Colombia: panorama general

Después de casi dos años y medio de haberse iniciado, las negociaciones de paz siguen siendo el objetivo principal en la agenda política del gobierno del Presidente Santos.  Se han alcanzado acuerdos en tres de los cinco puntos de la agenda: drogas ilícitas (mayo del 2014), desarrollo rural (junio del 2013) y participación política (diciembre del 2013). Los dos puntos pendientes son la terminación del conflicto y la reparación a las victimas (actualmente en negociación).  

Gracias a una gestión macroeconómica eficaz, el crecimiento de Colombia fue del 4,6 por ciento en 2014 superando los efectos iniciales de la caída de los precios internacionales del petróleo. El crecimiento en 2015 fue superior al promedio regional (1,5 por ciento del PIB), impulsado principalmente por la construcción y los servicios, que ayudaron a compensar la contracción en las actividades extractivas.

El crecimiento de la agricultura y las actividades manufactureras fue modesto. Desde el punto de vista de la demanda, la actividad económica fue impulsada por el consumo interno y la inversión privada, que compensaron la desaceleración en las exportaciones. Futuras reducciones en los precios del petróleo y cambios en la política monetaria estadounidense impactarán la economía colombiana en 2015 y se espera que el crecimiento se reduzca hasta el 3,5 por ciento.

El desempleo alcanzó un mínimo histórico (9,1 por ciento en 2014) a raíz de importantes reformas destinadas a reducir los costos laborales no salariales.

La gestión fiscal sigue siendo una de las más sólidas de la región. El gobierno ha cumplido con la regla fiscal que fue instituida por primera vez en 2012. En 2014, el déficit fiscal estructural fue de 2,3 por ciento del PIB, similar al nivel del 2013 y en línea con la regla fiscal. Los precios del petróleo por debajo de lo esperado generaron un déficit adicional del 0,1 por ciento del PIB, por lo que el déficit del gobierno central alcanzó el 2,4 por ciento del PIB en 2014. Se espera que el déficit fiscal estructural en 2015 se ubique en el orden de 2,2 por ciento del PIB, aunque la fuerte caída en los precios del petróleo podría llevar el déficit total del gobierno central al 2,8 por ciento, lo cual le permitirá al gobierno acomodar temporalmente la disminución de los ingresos derivados del petróleo.

La deuda pública aumentó ligeramente en 2014 (de 37,2 por ciento del PIB a 38,6 por ciento), luego de un balance más elevado en los bonos emitidos tanto interna como externamente y la devaluación del peso. Colombia sigue teniendo amplio acceso al financiamiento tanto interno como externo. Respecto a la estructura de la deuda pública, hubo un aumento en el tiempo de vencimiento promedio que actualmente es de más de 7 años en comparación con alrededor de 5 años en 2006, mientras que la inmensa mayoría de la deuda pública sigue estando denominada en pesos (76 por ciento) y a una tasa fija (94 por ciento).

La Alianza Estratégica con Colombia | AÑO FISCAL 2012-16 busca apoyar los objetivos de desarrollo del gobierno y garantizar la calidad de los servicios financieros, de conocimiento y convocatoria del Banco para responder a las necesidades específicas del país. Respalda al gobierno conforme a tres pilares estratégicos:

  •  Expansión de oportunidades para la prosperidad social;
  •  Crecimiento sostenible con una mayor capacidad de recuperación ante el cambio climático; y
  •  Crecimiento inclusivo con mayor productividad.

El informe de progreso está en preparación.

Colombia es uno de los diez mayores prestatarios del Banco en términos de exposición al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento con US$7900 millones de deuda pendiente, lo que representa cerca del 7 por ciento de la cartera total del BIRF. Los compromisos netos actualmente se sitúan en US$2800 millones, US$1400 millones de los cuales aún no han sido desembolsados.

 

 

 

 

 

 

 

 

La cartera activa incluye 15 préstamos del BIRF. Durante el año fiscal 2014, el Banco aprobó tres préstamos por un total de US$870 millones. Las aprobaciones de US$1400 millones para el año fiscal 2015 se reflejan en dos grandes Préstamos para Políticas de Desarrollo (DPL por sus siglas en inglés)

En particular, el Banco apoya los esfuerzos colombianos por mejorar la gestión del sector público en los municipios, con la intención de reducir la pobreza y la inequidad en las regiones. También respalda el transporte público urbano; el proceso Post Conflicto y de Consolidación de la Paz (mayormente a través de un fondo fiduciario de múltiples donantes), así como gestión de riesgos ante desastres naturales a largo plazo y una estrategia de financiamiento para riesgos ante catástrofes, a través del Tesoro del Banco.

El Banco también está ayudando a fortalecer las áreas nacionales protegidas de Colombia a través de servicios de coordinación entre agencias de gobierno y la población local.

Asimismo, a la fecha 2400 fincas en 13 departamentos colombianos se han beneficiado de un proyecto de ganadería sostenible. Los ganaderos recibieron asistencia técnica en sistemas ganaderos ambientalmente amigables. Actualmente existen 25.000 hectáreas bajo sistemas ganaderos ambientalmente amigables.

A través del Programa Paz y Desarrollo Regional, se generaron activos sociales, económicos y ambientales para 90.000 personas. Más de 700 subproyectos fueron implementados por organizaciones sociales y comunitarias.

 Puede leer más sobre los resultados del Banco Mundial en Colombia aquí.

 


FINANCIAMIENTO

Colombia: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.