Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

COMUNICADO DE PRENSA Abril 02, 2020

El Grupo Banco Mundial pone en marcha las primeras operaciones de respaldo sanitario de emergencia contra la COVID-19 (coronavirus) y refuerza la respuesta en los países en desarrollo

El programa económico más amplio ofrecerá hasta USD 160 000 millones en los próximos 15 meses.

CIUDAD DE WASHINGTON, 2 de abril de 2020. El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó hoy un primer conjunto de operaciones de respaldo para casos de emergencia dirigido a países en desarrollo de todo el mundo, a través de un mecanismo exclusivo de desembolso rápido para responder a la COVID-19 (coronavirus). ; por otra parte, se avanza con nuevas operaciones en más de 40 países mediante el proceso de desembolso acelerado. Asimismo, el Banco Mundial está trabajando en todo el mundo para redireccionar los recursos (i) de proyectos actuales financiados por la institución, por valor de hasta USD 1700 millones, a través de la reestructuración, el uso de los componentes de respuesta contingente en casos de emergencia y la activación de la opción de giro diferido ante el riesgo de catástrofes en cada una de las regiones.

que ayudarán a los países a responder a las consecuencias de salud inmediatas de la pandemia e impulsar la recuperación económica. El objetivo del programa económico más amplio es reducir el tiempo de recuperación, crear las condiciones para el crecimiento, apoyar a las pequeñas y medianas empresas, y ayudar a proteger a las personas pobres y vulnerables. Estas operaciones se orientarán principalmente a la lucha contra la pobreza, con especial énfasis en el financiamiento basado en políticas, y la protección de los hogares más pobres y el medio ambiente.

“El Grupo Banco Mundial está adoptando medidas amplias y rápidas para reducir la propagación de la COVID-19 y ya ha puesto en marcha operaciones de respuesta sanitaria en más de 65 países”, dijo David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial. “Estamos trabajando para reforzar la capacidad de los países en desarrollo para responder a la pandemia de la COVID-19 y reducir el tiempo necesario para lograr la recuperación económica y social. Es probable que los países más pobres y vulnerables sufran las peores consecuencias, por lo que nuestros equipos de todo el mundo continuarán centrando la atención en soluciones nacionales y regionales para hacer frente a la crisis actual”.

En respuesta a las extendidas interrupciones en la cadena de suministro, el Banco Mundial también está ayudando a los países a acceder a insumos médicos de importancia crítica mediante el contacto con los proveedores en nombre de los Gobiernos. También está alentando a otros a proporcionar respaldo financiero a los países en desarrollo como parte de la respuesta sanitaria a la COVID-19.

“Este paquete de respuesta rápida servirá para salvar vidas y ayudará a detectar, prevenir y combatir la COVID-19 en los países donde trabaja la institución”, dijo Axel van Trotsenburg, director gerente de operaciones del Banco Mundial. “Nuestras operaciones en los países se coordinarán a nivel mundial para garantizar que se compartan las mejores prácticas, en particular los enfoques para reforzar los sistemas nacionales de salud y prepararse para posibles brotes futuros de este terrible virus”.

Estos son algunos de los proyectos aprobados inicialmente:

