ARTÍCULO

Barrio Ciudad, una visión de país que se hace realidad en Honduras

Junio 07, 2013


Image

Las mejoras en infraestructura básica aumentaron la conectividad y seguridad de los barrios hondureños.

Banco Mundial

Destacados
  • El proyecto, cofinanciado por el Banco Mundial, mejora la calidad de los pobres urbanos a la vez que busca reducir la violencia
  • 15 barrios en 8 municipalidades se han visto beneficiadas por la construcción y mejoras de infraestructuras y creación de espacios lúdicos
  • La asociación entre el Gobierno, la sociedad civil y el sector privado fortalece el liderazgo comunitario y la confianza de los pobladores

Yordi Castellanos es un niño de unos 12 años que vive en Puerto Cortés, una pequeña península en el norte de Honduras, de cara al mar Caribe. Allí, en la colonia de San Ramón, Yordi está de celebración tras la inauguración de un polideportivo que cambiará la vida de sus pobladores, en especial de jóvenes y niños.

“Estaba desesperado porque lo terminaran y me siento feliz porque mi deporte favorito es el fútbol, ya no tendremos que jugar en la calle. Gracias por pensar en nosotros los niños”, comenta Yordi con una gran sonrisa.

Este polideportivo es sólo una de las obras de construcción y mejoramiento de infraestructuras en las zonas más pobres de varias municipalidades hondureñas que forman parte del Proyecto Barrio Ciudad, implementado por el Fondo Hondureño de Inversión Social y cofinanciado por el Banco Mundial.

Quince barrios de las municipalidades de Choloma, El Progreso, Siguatepeque, Puerto Cortés, Comayagua, Danlí, Villanueva y Santa Rosa de Copán están viviendo una nueva realidad: viviendas con acceso a agua potable y sistemas de alcantarillado, cunetas de aguas de lluvia, alumbrado público, carreteras de acceso pavimentadas, gradas en las laderas, construcción de espacios recreativos y deportivos, así como limpieza de calles y descampados.

A esto se suma el entrenamiento de más de 600 líderes en temas de desarrollo comunitario y la capacitación de otros cientos de jóvenes y pobladores en manejo ambiental y en temas de prevención de la violencia.

“Con este tipo de proyectos nosotros también contribuimos con el plan de visión de país, que es reducir la conflictividad social, sobre todo a fomentar los espacios de convivencia, de cohesión social con los jóvenes y con los líderes”, afirma Zunilda Martell, coordinadora del proyecto Barrio Ciudad.


" Me siento feliz porque mi deporte favorito es el fútbol, ya no tendremos que jugar en la calle "

Yordi Castellanos

12 años, Puerto Cortés

Más seguridad, menos delincuencia

Honduras tiene el triste reconocimiento de ser el país más violento del mundo, con 82 asesinatos por cada 100.000 habitantes, según Naciones Unidas. Es en sus barrios urbanos más pobres donde la delincuencia se hace sentir con más fuerza. Es allí donde Barrio Ciudad está buscando dar una alternativa a los jóvenes mejorando su entorno y ofreciéndoles la oportunidad de llevar una vida digna.

“Los niños ya no tendrán que jugar en las calles, ahora lo harán en un lugar más seguro. Ya no correrán tanto peligro, estaremos tranquilos sabiendo que nuestros pequeños ya no se exponen al peligro donde cualquier cosa les puede pasar, y si nuestros hijos están seguros, que más felicidad”, afirma Juana Márquez, madre de familia de Puerto Cortés.

Los barrios también presentan una cara más remozada: donde antes había una ladera llena de basuras y escombros, ahora hay escaleras de concreto que conectan mejor las zonas altas con la ciudad; donde antes había un riachuelo de aguas servidas, ahora hay un sistema de alcantarillado; donde antes había un espacio abierto y una trocha de tierra, ahora hay una vía con alumbrado público.

Un futuro promisorio

El proyecto cuenta con un financiamiento de 15 millones de dólares del Banco Mundial al que se suman 1,5 millones de dólares del Gobierno hondureño. Adicionalmente, las municipalidades aportaron un porcentaje que varía entre el 15% y el 20% del costo total de los subproyectos.

Además de incrementar la capacidad de las comunidades en temas ambientales y de seguridad, Barrio Ciudad recibe del Fondo Japonés de Desarrollo Social financiamiento para la generación temporal de empleo para jóvenes y jefas de hogares solteras.

Los resultados iniciales de Barrio Ciudad, que comenzó a ejecutarse en el 2006, son muy promisorios. En la primera comunidad donde se realizaron todos los trabajos de infraestructura y entrenamiento sociales, el 85% de sus pobladores se sienten más seguros en sus barrios, mientras que un 76% se siente más seguro dentro de sus hogares.

“Ha sido importante ver cómo las actividades relacionadas con la formación profesional, la gestión ambiental, el desarrollo comunitario y la formación específica a los actores clave de la comunidad (maestros, líderes, policías) han ayudado a los beneficiarios a comprender mejor el origen de la delincuencia y la violencia y que adopten medidas efectivas para prevenirlas”, afirmó Yoonhee Kim, especialista en Desarrollo Urbano del Banco Mundial.

Asimismo, la estrecha colaboración entre el Gobierno nacional, las autoridades municipales y comunidades, el sector privado, y la sociedad civil fortalece el liderazgo comunitario, la confianza de los pobladores en sus autoridades y además fomenta las relaciones entre los vecinos, como lo demuestra el éxito de este proyecto.

En este sentido, en el día de hoy se estará realizando el taller "Experiencia de Proyectos Barrio Ciudad, para el Mejoramiento de Barrios Urbanos Pobres y la Convivencia Ciudadana con Participación Comunitaria” cuyos objetivos son facilitar el intercambio de experiencias y lecciones aprendidas del Proyecto y socializar a nivel nacional los logros alcanzados durante la implementacion del Proyecto Barrio Ciudad.