Colombia: panorama general

  • El presidente Iván Duque Márquez, comenzó su mandato presidencial el 7 de agosto de 2018, el cual terminará el 7 de agosto de 2022.  Duque, del partido Centro Democrático, ganó las elecciones al lograr el 53,95% de la votación (10.351.304 de votos) mientras su rival Gustavo Petro alcanzó el 41,83% (8.024.697 votos). Los pilares de su gobierno son la legalidad, emprendimiento, y equidad, con ejes transversales en materia de: infraestructura, sostenibilidad ambiental e innovación.

    Duque ha insistido en la austeridad y responsabilidad en el manejo de los recursos públicos durante su mandato. El nuevo mandatario también presentará una reforma fiscal ante el congreso que busca que comience a regir a partir del primero de enero del 2019.

    El crecimiento económico en el país se desaceleró a 1.8 por ciento en 2017. El consumo privado se ajustó al impacto puntual del aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de tres puntos (pp). El consumo del gobierno se mantuvo moderado debido a los continuos esfuerzos de consolidación fiscal.

    Por el lado de la oferta, la producción industrial disminuyó en 2017, principalmente por un débil desempeño de las industrias extractivas, ya que la producción de oro, platino y plata se desplomó. La producción de petróleo y gas disminuyó casi un cuatro por ciento y la producción de refinación también se redujo. Asimismo, la producción manufacturera de textiles y bebidas disminuyó.

    Los servicios financieros y sociales fueron los que más contribuyeron al crecimiento, mientras que el sector agrícola se expandió un 4,9 por ciento a medida que los efectos del fenómeno de El Niño se disiparon y el sector pecuario se expandió más rápidamente.

    Se espera que el crecimiento se fortalezca gradualmente durante el periodo 2018-2020, y que sea del 2.7 en el 2018 y hasta de un 3.6 % para el 2020, respaldado por el alza en el precio del petróleo, por una mayor demanda del sector privado y una aceleración en la implementación del programa de infraestructura 4G. La reforma estructural tributaria de 2016 está aún por alcanzar su máximo potencial de movilización de ingresos, dado que la baja actividad económica y las demoras en la reforma de la administración tributaria han afectado la recaudación.

    Esfuerzos de consolidación fiscal adicionales son importantes para la creación del espacio fiscal necesario para los gastos relacionados con el postconflicto y para proteger el gasto público de inversión, asegurando al mismo tiempo que la regla fiscal se está cumpliendo. La regla fiscal exige que el déficit del gobierno central se reduzca en un 2.6 % del PIB para el 2022, a 1% del PIB. El déficit estructural debe reducirse en un 0.9 % del PIB para alcanzar 1% del PIB. El cumplimiento continuo de la regla fiscal, instituida por primera vez en el 2012 muestra que el manejo fiscal permanece fuerte.

    El régimen de tasa de cambio flexible es una de las primeras líneas de defensa frente a los choques externos. Dado el régimen de meta de inflación, la tasa de cambio actuó como el principal amortiguador, depreciando más del 70% entre mediados de julio y principios de 2016, antes de apreciarse ligeramente en el 2017.

    El déficit de la cuenta corriente se ajustó más de lo esperado alcanzando 3.3 % del PIB dado que los términos de intercambio mejoraron por más del 15% mientras que la demanda externa se fortaleció. Se espera que el déficit de la cuenta corriente se mantenga por debajo del 3.5 % del PIB apoyado por el alza de los precios del petróleo, una recuperación gradual de las exportaciones no petroleras, y a pesar de una baja marginal en la producción petrolera.

     Se espera que la inflación permanezca dentro del rango objetivo de 3+1pp, dada la prudente política monetaria, las expectativas de inflación ancladas y a un exceso de capacidad. 

    Última actualización: 16 de abril, 2018

     

  • El Marco de Alianza de País (año fiscal 2016-21) busca apoyar los objetivos de desarrollo del gobierno y garantizar la calidad de los servicios financieros, de conocimiento y convocatoria del Grupo Banco Mundial (GBM) para responder a las necesidades de desarrollo específicas de Colombia. El programa respalda al gobierno conforme a tres pilares estratégicos:

    ·   Promoción de un desarrollo territorial equilibrado

    ·   Incremento de la movilidad e inclusión social a través de una mejor prestación de servicios

    ·   Apoyo a la sostenibilidad y la productividad fiscal

    Colombia es el séptimo prestatario del Banco Mundial en términos de exposición al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) con US$9.6 mil millones de deuda pendiente.

    La cartera activa incluye 11 operaciones de crédito del BIRF, 2 proyectos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), y 1 proyecto para sostenibilidad de bajo carbón en la Orinoquia, con compromisos netos cercanos a US$2.1 mil millones.

    Colombia también tiene un portafolio de donaciones de US$85 millones en una variedad de sectores.

    Última actualización: 16 de abril, 2018

     

  • En el año fiscal 2017, dos financiamientos de políticas del desarrollo (DPF por sus siglas en inglés), y dos créditos de inversión (IPF por sus siglas en ingles), fueron aprobados, por un monto cercano a los US $1,700 millones.

    El Banco apoya los esfuerzos colombianos por mejorar la gestión del sector público en los municipios, para reducir la pobreza y la inequidad. También respalda el transporte público urbano, el proceso post conflicto y de consolidación de la paz (mayormente a través de un fondo fiduciario de múltiples donantes), así como la gestión de riesgos ante desastres naturales a largo plazo y una estrategia de financiamiento para riesgos ante catástrofes, a través del Tesoro del Banco.

    El Banco apoya los esfuerzos colombianos por mejorar la gestión del sector público en los municipios, para reducir la pobreza y la inequidad. También respalda el transporte público urbano, el proceso post conflicto y de consolidación de la paz (mayormente a través de un fondo fiduciario de múltiples donantes), así como la gestión de riesgos ante desastres naturales a largo plazo y una estrategia de financiamiento para riesgos ante catástrofes, a través del Tesoro del Banco.

    Ayuda a fortalecer las áreas nacionales protegidas de Colombia a través de servicios de coordinación entre agencias de gobierno y la población local.

    Al 31 de diciembre de 2017, 2.998 fincas en 12 departamentos/87 municipios colombianos se beneficiaron de un proyecto de ganadería sostenible. Los ganaderos recibieron asistencia técnica en sistemas ambientalmente amigables. Actualmente existen 77.238 hectáreas bajo sistemas ambientalmente amigables.

    Durante los últimos 15 años, más de medio millón de estudiantes de educación superior en Colombia, especialmente de contextos socioeconómicos vulnerables, se han beneficiado de proyectos de inversión del Banco Mundial y han podido acceder a una educación de calidad. El Programa de Acceso con Calidad a la Educación Superior (ACCES) y el Programa de Acceso y Calidad de la Educación Superior (PACES), que beneficiará a unos 287 mil estudiantes, se enfocan en el apoyo estudiantes de contextos socioeconómicos desfavorables, así como también a indígenas, afro-colombianos, a estudiantes de zonas apartadas y a víctimas del conflicto armado.

    Última actualización: 16 de abril, 2018

     Puede leer más sobre los resultados del Banco Mundial en Colombia aquí.

     

Api

FINANCIAMIENTO

Colombia: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.


GALERÍA DE FOTOS

Más fotos Arrow

Recursos adicionales

Contactos en la oficina del país

COLOMBIA: (57) 1 - 3263600
Cr 7 # 71 - 21, Torre A, piso 16
jbedoyavilla@worldbank.org
EEUU +1 202 473-1000
1818 H Street NW, Washington, DC 20433, USA
jbedoyavilla@worldbank.org