Nicaragua: panorama general

A pesar de las turbulencias económicas globales, Nicaragua se ha destacado por mantener niveles de crecimiento superiores al promedio de América Latina y el Caribe.  Disciplinadas políticas macroeconómicas, combinadas con una expansión constante de las exportaciones y la inversión extranjera directa, han ayudado al país a afrontar las turbulencias económicas derivadas de la crisis de 2008-2009 y de la subida de los precios de los alimentos y del petróleo.

En 2011, el crecimiento alcanzó un récord del 6.2 por ciento, con una desaceleración al 3.9 por ciento en 2015, la tasa más baja en los últimos cinco años. Para 2016, el pronóstico es de un 4.4 por ciento, con lo que Nicaragua se coloca en los primeros puestos de crecimiento entre los países de Centroamérica. La inversión extranjera directa y el comercio también muestran perspectivas favorables.

La estabilidad macroeconómica de Nicaragua ha permitido que el Gobierno adapte sus decisiones a estrategias pioneras de más largo plazo para combatir la pobreza, especialmente en las zonas rurales, en vez de tener que concentrarse en decisiones de corto plazo para sortear la crisis. El respaldo de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los países más pobres, ha sido clave para que este cambio sea una realidad.

Según la Encuesta de Medición de Nivel de Vida 2014, del Instituto Nacional de Información de Desarrollo, para el período 2009 a 2014 en Nicaragua hubo una disminución de 13 puntos porcentuales en la pobreza nacional, que descendió de 42.5 a 29.6 por ciento. Mientras que, para el mismo período, la pobreza extrema presentó una disminución de 6 puntos porcentuales, tras pasar del 14.6 por ciento a un 8.3 por ciento.

A pesar del progreso, la pobreza sigue siendo alta. Además, Nicaragua aún es uno de los países menos desarrollados de América Latina, donde el acceso a los servicios básicos es un reto diario.

Para llegar a las familias más vulnerables del país, los proyectos de la AIF se apoyan en iniciativas locales para aprovechar los limitados recursos y así obtener resultados más sostenibles.

Asimismo, el Plan Nacional de Nicaragua para el Desarrollo Humano (PNDH) se ha actualizado al 2016. Su objetivo general es reducir la desigualdad mediante el aumento del combate a la pobreza, la reducción del gasto y el incremento de la inversión en los sectores sociales y la infraestructura rural.

Última actualización: Sep 19, 2016

El gobierno de Nicaragua y el Banco Mundial han trabajado conjuntamente en la Estrategia de Alianza con el País (EAP) para el periodo 2013-2017 con el objetivo de reducir la pobreza y promover prosperidad para más nicaragüenses.

La EAP se basa en dos objetivos vitales:

  • Aumentar el bienestar social a través de mejoras en el acceso a servicios básicos de calidad, en especial para las comunidades más pobres.
  • Incrementar los ingresos del país mejorando la productividad, competitividad y diversificación.

La EAP se enfoca en programas para aumentar la cobertura y calidad de la educación preescolar, primaria y secundaria, mejorar los índices de salud materno-infantil, ampliar el acceso a servicios de agua y saneamiento y fomentar la eficiencia y transparencia de la inversión social. Además, busca mejoras en infraestructura, aumento de la productividad, diversificación de las exportaciones, facilitación del comercio y acceso a servicios financieros.

El trabajo para el periodo 2013-2017 incluye préstamos libres de interés y donaciones por parte de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) que están destinados a proyectos de inversión, cooperación Sur-Sur, asistencia técnica y trabajo analítico.

Adicionalmente, la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), el brazo del Grupo Banco Mundial para el sector privado, apoya con financiamiento a los sectores de energía y finanzas, mientras que el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA, por sus siglas en inglés) está abierto a oportunidades para apoyar la inversión extranjera directa en energía, agroindustria y finanzas por medio de garantías de riesgo.

El portafolio actual del Banco Mundial en Nicaragua consiste en 11 proyectos por un monto de US$406 millones en compromisos netos. 

Última actualización: Sep 19, 2016

Aumento del bienestar social:

El Programa de Apoyo a la Estrategia del Sector Educativo, con el apoyo de la Unión Europea (UE) y de la Alianza Global para la Educación (GPE, por sus siglas en inglés), aumentó la calidad de la educación preescolar y secundaria en todo el país. En la educación preescolar pública, todos los estudiantes (247.076) se beneficiaron con la implementación de un nuevo plan de estudios unificado y todos los preescolares públicos (8.138) recibieron materiales de aprendizaje durante 2014 y 2015. En el caso de colegios públicos, todos los estudiantes de primer ciclo (350.000) y todos los profesores (10.600) recibieron más de 1.5 millones de libros de texto.

