Junta de Gobernadores

La Junta de Gobernadores, el máximo órgano responsable de formular políticas en el Banco Mundial, está constituida por un Gobernador y un suplente para cada uno de los 188 países miembros de la institución. El cargo lo ocupa normalmente el Ministro de Finanzas, el Presidente del Banco Central o un alto funcionario de rango similar del país. Los Gobernadores y suplentes desempeñan el cargo por períodos de cinco años y pueden ser reelegidos.

Si el país es miembro del Banco y además miembro de la Corporación Financiera Internacional (IFC) o la Asociación Internacional de Fomento (AIF), entonces el Gobernador elegido y su suplente ejercen de oficio como tales en las Juntas de Gobernadores de IFC y la AIF. Ellos representan también a sus países en el Consejo Administrativo del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (i) (CIADI), salvo que se indique lo contrario. Los Gobernadores y suplentes para el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (i) (MIGA) se designan por separado.

Rol de la Junta de Gobernadores

Toda la autoridad del Banco se confiere a la Junta de Gobernadores que es el organismo decisorio principal de la institución de acuerdo con el Convenio Constitutivo. Sin embargo, la Junta delega toda su autoridad en los Directores Ejecutivos, salvo lo que se menciona en dicho Convenio Constitutivo. Las responsabilidades incluyen:

  • Admisión y suspensión de miembros.
  • Aumento y reducción del capital social autorizado.
  • Determinación de la distribución de los ingresos netos del Banco.
  • Decisión sobre apelaciones a partir de las interpretaciones del Convenio Constitutivo por parte de los Directores Ejecutivos.
  • Formalización de acuerdos globales formales para colaborar con otras organizaciones internacionales.
  • Suspensión permanente de las operaciones del Banco.
  • Aumento del número de Directores Ejecutivos elegidos.
  • Aprobación de reformas al Convenio Constitutivo.