Apoyo del Banco Mundial a la educación: Un enfoque sistémico para lograr el aprendizaje para todos

Abril 28, 2014


Image

La educación es uno de los factores más importantes para poner fin a la pobreza e impulsar la prosperidad compartida. El Grupo del Banco Mundial está trabajando con asociados en todo el mundo para asegurarse de que 57 millones de niños que están fuera del sistema escolar puedan no solo terminar la escuela primaria, sino que también aprender y desarrollar las habilidades necesarias para la vida y el trabajo.

Desafío

A pesar de los importantes logros en las metas de los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) en educación —la paridad de género en la inscripción primaria y secundaria alcanzó casi al 97 % en 2011 y las tasas de término de la escuela primaria superaron el 90 % en 2011—, más de 50 millones de niños en edad de asistir a la escuela primaria siguen fuera del sistema escolar. Los cálculos indican que unas tres cuartas partes de esos niños viven en países afectados por la violencia. A nivel regional, más de la mitad de ellos vive en África y más de una quinta parte en Asia meridional. Además, en diversos grados, el progreso educativo está rezagado en casi todos los países debido a la situación de los pueblos indígenas, los bajos ingresos, las cuestiones de género o la discapacidad. 

El mejoramiento de los resultados en materia de aprendizaje requiere reformas e intervenciones estratégicas en todos los niveles del sistema educativo. Siguen existiendo enormes desafíos en el acceso a una educación significativa para las poblaciones más desfavorecidas, y hay una necesidad de aumentar el financiamiento para cerrar estas brechas y aumentar la calidad de la enseñanza a través de mejores políticas y de instituciones más sólidas. 

Solución

El Banco es una de las mayores fuentes externas de financiamiento para la educación en los países en desarrollo.

Desde que se lanzaron los ODM en el año 2000, el Banco ha invertido US$31 800 millones en la educación, incluyendo más de US$17 300 millones aportados por  la Asociación Internacional de Fomento (AIF). Para ayudar a los países a alcanzar sus metas de educación, se ofrecen servicios financieros y de conocimientos en forma de análisis, asesoramiento y asistencia técnica.

Estrategia de educación. La Estrategia de Educación 2020 del Grupo del Banco Mundial, titulada “Aprendizaje para todos: Invertir en los conocimientos y las capacidades de las personas para fomentar el desarrollo”, (i) responde a los desafíos que enfrentan los niños del siglo XXI, haciendo hincapié en la necesidad de invertir temprano, invertir con inteligencia e invertir  para todos. Se alienta a los países a empezar el aprendizaje a través de programas de desarrollo en la primera infancia, se crea un sólido ambiente de aprendizaje que mide este y mejora la rendición de cuentas, y se desarrollan habilidades para crear una fuerza de trabajo más productiva. 

Enfoque sistémico para lograr mejores resultados en la educación (SABER, por sus siglas en inglés).Las herramientas \SABER (i) ayudan a los países a evaluar sus políticas e instituciones educativas sobre la base de las mejores prácticas mundiales. SABER analiza la calidad de estas políticas e instituciones y entrega a las partes interesadas una herramienta para que puedan desarrollar un diálogo fructífero sobre políticas. Además, llena un vacío importante en materia de datos de políticas y conocimientos mundiales sobre qué es lo más importante para mejorar la calidad de la educación. 

Apoyo para los objetivos de desarrollo del milenio (ODM). En septiembre de 2012, el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, reafirmó la promesa del Banco en la Cumbre sobre los ODM de 2010 (i) de comprometer US$750 millones adicionales de la AIF en financiamiento para la enseñanza básica durante cinco años (2011-15) para ayudar a los países más pobres a acelerar el progreso en los ODM relativos a la educación. Hasta el 1 de abril de 2014, la AIF ha entregado US$939 millones adicionales en asistencia para la educación básica, superando su compromiso en un 25 % antes de lo previsto. 

