RESEÑA 22 de febrero de 2019

Datos básicos: El apoyo del Banco Mundial ante el décimo brote de ébola en la República Democrática del Congo

Image

Familiares esperan y observan desde el exterior de una carpa transparente utilizada para tratar pacientes de ébola en la República Democrática del Congo - Vincent Tremeau / Banco Mundial 2019


CONTEXTO

Desde el 1 de agosto de 2018, la República Democrática del Congo (RDC) lucha contra un grave brote de ébola, el décimo que enfrenta el país desde 1976. El Banco Mundial apoya la respuesta directa del Gobierno y los asociados internacionales en las provincias de Kivu del Norte e Ituri, en la región oriental del país, que limitan con Uganda, Sudán del Sur y Rwanda. La respuesta sanitaria es complicada debido a la situación de conflicto y falta de seguridad que existe en la zona, las tensiones sociales y la incertidumbre política, que provocan resistencia de la comunidad ante los esfuerzos por contener el brote.

El papel del Banco Mundial

·      La prioridad del Banco Mundial en la RDC es limitar la devastación humana causada por el ébola haciendo posible que los trabajadores de la salud eviten nuevas infecciones, brinden tratamiento, limiten el contagio y salven vidas, con el objetivo último de contener el brote.

·       El Banco Mundial es el principal proveedor de apoyo financiero en esta respuesta conjunta del Gobierno de la RDC y los asociados internacionales, pues financiará más de la mitad del costo de la campaña general desde su inicio. El financiamiento proviene de la Asociación Internacional de Fomento (AIF, el fondo del Banco Mundial para los países de ingreso bajo) y del mecanismo de efectivo del Mecanismo de Financiamiento de Emergencia para Casos de Pandemia (MFEP), un novedoso servicio de financiamiento creado específicamente para combatir las pandemias.

El financiamiento aportado por el Banco Mundial abarca tres áreas clave: medidas de respuesta urgente ante el brote de ébola, fortalecimiento del sistema de salud de la RDC, e inversiones en medidas de preparación frente a las pandemias en la RDC y los países vecinos para minimizar el riesgo de propagación.

Impacto:

Medidas de respuesta urgente ante el brote de ébola

·       En todas las áreas afectadas, el Banco Mundial apoya los dispensarios que proporcionan atención de salud y medicamentos esenciales en forma gratuita. Esto ha permitido eliminar las dificultades financieras de los pacientes que requieren atención de salud y se ha traducido en un incremento de entre tres y cinco veces el número de pacientes que acuden a buscar tratamiento, lo cual facilita la detección del ébola.

·       Se han establecido 10 centros para el tratamiento del ébola en Beni, Bunia, Butembo, Goma, Katwa, Kayina, Komanda, Mandima, Manginaet y Tchomia.

·       El 60 % de los trabajadores de salud que prestan atención directa en las zonas afectadas por el ébola (1800 trabajadores) reciben prestaciones por condiciones de trabajo peligrosas.

·       Se han instalado 5216 estaciones para el lavado de manos a fin de asegurar la higiene y limitar el contagio.

·       7 laboratorios móviles y 67 equipos de seguimiento de casos realizan el rastreo de contactos y la vigilan la enfermedad.

·       21 equipos de descontaminación velan por la limpieza y la eliminación de manera segura de los artículos infectados.

·       75 equipos de apoyo psicosocial han distribuido 3000 conjuntos de materiales de apoyo psicosocial a las familias de los pacientes.

·       Las campañas de participación comunitaria han ayudado a aumentar el nivel de conocimientos sobre cómo limitar el contagio del ébola, fomentar el apoyo comunitario y asegurar que los nuevos casos se informen de inmediato y los pacientes reciban tratamiento.

·       Más de 80 000 personas han sido vacunadas a través de una novedosa respuesta coordinada que cuenta con el respaldo de numerosos asociados, entre ellos la Alianza Mundial para el Fomento de la Vacunación y la Inmunización (GAVI).

Fortalecimiento del sistema de salud de la RDC

·       La respuesta frente al actual brote de ébola se basa en varios años de colaboración del Banco Mundial con otros asociados para ayudar a construir el sistema de salud de la RDC, lo que ha permitido a ese país asumir el protagonismo en la respuesta frente a esta enfermedad.

·       Expertos técnicos del Banco Mundial han ayudado a elaborar los planes estratégicos de respuesta contra el ébola formulados juntamente por el Gobierno y asociados internacionales para combatir el brote.

·       Se creará el Centro de Excelencia para el Ébola (CEE), que constituiría la base de una institución nacional de salud pública para la RDC y podría cumplir una función a nivel regional en el contexto de los brotes de ébola.

Inversión en medidas de preparación ante pandemias en la RDC y otros países

Se ha dispuesto un Plan de Preparación de los Países Vecinos y financiamiento para los nueve países que limitan con la RDC, en caso de que el brote traspase las fronteras.

A pesar de esta mayor respuesta coordinada ante el ébola, la situación en la RDC sigue siendo grave. El Banco Mundial mantiene su total compromiso de apoyar la respuesta directa del Gobierno de la República Democrática del Congo y los asociados internacionales hasta que se haya contenido el brote.