República Dominicana: panorama general


En los últimos veinte años la República Dominicana ha sido una de las economías de más alto crecimiento en Latinoamérica, con un crecimiento promedio del PIB en torno al 5,4 por ciento anual entre 1992 y 2014. A pesar de este fenomenal desempeño económico, la pobreza hoy en día es más alta que en 2000. La pobreza aumentó del 32 por ciento de la población en 2000 a casi 50 por ciento en 2004, tras la crisis financiera y económica de 2003, para descender gradualmente al 41 por ciento en 2013. Data más reciente indica una reducción al 35.8 por ciento del PIB en 2014.

De acuerdo con los indicadores del Doing Business 2015 del Grupo del Banco Mundial, la República Dominicana junto a Jamaica y Trinidad Tobago estuvieron entre los países que más reformas implementaron en Latinoamérica haciendo más fácil para los empresarios locales el hacer negocios reduciendo el número de documentos necesarios para importar y exportar; fortaleciendo la protección a inversores minoritarios mediante mayores derechos de los accionistas y requisitos para una mayor transparencia corporativa; y mejorando el sistema de información de crédito mediante la aprobación de la nueva ley que regula la protección de datos personales y las operaciones de instituciones de informes de crédito.

En décadas recientes el país también ha transformado su base económica y ha diversificado sus exportaciones. Mejoras en el clima de negocios facilitaron el comercio internacional y fomentaron el crecimiento de las exportaciones. Sin embargo, se hacen necesarias reformas futuras para que el país mantenga su competitividad en la región y más allá.

Desafíos para el crecimiento inclusivo

  • Mejorar el clima de negocios para impulsar la inversión y la creación de puestos de trabajo: Los sectores tradicionalmente generadores de empleo, como las manufacturas, han crecido en años recientes más lentamente –por ejemplo- que telecomunicaciones y minería, que tienden a generar menos puestos de trabajo. Gran parte de los puestos de trabajo que se crearon desde el 2000 han sido poco cualificados, en industrias menos productivas, y en el sector informal. A consecuencia de la crisis del 2003 y el declive de los textiles, el salario real promedio disminuyó un 27 por ciento desde el 2000, y no se ha recuperado, aun cuando la productividad laboral aumentó significativamente en los sectores líderes de crecimiento. Mejoras en la política de competitividad y en el clima de inversión, asegurar fuertes encadenamientos que comprendan las zonas turísticas y de procesamiento de exportaciones y las de manufactura y la agricultura, y el fortalecimiento de la calidad de la educación y la aplicación de políticas de capacitación laboral, podrían ayudar a crear más y mejores puestos de trabajo.
  • Promover una política fiscal equitativa, eficiente, transparente y sostenible: El país ha dado pasos importantes para fortalecer el manejo de la deuda y contener los déficits desde 2013, con la mira de mantener la relación deuda/PIB (48,5 por ciento del PIB en 2014) dentro de los niveles sostenibles. El actual sistema tributario se ve obstaculizado por la baja recaudación fiscal en relación al PIB (14 por ciento) y por  la dependencia excesiva de los impuestos indirectos que tiende a ser regresiva. Al mismo tiempo las exenciones fiscales exceden 6.7 del PIB.  Una revisión de las exenciones mientras se protege a los más pobres, ayudaría a ampliar la recaudación fiscal para financiar  servicios públicos esenciales  y promover la inclusión social. En la parte del gasto, los retos claves incluyen la financiación adecuada de servicios públicos básicos tales como como agua y saneamiento, y una educación y salud de calidad. La reorientación de las partidas presupuestarias para alcanzar resultados de calidad y fortalecer los sistemas del manejo de las finanzas públicas es una prioridad para lograr una política fiscal eficiente y transparente.
  • Mejorar la prestación de servicios públicos a los más pobres:  La RD ha tomado medidas importantes en años recientes para expandir la cobertura de las redes de seguridad social, mejorar la focalización y condicionar las transferencias a acciones que amplíen la educación y la salud. La cobertura también se ha expandido significativamente en cuanto a servicios claves tal como el Servicio Nacional de Salud y medicinas esenciales. De interés particular ha sido el esfuerzo para asignar un presupuesto equivalente al 4 por ciento del PIB a la educación pre-universitaria (de un  2.3 por ciento en el 2012) lo cual ha permitido la construcción de miles de escuelas y tandas más largas lo cual se traduce en más aprendizaje.  Al mismo tiempo el acceso a los servicios públicos básicos permanece desigual y de baja calidad particularmente para los más pobres. Por ejemplo la RD tiene una alta proporción de partos atendidos por profesionales de la salud, sin embargo, las tasas de mortalidad materna e infantil están por encima del promedio regional. Los resultados de las pruebas educativas también están por debajo de la media regional. Una mejor focalización, monitoreo y evaluación y capacitación además de incentivos tales como financiación por resultados podría ayudar a mejorar la prestación de los servicios.

