Panamá: panorama general

El crecimiento económico de Panamá ha sido uno de los más altos de Latinoamérica durante la década reciente, con un crecimiento promedio del PIB por encima del 8% entre 2006 y 2012.

Comparado con otros países de la región, Panamá tuvo un desempeño relativamente favorable durante la crisis financiera global con un crecimiento del 3.2% en 2009. Sin embargo, en 2010 la economía retomó su ritmo con un crecimiento del 7.6%, para alcanzar una expansión del PIB del 10.6% en 2011, 10.5% en 2012, 7.9% en 2013 y un crecimiento estimado del 7.3% en 2014.

Este fuerte crecimiento económico se ha traducido en la mejora de indicadores sociales. La tasa de pobreza cayó del 48.5% en 2002 al 27% en 2011, mientras que la pobreza extrema disminuyó del 21% al 11% durante ese periodo.

Aun así, la desigualdad se mantiene relativamente alta en Panamá (coeficiente Gini de 0.53 en 2011) y persisten desafíos para la provisión pública de servicios sociales. Por ejemplo, niñas y niños en comunidades indígenas tienen significativamente menos acceso a servicios básicos de educación, electricidad y saneamiento que otros niños y niñas en zonas rurales o urbanas. Atender estos retos sería clave para que Panamá se acerque más a países avanzados en términos de prosperidad compartida.

La ampliación del Canal de Panamá y una serie de megaproyectos han inyectado mayor vitalidad a la economía y se espera la impulsen a crecer de manera sostenida. Esto representa una oportunidad histórica para avanzar en la reducción de la pobreza y la desigualdad.

El desarrollo de un sistema de protección social más efectivo para los pobres será crucial para acelerar la reducción de la pobreza en el país. Para ampliar la base de potenciales beneficiarios, Panamá necesita alentar aún más la competitividad del sector privado y mejorar el acceso a la educación y la salud. Además, se necesitará una mayor atención en el desarrollo de habilidades y que se estimule la innovación.

Para afrontar esos desafíos, Panamá ha puesto en marcha varios programas para reducir la pobreza e incrementar el acceso a los servicios. El programa de transferencias monetarias condicionadas Red de Oportunidades, por ejemplo, da US$50 al mes a las madres más pobres para que sus hijos vayan a la escuela y reciban servicios básicos de nutrición y salud.

El Gobierno de Panamá también ha destinado recursos adicionales a programas de protección social como “120 a los 70”, que da US$120 a más de 100 mil jubilados de más de 70 años que no estén cubiertos por planes de pensión, y el programa Beca Universal que otorga una beca mensual de US$20 a 550 mil estudiantes inscritos en escuelas públicas y estudiantes elegibles de centros privados.

Última actualización: Abr 22, 2014

El Banco Mundial y el Gobierno de Panamá han diseñado la Estrategia de Alianza con el País (2011-2014) con el objetivo de fortalecer la colaboración entre el Banco Mundial y Panamá.

Esta Estrategia de Alianza está orientada a los resultados y se basa en tres pilares destinados a apoyar a Panamá a enfrentar sus desafíos de desarrollo:

  • Crecimiento económico basado en las ventajas competitivas del país;
  • Generar más oportunidades para todos, y
  • Un sector público transparente y eficiente que reporte beneficios a la sociedad.

El tercer pilar es transversal y busca apoyar el crecimiento y establecer un sector público más eficiente y eficaz.

La actual cartera del Banco Mundial en Panamá incluye diez proyectos enfocados en salud, protección social, desarrollo rural, ambiente, infraestructura y eficiencia en el sector público, por un total de US$633.06 millones. Otro proyecto financiado por una donación de US$6 millones para la productividad rural y la conservación del ambiente complementa estas operaciones de inversión.

Estos son algunos de los proyectos activos en Panamá:

El Proyecto de Equidad y Mejor Desempeño en el Sector de la Salud tiene como meta aumentar el acceso de comunidades rurales a servicios básicos de salud, cuya calidad garantice una mayor salud materno–infantil. Más de 203 mil personas en zonas rurales han recibido servicios de salud con este proyecto.