Resultados

El apoyo del Banco Mundial ha contribuido a los siguientes logros a nivel mundial en el sector de educación:

  • Las tasas mundiales de finalización de la escuela primaria aumentaron del 81 % en 1999 al 91 % en 2011.
  • La matrícula primaria neta aumentó de 82 % en 1999 a 89 % en 2011.
  • La paridad de género en la matrícula primaria y secundaria alcanzó casi el 97 % en 2011.
  • Entre 1999 y 2011, el número total de niños que no asistía a la escuela en todo el mundo disminuyó de 108 millones a 57 millones, de los cuales 31 millones son niñas; esta cifra se redujo más de dos tercios en Asia meridional.
  • Todas las regiones del mundo aumentaron la inscripción a nivel preescolar entre 1999 y 2011; este indicador aumentó más del doble en Asia meridional, subiendo de 22 % a 50 % en el mismo periodo. 

La ayuda a iniciativas nacionales ha permitido conseguir los siguientes resultados en los países: 

  • En Indonesia: más de 500 000 niños pobres de entre 0 y 6 años, que viven en distritos de difícil acceso, recibieron educación en la primera infancia (2007-2013).
  • En Djibouti: se aumentó el acceso a la educación primaria agregando más de 100 salas de clase en áreas urbanas y rurales, lo que benefició a más de 7000 niños, incluidas 3300 niñas (2005-2011).
  • En la provincia Sindh de Pakistán: la matrícula neta de niñas y niños en la educación primaria en las zonas rurales aumentó de 61 % en 2007 a 72 % en 2011.
  • En Tanzanía: la tasa de finalización de la escuela primaria aumentó en 21 % en el caso de los niños y en 31 % en el caso de las niñas (2005-2012).
  • En Bangladesh: (i) se dio una “segunda oportunidad” de asistir a la escuela primaria a 790 000 niños que estaban fuera del sistema escolar, de los cuales más de la mitad eran niñas (2004-2012).
  • En Haití: (i)unas 1000 niñas adolescentes recibieron capacitación en competencias no técnicas y aptitudes interpersonales para facilitar su transición de la escuela al mundo del trabajo y mejorar sus posibilidades de empleo e ingresos potenciales (2012-13).

Influencia de SABER en el diálogo sobre políticas. Hasta la fecha, las herramientas SABER han sido aplicadas en más de 100 países y sus conclusiones están siendo consideradas en las inversiones en la educación en todos los niveles, desde el preescolar hasta la educación terciaria y el desarrollo laboral. En Bulgaria, el personal del Banco trabajó con contrapartes gubernamentales y una organización no gubernamental (ONG) local muy involucrada en los temas docentes para trazar el marco de la política docente, permitiendo un análisis más profundo y fundamentado en las buenas prácticas internacionales. En Angola, SABER ayudó a los funcionarios del Gobierno a establecer prioridades para consolidar el sistema de evaluación de los estudiantes del país, y también subrayó la necesidad de contar con personal capacitado y financiamiento estable para sostener las futuras evaluaciones de las reformas.


" Las salas de clase se han descongestionado y, debido a eso, los profesores y los estudiantes tienen un ambiente más propicio para enseñar y aprender "

Comerciante de la autoridad gubernamental local de Ungogo

Estado de Kano, Nigeria.

Contribución del Grupo del Banco Mundial

El Banco apoya la educación a través de nuevo financiamiento que promedia los US$2600 millones anuales y de los cuales más del 50 % proviene de la AIF. En el ejercicio de 2013, los nuevos compromisos del Banco para el sector de educación sumaron US$2900 millones. De este monto, US$1700 millones fueron destinados a la enseñanza básica (US$1300 millones fueron dirigidos a los países que son clientes de la AIF).

Durante el ejercicio de 2013, Asia meridional y África recibieron la mayor parte del financiamiento para educación de la AIF (US$705 millones y US$629 millones, respectivamente), mientras que América Latina y el Caribe fue la receptora del 60 % de los US$1100 millones entregados por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF). También se publicaron más de 200 textos educacionales, trabajos de investigación y productos de conocimientos, y se generaron e intercambiaron nuevos conocimientos a través de evaluaciones de impacto, documentos de políticas y mecanismos, incluidas las herramientas SABER.