Última actualización: Sep 14, 2015

La cartera actual de compromisos del Banco Mundial asciende a US$312.4 millones, mientras que la cartera de la Corporación Financiera Internacional (IFC) en la República Dominicana asciende a US$151.7 millones, con movilizaciones adicionales de los socios de la IFC de US$72 millones. Este apoyo al sector privado de parte de la IFC se complementa con una garantía de la Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) por US$107.6 millones que respalda una inversión extranjera en la infraestructura vial del país. 

Mediante la nueva Alianza Estratégica de País 2015-18, el Grupo del Banco Mundial espera apoyar los esfuerzos del Gobierno de lograr un crecimiento sostenido y más incluyente a través de la ampliación de las oportunidades económicas y sociales para todos los dominicanos.

La estrategia ofrece un nuevo programa de préstamos de alrededor de US$550 millones de parte del Banco Mundial y de alrededor de US$200 millones de parte de la IFC, y garantías de parte de la MIGA según la demanda del mercado. Además ofrece servicios de asesoramiento entre otros más, de parte de todo el Grupo del Banco Mundial. Con este programa integral, el Grupo del Banco Mundial busca alcanzar resultados en cinco áreas claves durante los próximos cuatro años:

  • Mejorar la calidad del clima de negocios y el fomento al sector privado mediante la reducción de más de la mitad del tiempo que se toma registrar nuevas empresas, la promoción del acceso a la financiación para más de 60,000 pequeños y medianos empresarios, y la facilitación de asociaciones con el sector privado a través de la IFC y MIGA.
  • Aumentar el acceso a la electricidad, las telecomunicaciones y otras infraestructuras mediante la reducción de las pérdidas en el sector eléctrico, el aumento de la inversión en energías renovables y la mejora del acceso a servicios TIC y de información más eficientes y confiables a través de una red nacional de banda ancha.
  • Fomentar la capacidad de recuperación ante los choques externos a través de una mejor planificación para el manejo de riesgo, el desarrollo de un sistema nacional de integrado de información, la instalación de una nueva red de telemetría para la gestión de los flujos de recursos de agua, y rehabilitación de cuatro represas.
  • Promover la gestión eficiente, equitativa, transparente,  y sostenible del manejo de los recursos públicos mediante el fortalecimiento de la gestión fiscal, la alineación de los gastos reales con presupuestos aprobados y la ampliación de la capacidad de la sociedad civil en el análisis del presupuesto y supervisión.
  • Mejorar el acceso a servicios públicos para 1.3 millones de dominicanos, incluyendo salud, agua, y mejores viviendas fortaleciendo el programa Progresando con Solidaridad, mejorando la calidad de la educación, duplicando el número de niños vacunados en 3 regiones del país, y aumentando el acceso a saneamiento mejorado para hogares de bajos ingresos en Puerto Plata.

