Skip to Main Navigation

Panorama general

  • El transporte es parte esencial de la misión del Banco Mundial de luchar contra la pobreza e impulsar la prosperidad compartida. Con las políticas y recursos adecuados, el transporte tiene el poder de impulsar las economías, ayudar a enfrentar el cambio climático y conectar a las personas con servicios básicos como la salud o la educación.

    La crisis provocada por la COVID-19 no ha hecho más que subrayar la importancia del transporte: el año pasado, el sector fue fundamental para trasladar a trabajadores esenciales a sus empleos, mantener la economía a flote y poner en marcha la distribución de las vacunas en el mundo. Pero la actual situación también ha expuesto las vulnerabilidades de la industria del transporte, ya que los operadores enfrentan graves trastornos y grandes pérdidas de ingresos en todo el mundo.

    Cuando el mundo emerge de la pandemia, repensar la movilidad es ahora una prioridad a fin de mejorar la resiliencia de los países y crear las condiciones para una recuperación más verde e inclusiva.

    Reducir el impacto del transporte sobre el clima es una de las prioridades más urgentes. El sector representa el 23 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía, cifra que podría superar el 30 % en la próxima década bajo un escenario de “prácticas habituales”. Se requieren soluciones ambiciosas para reducir la huella de carbono de los sistemas de transporte nuevos y existentes. Las oportunidades más significativas para hacer que el sector avance hacia la sostenibilidad climática incluyen reformas de políticas e inversiones en el diseño de redes de transporte público, la eficiencia vehicular, la gestión de la demanda, el desarrollo regional y el uso del suelo.

    La seguridad vial es otro desafío crucial que debe abordar el sector del transporte. Más de 1,35 millones de personas pierden la vida anualmente debido a accidentes de tránsito, y el 93 % de las muertes se producen en los países en desarrollo. Otros 50 millones de usuarios de las calles y carreteras resultan gravemente heridos todos los años. Las muertes y lesiones por accidentes viales reducen el PIB de los países de ingreso bajo y mediano en un porcentaje estimado de entre 1 % y 5 %. Reducir a la mitad las muertes por accidentes de tráfico podría aumentar en 22 % el PIB per cápita en algunos países en un periodo de dos décadas.

    Transporte sostenible también significa transporte inclusivo, y el sector tiene un largo camino por recorrer cuando se trata de promover el acceso equitativo. En todo el mundo, 1000 millones de personas aún viven a más de 2 kilómetros de un camino transitable todo el año. Una de cada seis mujeres en todo el mundo no busca empleo porque teme al acoso en los medios de transporte público.

    Ampliar las alternativas de transporte sostenible, especialmente en comunidades vulnerables o de bajos ingresos, será una forma poderosa de que los países impulsen el desarrollo humano y la inclusión social. En las zonas rurales de Marruecos, la matrícula de las niñas en la escuela primaria aumentó del 17 % al 54 % cuando se mejoró el acceso de estas a los caminos. En Lima, se pondrán a disposición otros 100 000 empleos adicionales para las personas que viven en los distritos más pobres gracias a una nueva línea de metro.

    Además de los nuevos resultados en materia de desarrollo humano, las inversiones en transporte generan beneficios económicos importantes. La transición hacia la movilidad sostenible podría suponer un ahorro de USD 70 billones de aquí a 2050 si se tienen en cuenta todos los costos del transporte, incluidos los vehículos, el combustible, los gastos operacionales y las pérdidas debido a la congestión. Un mejor acceso a las carreteras podría ayudar a África a ser autosuficiente en alimentos y crear un mercado alimentario regional por un valor de USD 1 billón para 2030.

    Última actualización: Abr 12, 2021

  • Para aprovechar todo el potencial de la movilidad sostenible, el Banco Mundial ayuda a los países clientes a desarrollar infraestructura y servicios de transporte seguros, verdes, eficientes e inclusivos:

    ·        El Banco Mundial es el principal proveedor de financiamiento del desarrollo para el transporte a nivel mundial. En la última década (ejercicios de 2011-20), los compromisos para transporte sumaron USD 49 000 millones y se destinaron a 339 proyectos en 93 países.

