Directorio Ejecutivo

El Directorio Ejecutivo* está constituido por el Presidente del Grupo del Banco Mundial y 25 Directores Ejecutivos (i) que actúan como una unidad. El Presidente es el funcionario que lo encabeza y habitualmente no tiene derecho a voto, salvo por un voto decisivo en caso de una situación de equidad. Los Directores Ejecutivos, como individuos, no pueden ejercer ninguna autoridad ni comprometer o representar al Banco, a menos que el Directorio así lo autorice de manera específica. El número aumentó en uno, sumando 25, a partir del 1 de noviembre de 2010.

Los suplentes tienen plenos poderes para actuar en ausencia de sus respectivos Directores Ejecutivos. Por otra parte, los asesores principales y otros asesores ayudan a los Directores Ejecutivos en su trabajo y estos pueden, junto con los suplentes, asistir a la Mayoría de las reuniones del Directorio en calidad de consejeros sin derecho a voto.

Composiciones anteriores

Los primeros Directorios estaban constituidos por 12 Directores Ejecutivos, según se estableció en el Convenio Constitutivo del BIRF, Artículo V, Sección 4(b) (i). El aumento en el número de Directores Ejecutivos elegidos requiere de la decisión de la Junta de Gobernadores por una Mayoría de 80% del derecho de voto total. Antes del 1 de noviembre de 1992, había 22 Directores Ejecutivos, 17 de los cuales eran elegidos. En 1992, en vista del gran número de nuevos miembros que se incorporaron al Banco, esta cantidad subió a 20. Los dos nuevos escaños, Rusia y un grupo nuevo en torno a Suiza, hicieron que el número total se incrementara a 24. El número aumentó en uno, sumando 25, a partir del 1 de noviembre de 2010.

Derecho a voto

El Banco Mundial y el FMI adoptaron un sistema de votación ponderado. De acuerdo con el Convenio Constitutivo del BIRF, el ingreso al Banco está abierto a todos los miembros del FMI. Los países que postulan para ingresar al Fondo deben suministrar datos acerca de su economía, los que se comparan con los datos de otros miembros con economía de similar tamaño. Luego se asigna una cuota equivalente a la suscripción del país a la institución y se determina su derecho a voto.
Se asigna a cada nuevo país miembro del Banco 250 votos, más un voto adicional por cada acción en el capital social de la institución. La cuota asignada por el Fondo se utiliza para determinar el número de acciones que se distribuye a cada uno de estos nuevos miembros.

Los cinco miembros con el Mayor número de acciones (actualmente Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido) designan a cinco Directores Ejecutivos. China, la Federación de Rusia y Arabia Saudita eligen su propio Director Ejecutivo. Los demás son nombrados por los otros miembros. La distribución del derecho a voto varía de un organismo a otro dentro del Grupo del Banco Mundial.

La Secretaría es responsable de coordinar el proceso para que los miembros completen sus aumentos periódicos de capital en el BIRF, la AIF, IFC y MIGA. Además, entrega asesoría sobre los procedimientos de suscripción de acciones adicionales en virtud de la autorización conferida en las resoluciones aprobadas por las Juntas de Gobernadores, incluidos los documentos necesarios y los pagos de las subscripciones de capital.

Cuestiones de ética

El Código de Conducta para Funcionarios del Directorio (i), en vigencia desde el 1 de noviembre de 2007, sustituye los procedimientos del Código de Conducta y Comité de Ética aprobados en agosto de 2003.

Este Código establece los principios y las normas éticas para los Directores Ejecutivos, los Presidentes de cada una de las organizaciones, las personas designadas por los Directores Ejecutivos, los individuos postdesignados por los Directores Ejecutivos, los Directores Ejecutivos suplentes, las personas designadas por los Directores Ejecutivos suplentes, los individuos postdesignados por los Directores Ejecutivos suplentes, los Directores Ejecutivos suplentes temporales, los asesores principales y otros asesores de los Directores Ejecutivos (colectivamente, “funcionarios del Directorio”) que guardan relación o tienen influencia respecto de su situación y responsabilidades en las organizaciones del Grupo del Banco Mundial.

Además, estipula que, debido a que estos funcionarios tienen responsabilidades que se establecen en el Convenio Constitutivo, los reglamentos y documentos relacionados de las organizaciones, su conducta personal y profesional debe cumplir con las normas y procedimientos que indica dicho Código. Conforme a este Código de Conducta, el Directorio creó un Comité de Ética para hacerse cargo de este tipo de cuestiones en relación con los funcionarios, a fin de garantizar un buen gobierno según el Código. El Comité de Ética tiene autoridad para asesorar a los funcionarios del Directorio o al Presidente en materias relacionadas con conflictos de intereses, declaraciones anuales u otros aspectos éticos de conducta que les competen e investigar supuestos comportamientos indebidos.

*Si bien el Convenio Constitutivo de IFC (i) y el Convenio de MIGA (i) designan Directorios Ejecutivos, cuando se hace referencia a los miembros del Grupo del Banco Mundial, estos se denominan colectivamente Directores Ejecutivos.