Muchas operaciones del Banco en el ejercicio de 2013 se centraron en el acceso equitativo a la educación de alta calidad. Casi el 70 % de los proyectos propuso mejorar la calidad de la instrucción por medio de la capacitación de profesores, formadores de profesores, guías vocacionales e instructores de nivel terciario, con 11 operaciones que planificaron reformar los programas de estudios o relacionarlos para satisfacer mejor las demandas del mercado laboral. Además, el 88 % de los nuevos proyectos incluyó por lo menos una actividad centrada en el mejoramiento del acceso equitativo a la educación mediante subvenciones, becas, préstamos y programas de incentivos propuestos en el 54 % de las operaciones. 

Asociados

El Banco colabora con los organismos de las Naciones Unidas (ONU) y los asociados en la tarea del desarrollo para apoyar las metas educativas de los países, incluyendo los avances en los ODM. El Banco participa en la iniciativa del secretario general de la ONU La educación ante todo. (i) En el marco de esta, se han coorganizado varias mesas redondas de ministros destinadas a abordar el Aprendizaje para Todos, (i) en las cuales se han analizado medidas concretas para ayudar a garantizar que todos los niños puedan ir a la escuela y puedan aprender. 

El Banco es un asociado clave en la Alianza Mundial para la Educación (GPE, por sus siglas en inglés), (i) participando de manera activa en calidad de depositario, anfitrión de la Secretaría y custodio de una mayoría de las donaciones a los países. El Banco jugó un papel importante en la creación en 2002 de esta asociación, que ahora incluye a cerca de 60 países en desarrollo, Gobiernos donantes, organizaciones internacionales, el sector privado, profesores y grupos de ONG y de la sociedad civil. 

Además, se asocia con muchos donantes bilaterales, entre ellos Australia y el Reino Unido, que respaldan firmemente el enfoque SABER. El Fondo Fiduciario de Rusia de Ayuda a la Educación para el Desarrollo  da apoyo a la evaluación SABER de los estudiantes, así como también las actividades de evaluación del aprendizaje.

Otros donantes, como la Comisión Europea, Irlanda, Corea, los Países Bajos, Noruega, Japón y España, colaboran con el Banco en las operaciones o en el ámbito del conocimiento. Se trabaja con nuevos asociados, incluyendo la Iniciativa a favor del mundo árabe, el Grupo de Investigación sobre la Educación (BE²), el Grupo Consultivo sobre la Primera Infancia, la Red de Donantes del Pacto Mundial sobre el Aprendizaje, y Enseñanza para Todos para asegurar que estas iniciativas tengan un impacto mundial. La asociación con la Fundación Fondo de Inversión Infantil (i) también ha sido clave en el trabajo relativo al conocimiento. 

Próximos pasos

La asistencia del Banco para el sector de educación en los países de ingreso bajo y mediano continuará centrándose en el aprendizaje para todos, con un énfasis en un enfoque sistémico. A medida que se acerca rápidamente el plazo de 2015 de los ODM, se trabajará de manera colaborativa con la comunidad de desarrollo para definir indicadores clave de aprendizaje para el periodo posterior a 2015.

Beneficiarios

El Proyecto para el Sector de la Educación Estatal de Nigeria (i)  fue lanzado para involucrar a los estados y las autoridades locales en el mejoramiento de la calidad de la educación primaria y secundaria de primer ciclo, con especial atención en las niñas y los pobres. El proyecto ha proporcionado textos y salas de clase adicionales, lo que ha aumentado la asistencia de los estudiantes y la participación de los padres. En todo el país, casi 6500 profesores fueron capacitados a través de un programa de desarrollo profesional, y 1974 escuelas pusieron en práctica planes de desarrollo de la escuela aprobados y recibieron subvenciones. La AIF contribuyó con US$65,9 millones al proyecto, cuyos beneficiarios directos fueron cerca de 600 000 niños, de los cuales el 44 % eran niñas. “Las salas de clase se han descongestionado y, debido a eso, los profesores y los estudiantes tienen un ambiente más propicio para enseñar y aprender”, dijo un comerciante de Ungogo Gabas en la autoridad gubernamental local de Ungogo (estado de Kano). Un miembro de la comunidad indicó que el proyecto ha hecho una diferencia en la participación. “Gracias a este plan, el número de estudiantes mujeres casi se ha duplicado, y los estudiantes masculinos que no participaban en actividades de la escuela están muy interesados ahora”.

Image
97%
de paridad de género en la matrícula primaria y secundaria se alcanzó en 2011.