Última actualización: Sep 14, 2015

En los últimos años, los proyectos públicos financiados por el Banco Mundial han alcanzado importantes resultados. Éstos incluyen:

1. Competitividad y clima de inversión

  • El año pasado la RD avanzó de manera significativa en las mejores prácticas globales en la regulación de los negocios. Este avance fue superior al de 132 de las 189 economías medidas por el Doing Business 2015.
  • RD está entre las 50 economías del mundo donde el comercio transfronterizo es más fácil y las ciudades de Santo Domingo y Santiago ocupan el tercer y quinto lugar en la facilidad de apertura de una empresa entre las 22 ciudades analizadas en 6 países de Centroamérica y la República Dominicana
  • A través del Foro de Crecimiento del Caribe, el país ha lanzado varias iniciativas de diálogo público-privado a fin de mejorar la competitividad y el clima de negocios.
  • La RD ha aprobado la ley de quiebras y de valores a fin de facilitar una más rápida y menos costosa recuperación comercial.
  • La emisión del “Bono Taíno” por parte de la IFC, y la utilización de las ganancias para conceder préstamos a bancos locales derivó en la disponibilidad, por primera vez, de hipotecas a tasa fija para cinco años para hogares de bajo ingreso.

2. Mayor acceso a infraestructura mejorada

  • Se rehabilitaron 520 km de líneas eléctricas, reduciendo las perdidas eléctricas y garantizando el servicio durante las 24 horas a 105,000 clientes pobres en los circuitos rehabilitados.
  • La ampliación de la pista en el aeropuerto de Punta Cana con el apoyo de la IFC contribuyó a un sustancial incremento en el flujo de turistas en el país.

3. Preparación para los desastres y el cambio climático

  • Dos grandes represas fueron rehabilitadas luego de las tormentas Olga y Noel y se repararon 152 kilómetros de líneas de transmisión en cuatro provincias en pobreza extrema.
  • Rehabilitación de 11,500 hectáreas de áreas de riego, permitiendo un incremento en la producción agropecuaria.
  • Se ampliaron los sistemas de telemetría para medir flujos de agua de los ríos.

4. Calidad del gasto público y la creación de Alianzas para la Reforma

  • Cinco municipios elaboraron Planes de Desarrollo Municipal y Planes de Acción institucional, recibiendo capacitación en planificación presupuestaria participativa, administración financiera, servicios municipales y adquisiciones. Estas actividades están bien avanzadas en más de 20 municipios adicionales, como es el caso de la puesta en marcha de la versión municipal del Sistema de Información de la Gestión Financiera (SIGEF).
  • Se fortaleció la capacidad de auditar y vigilar de las entidades supremas de auditoria del país, (Cámara de Cuentas y Contraloría).
  • La Iniciativa Participativa Anti-Corrupción (IPAC) que prioriza reformas anti-corrupción y fortalece la rendición de cuentas, ayudó al Gobierno a ahorrar más de US$20 millones al año en la adquisición de medicamentos y amplió la transparencia y rendición de cuentas por vía del Portal de Transparencia Presupuestaria del Gobierno.
  • El Banco Mundial acompañó las iniciativas del Gobierno para fortalecer la Iniciativa para una Educación de Calidad IDEC – en apoyo al Pacto Nacional por la Educación logrado en 2014.
  • El Banco Mundial apoyó al Gobierno y los actores nacionales, incluyendo al Consejo Económico Social, en el proceso del pacto eléctrico.
  • Se establecieron Observatorios Ciudadanos para supervisar la ejecución del presupuesto nacional.

5. Servicios sociales

  • Más de 250.000 indocumentados dominicanos han obtenido documentos de identidad.
  • 38.000 jóvenes vulnerables han recibido formación para aumentar sus posibilidades de empleo, y más de 4.000 dominicanos estructuralmente desempleados participaron en los programas de trabajo temporales combinados con entrenamiento en habilidades de vida en las comunidades de extrema pobreza del norte del país para apoyar su reinserción en el mercado laboral.
  • El apoyo al sistema público nacional para la adquisición y distribución de medicamentos en los hospitales públicos para garantizar una mayor transparencia en el proceso ha generado reducciones significativas de precios en una amplia gama de medicamentos, como los antibióticos y la insulina.
  • La puesta en marcha de un sistema de selección por concurso para profesores ha comenzado a elevar el nivel académico de los docentes de nuevo ingreso, que debe conducir a una mejor educación de calidad para los estudiantes.

Última actualización: Sep 14, 2015


FINANCIAMIENTO

República Dominicana: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.