  • África: Un monto de USD 82 millones ayudará a Etiopía a abordar necesidades críticas relacionadas con la preparación y la respuesta ante la COVID-19, lo que incluye provisión de equipamiento médico de importancia vital, fortalecimiento de la capacidad de los sistemas de salud y apoyo para establecer centros de tratamiento. En la República Democrática del Congo se utilizarán USD 47 millones para ofrecer apoyo inmediato al establecimiento de estrategias de contención, la capacitación del personal médico y el equipamiento de las instalaciones para garantizar una rápida detección de casos y el rastreo de contactos.
  • Asia oriental y el Pacífico: En Mongolia, USD 26,9 millones servirán para proporcionar capacitación a médicos, enfermeros y paramédicos encargados de emergencias; adquirir equipos y suministros médicos y de laboratorio; rehabilitar las instalaciones de atención de la salud, y reforzar la capacidad del país para responder a las crisis sanitarias. En Camboya se destinarán USD 20 millones para establecer laboratorios y centros de aislamiento y tratamiento en 25 hospitales de derivación, y equiparlos con suministros médicos y de análisis esenciales.
  • Europa y Asia central: En Tayikistán se utilizarán USD 11,3 millones para ampliar la capacidad de terapia intensiva con equipos, suministros y capacitación, además de mejorar la coordinación con el público. Los hogares más vulnerables también estarán protegidos a través de asistencia social temporal. En la República Kirguisa, USD 12,15 millones ayudarán a mejorar la disponibilidad de suministros médicos y equipos de hospital y la capacitación del personal, además de suministrar insumos médicos y para los laboratorios, equipamiento para las salas de cuidados intensivos, y fondos para la preparación de hospitales.
  • América Latina y el Caribe: Haití, el país más pobre de la región, se beneficiará con el apoyo inmediato de una donación de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) por valor de USD 20 millones para minimizar la transmisión de la COVID-19 a través de la realización de más análisis, de modo que los equipos de detección temprana y respuesta rápida ayuden a contener los brotes. El financiamiento servirá para movilizar personal sanitario adicional y adquirir equipos para mejorar la atención de los pacientes. En Ecuador se utilizarán USD 20 millones para ayudar a financiar la adquisición de suministros médicos destinados a casos de COVID-19 y el equipamiento de un mayor número de unidades de terapia intensiva y habitaciones de aislamiento. El apoyo también contribuirá a financiar la estrategia nacional de comunicaciones y la divulgación de mensajes de prevención y protección a corto y mediano plazo.
  • Oriente Medio y Norte de África: Se implementará una donación de la AIF de USD 26,9 millones en asociación con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ayudar a Yemen a limitar la propagación y mitigar los riesgos asociados con la COVID-19. El Banco Mundial también respalda la implementación del Plan de Preparación de Djibouti, con un crédito de la AIF por valor de USD 5 millones. El apoyo se centrará en las necesidades inmediatas de respuesta a la pandemia, al tiempo que ayudará a reforzar los sistemas de salud de todo el país.
  • Asia meridional: Con un respaldo de USD 100 millones, Afganistán podrá desacelerar y limitar la propagación de la COVID-19 mediante el mejoramiento de la detección, la vigilancia y los sistemas de laboratorio, y reforzar la prestación de servicios de salud esenciales y de terapia intensiva. En India el financiamiento de emergencia por valor de USD 1000 millones respaldará la mejora de los exámenes iniciales, el rastreo de contactos y los diagnósticos de laboratorio; la adquisición de equipo de protección para el personal, y la creación de nuevas guardias de aislamiento. Con USD 200 millones se apoyará la respuesta de preparación y emergencia de Pakistán en el sector de salud, lo que incluirá medidas de protección social y educación para ayudar a los pobres y vulnerables a hacer frente a los impactos inmediatos de la pandemia.

 


Conjunto inicial de proyectos de respuesta de emergencia ante la COVID-19 financiados en virtud del mecanismo de desembolso rápido*

País

USD (millones)

País

USD (millones)

Afganistán

100,4

Mauritania

5,2

Argentina

35,0

Mongolia

26,9

Cabo Verde

5,0

Pakistán

200,0

Camboya

20,0

Paraguay

20,0

Djibouti

5,0

Rep. Dem. del Congo

47,2

Ecuador

20,0

República Kirguisa

12,5

Etiopía

82,6

Santo Tomé y Príncipe

2,5

Gambia

10,0

Senegal

 20,0

Ghana

35,0

Sierra Leona

7,5

Haití

20,0

Sri Lanka

128,6

India

1000,0

Tayikistán

11,3

Kenya

50,0

Yemen

26,9

Maldivas

7,3

 

 

* El total de proyectos muestra el monto completo de la operación, el financiamiento del mecanismo de desembolso rápido, así como los fondos de la decimoctava reposición de los recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF-18), el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, los fondos fiduciarios o los fondos concentrados al inicio de la AIF-19.

La Corporación Financiera Internacional (IFC) proporcionará USD 8000 millones en financiamiento para ayudar a las empresas privadas afectadas por la pandemia y preservar el empleo. De hecho, ya está trabajando para apoyar rápidamente a un grupo de aproximadamente 300 empresas de distintos mercados emergentes de modo de reforzar la actividad del sector privado.

Parte de la intervención de IFC consistirá en ofrecer líneas de financiamiento para el comercio y capital de trabajo a las instituciones financieras asociadas, así como apoyo a los clientes actuales de los sectores de infraestructura, manufacturas, agricultura y servicios que son vulnerables a la pandemia. Hasta la fecha, se ha comprometido a realizar 470 operaciones por un monto de USD 545 millones en líneas de financiamiento para el comercio a través de su Programa Mundial de Financiamiento para el Comercio; del total, un 54 % se destinó a países de ingreso bajo y en situación de fragilidad y un 29 % a África al sur del Sahara y Oriente Medio y Norte de África.

El respaldo financiero más amplio incluye USD 6000 millones en garantías del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), que ofrece seguros contra riesgos políticos y mejoramiento del crédito a inversionistas y entidades de financiamiento del sector privado.


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2020/157/EXC

Contacto

En la ciudad de Washington:
David Theis
(202) 458-8626
dtheis@worldbankgroup.org
Transmisiones por medios audiovisuales:
David Young
(202) 473-4691
dyoung7@worldbank.org
Api
Api