas disponen de nuevos puntos de acceso a servicios financieros. El número de transacciones realizadas por la población rural a través de agentes bancarios creció de manera exponencial, de 2500 transacciones por mes en 2016 a un promedio de 20.000 por mes en el primer semestre de 2017.

Contribución del Grupo del Banco

El Banco Mundial, a través del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, otorgó un préstamo de US$100 millones para el proyecto. También se canalizaron fondos adicionales, en forma de cofinanciamiento, provenientes del gobierno mexicano y EAC participantes, por un monto de US$82 millones y US$21 millones, respectivamente.

Socios

El socio principal y agencia ejecutora del proyecto fue BANSEFI. Un equipo multidisciplinario de este banco encabezó el diseño, elaboración, implementación, ejecución y monitoreo del programa de trabajo. BANSEFI sirvió como agencia ejecutora en dos proyectos previos financiados por el Banco, mientras que los equipos ejecutores estuvieron muy comprometidos con la realización y monitoreo del proyecto. Las EAC también jugaron un papel central en el proyecto al contribuir en la inclusión de más de un millón de personas en el sector financiero formal y en la ampliación del acceso a servicios financieros en áreas rurales. Estos resultados se lograron principalmente por la participación de programas como PATMIR y L@ Red de la Gente.

Beneficiarios

Maricela Cardona Ruiz vive en Tlapa, una ciudad en la zona montañosa del estado mexicano de Guerrero. Previo al proyecto, Maricela no tenía acceso a créditos del sistema financiero formal, pero gracias a PATMIR ahora forma parte de las 1,3 millones de personas recientemente incluidas. “Mis familiares me hablaron de este programa. Recibí $5000 con mi primer crédito. Ahora, gestiono mi negocio de comida ambulante y soy independiente. Puedo comprar los productos que necesito —aceite, arroz, frijoles— y las ganancias me permiten operar mi negocio y a la vez pagar el crédito. Ahora soy miembro de una Entidad de Ahorro y Crédito. Como tal, disfruto de muchas ventajas. ¡Confían en mí! ¡Me siento bien, soy realmente feliz!”

Hacia adelante

Al finalizar el proyecto en 2017, BANSEFI continuó con el apoyo para consolidar las instituciones de ahorro y crédito y profundizar la inclusión financiera en áreas marginales. Algunas de sus iniciativas actuales incluyen: (i) las EAC no autorizadas todavía reciben apoyo para obtener una certificación o comenzar un proceso de salida organizada; (ii) 720 nuevos agentes bancarios fueron incorporados mediante una nueva red privada que amplía los servicios financieros; (iii) L@ Red de la Gente sigue prestando servicios y desarrolló una aplicación móvil para sus usuarios; (iv) BANSEFI ofrece ahora cursos de educación financiera en línea; y (v) PATMIR amplió su estrategia para movilizar las remesas de la diáspora mexicana hacia proyectos productivos en áreas rurale