El objetivo del Proyecto de Abastecimiento de Agua y Saneamiento para Comunidades de Bajo Ingreso es aumentar el acceso sostenible en comunidades pobres a los servicios de abastecimiento y saneamiento del agua. A la fecha, se ha mejorado el acceso a servicios de agua y saneamiento para más de 25 mil beneficiarios en comunidades rurales y más de 15 mil personas cuentan ahora con nuevas letrinas.

El Proyecto de Asistencia Técnica para Mejorar la Eficiencia del Sector Público busca apoyar a las instituciones públicas a producir, aprovechar y difundir información para un uso más eficiente y transparente de los fondos públicos.

El objetivo del Préstamo de Políticas de Desarrollo para la Gestión de Riesgos por Desastres (con CAT DDO) es mejorar la capacidad de Panamá para implementar su programa de gestión de riesgos por desastres y ofrecerle liquidez inmediata en caso de una catástrofe natural.

El Proyecto de Mejoramiento de Agua Potable y Saneamiento de la Zona Metropolitana ayudará a mejorar la calidad, cobertura y eficiencia de los servicios de suministro de agua y saneamiento en barrios de bajo ingreso de la región metropolitana de Panamá. Más de 380 mil beneficiarios tienen acceso ahora a suministro de agua confiable e instalaciones mejoradas de saneamiento.

Última actualización: Abr 22, 2014

El Gobierno implementó el programa Red de Oportunidades a partir de marzo de 2006, para lo cual el Banco proveyó respaldo financiero a través del Proyecto de Protección Social, el cual alcanzó a cerca del 11% de la población y superó la meta original de beneficiar a 60 mil hogares en pobreza con niños. Una serie de préstamos de políticas de desarrollo también han ayudado a fortalecer y mejorar la eficiencia de Red de Oportunidades y otros programas de protección social.

El Proyecto de Equidad y Mejor Desempeño en el Sector de la Salud y el Proyecto para Mejorar la Calidad de la Educación Básica también fueron fundamentales para ayudar a diseñar y establecer sistemas de selección y monitoreo del programa Red de Oportunidades.

El Proyecto de Productividad Rural aportó US$39.4 millones para apoyar la conservación de la biodiversidad de bosques protegidos y de ecosistemas montañosos, costeros y marítimos en Panamá. Más de 36 mil hectáreas de bosque están protegidas y casi 3 mil pequeños productores participan en alianzas productivas financiadas por el proyecto. Otro de los resultados fue un progreso tangible en reformas para la administración de tierras: 51,876 parcelas fueron censadas y se emitieron 12,422 títulos en las provincias de Chiriquí, Veraguas y Bocas del Toro.

Con el objetivo de aumentar el alcance y mejorar el impacto de la educación, el Banco Mundial también ha otorgado financiamiento adicional a dos proyectos clave: Educación Básica (US$5.4 millones) y Asistencia Técnica a las Reformas de las Políticas Públicas (US$ 6 millones). Estos apoyaron para que la cobertura prescolar de niños de 4 y 5 años se incrementara de un 31% en 2001 a un 61% en 2007, mientras que la inscripción de niños aumentó de 55,369 hasta 92,900 en el mismo periodo. Entre los años 2000 a 2007, las inscripciones netas en la escuela secundaria también aumentaron de un 58.5% a 64.6%.

Un estudio reciente del Banco Mundial ha derivado en una estrategia de desarrollo para el mejor aprovechamiento del potencial económico y social de las llamadas “Áreas Revertidas”, que abarcan casi 1,500 kilómetros cuadrados entre el Atlántico y el Pacífico. La Estrategia para el Desarrollo de las Áreas Revertidas evaluó opciones de desarrollo para estos terrenos para atraer más inversión y generar más empleos, tomando en cuenta el impacto ambiental.

Para más resultados de Panamá, visite Crear mejores oportunidades para todos.

Última actualización: Abr 22, 2014


FINANCIAMIENTO

Panamá: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.