Con el Segundo Proyecto de Apoyo al Sector Educativo (PASEN II), un proyecto de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), alrededor de 225.000 estudiantes de primaria de las regiones más pobres del país, que representa el 25 por ciento de la matrícula nacional en la enseñanza primaria, recibieron 1.4 millones de libros de texto. Además, todos los estudiantes de primaria afro descendientes o indígenas en la Costa Caribe recibieron libros de texto elaborados en su lengua materna por primera vez en la historia. Alrededor de 1.200 escuelas primarias rurales en las regiones más pobres del país, un 13 por ciento del total de escuelas públicas, recibieron nuevos pupitres, pizarras y armarios.

El Segundo Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad (PRODEP II) abarca seis de los 15 departamentos del país y ha logrado una mejor regularización de los derechos de propiedad con lo que se han beneficiado unas 430.000 personas, más de la mitad de ellas mujeres. Se ha actualizado la información catastral de cerca de 85.000 parcelas, y un total de 67.000 familias han recibido documentos legales para sus propiedades, de los cuales más de 43.000 son nuevos títulos. Tres de las cinco áreas protegidas dentro de la zona del proyecto han sido demarcadas, rotuladas y georreferenciadas, y las dos restantes están en proceso. También hay avances en la transferencia de información catastral a las municipalidades, así como en el rediseño del Sistema Integrado de Información Catastro-Registro (SIICAR). 

Las casas maternas, componente del Proyecto de servicios de salud para el cuidado de la familia y de la comunidad, han mejorado la salud materna en las comunidades rurales. Con el apoyo de una red de voluntarios, el programa proporciona servicios clave a las mujeres embarazadas en zonas remotas, como chequeos prenatales, planes de nacimiento y seguimiento post natal. El respaldo de la AIF ha contribuido a aumentar el porcentaje de mujeres embarazadas que reciben cuatro controles prenatales del 50 por ciento en 2012 al 73 por ciento en 2015.

En cuanto a agua y saneamiento, en áreas urbanas más de 168.000 beneficiarios del Proyecto de agua y saneamiento en el Gran Managua (PRASMA) tienen acceso al suministro de agua confiable (16 horas al día) y más de 62.000 beneficiarios cuentan con acceso a servicios de saneamiento. Mientras que en zonas rurales más de 68.000 beneficiarios del Proyecto de Sostenibilidad del Sector de Agua y Saneamiento Rural han logrado acceso al suministro de agua y más de 44.000 personas a servicios de saneamiento. Ambos proyectos, urbano y rural, no solo han financiado trabajos civiles sino también han ayudado a Nicaragua a llevar a cabo programas sociales piloto para difundir los beneficios de lavarse las manos o conservar el agua, mediante una gama de técnicas de aprendizaje social, incluidos los teatros comunitarios.

Pro productividad, competitividad y diversificación:

Con el Proyecto de Modernización de la Gestión Financiera Pública, la AIF ha mostrado resultados anticipados en el fortalecimiento de las capacidades de gestión financiera del país. Entre 2010 y 2016, las agencias del  gobierno central incrementaron de un 75 al 100 por ciento el uso de metodologías presupuestarias para varios años y basadas en resultados. También aumentó significativamente el procesamiento electrónico de pagos del gobierno central a los proveedores y a entidades públicas, así como el pago de salarios al personal, según los procedimientos de la Cuenta Única del Tesoro. Además, la capacidad de gestión de estadísticas mejoró: el 50 por ciento de los marcos cartográficos de los municipios se ha actualizado y rediseñado para operaciones estadísticas. Una serie de intercambios de conocimiento Sur-Sur también ha contribuido a obtener información valiosa sobre las mejores prácticas regionales para el diseño y ejecución de un censo, de cara a la preparación del próximo Censo de Población y Vivienda 2018.

La AIF ha respaldado el desarrollo de módulos comunitarios de adoquines   o asociaciones comunitarias que se dedican a la construcción de carreteras donde se utilizan bloques más baratos y hechos localmente para acelerar el proceso y aprovechar la disponibilidad de mano de obra local. Con el Proyecto de Mejoramiento de la Infraestructura de Caminos Rurales se han construido más de 200 kilómetros de caminos, lo que ha beneficiado a unas 460.000 personas y ha generado más de 65.000 empleos temporales. La AIF también ha apoyado el desarrollo de 40 microempresas, dedicadas al mantenimiento rutinario de 2.400 kilómetros (88 por ciento) de la red vial.

Con el Proyecto de telecomunicaciones rurales, la AIF logró mejorar los servicios de telecomunicación rural de Nicaragua. Se beneficiaron unas 500.000 personas en 365 pequeñas comunidades con conexiones de internet y teléfonos públicos. A esto se suma el financiamiento de 37 torres de comunicaciones, que benefician a más de 60.000 personas con cobertura de alta velocidad principalmente en las regiones del Caribe. 

Última actualización: Sep 19, 2016


FINANCIAMIENTO

Nicaragua: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.