    ·        En promedio, todos los años se entregan 70 servicios de asesoría e informes analíticos, que abarcan diversos temas: desde la descarbonización del transporte a la movilidad sostenible para todos, la conectividad rural, las modalidades de transporte, el capital humano, las cuestiones de género y el cambio climático.

    Para mejorar el impacto y los resultados, el Grupo Banco Mundial ha organizado diversas iniciativas destacadas que promueven la coordinación eficaz entre las partes interesadas del transporte en el mundo:

    ·        Movilidad Sostenible para Todos (Sum4All) (i), que apoya la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con el transporte y fomenta la innovación en el sector desarrollando: 1) una visión común de la movilidad sostenible articulada en torno a objetivos globales claramente definidos; 2) un Marco de Seguimiento Mundial para medir los avances alcanzados en el logro de la movilidad sostenible en general y de los ODS en particular; 3) un programa mundial de medidas y financiamiento, y 4) una estructura global de gobierno para apoyar la implementación de los tres primeros componentes.

    ·        El Servicio Mundial para la Seguridad Vial (GRSF, por sus siglas en inglés), dirigido por el Banco Mundial, proporciona financiamiento, conocimientos y asistencia técnica para ampliar la capacidad de seguridad vial en los países en desarrollo. El GRSF apoya el Segundo Decenio de Acción por la Seguridad Vial impulsado por las Naciones Unidas, cuyo objetivo es reducir la cantidad de muertes y lesiones graves por accidentes de tránsito en al menos un 50 % entre 2021 y 2030.

    ·        La región de África del Banco Mundial organiza el Programa de Políticas de Transporte para África (SSATP) (i), una asociación de 41 países africanos, ocho comunidades económicas regionales, instituciones continentales (como la Comisión de la Unión Africana), organismos de las Naciones Unidas (como la Comisión Económica para África), organizaciones de los sectores público y privado, y organismos y organizaciones internacionales de desarrollo. El programa de trabajo del SSATP se centra en la integración regional, la movilidad urbana y la seguridad vial, tres pilares que sentarán las bases de sistemas de transporte eficientes, seguros y sostenibles en toda África.

    Última actualización: Abr 12, 2021

  • En Quito, Ecuador, el Banco Mundial apoya la construcción de la primera línea de metro del país a través de dos préstamos sucesivos por un total de USD 435 millones. Al trasladar el tráfico de pasajeros en automóviles privados y buses diésel a trenes eléctricos modernos, el proyecto ahorrará alrededor de 65 000 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero al año. Una vez integrado con los otros medios de transporte, la línea de metro de 23 kilómetros les proporcionará diariamente a 377 000 pasajeros una forma rápida y confiable de acceder a sus trabajos y servicios esenciales, ofreciendo una integración fluida con corredores de tránsito rápido por autobús y otras rutas clave de transporte público en toda la ciudad. Se espera que la línea esté plenamente operativa en febrero de 2022.

    El proyecto Transporte y Movilidad Urbana (PATMUR) de Senegal financió la recuperación de un tramo de 173 kilómetros de caminos que redujo a la mitad el tiempo de viaje entre Dakar y Saint Louis para alrededor de 1 millón de personas. Y lo que es más importante, el proyecto impulsó de manera considerable el turismo, la industria y la agricultura de la zona. La movilidad en los suburbios de Dakar mejoró notablemente con la pavimentación de 26,7 kilómetros de caminos urbanos y la recuperación de la Ruta Nacional 1 entre Rufisque y Bargny, uno de los corredores de transporte más estratégicos que conecta a Dakar con las comunidades circundantes, el puerto y el nuevo aeropuerto. El proyecto también se concentró en crear empleos a través del método de trabajo de alta intensidad (HILM, por sus siglas en inglés): unos 607 jóvenes —23 % de los cuales eran mujeres— recibieron capacitación en pavimentación vial y pudieron obtener ingresos trabajando en el proyecto y en otros programas similares en los alrededores de Dakar.

    El Programa de Transporte Urbano de Marruecos tiene como objetivo mejorar la movilidad de los residentes de ciudades seleccionadas y ampliar el acceso a oportunidades económicas y servicios esenciales. Los nuevos corredores de autobuses en Rabat, Marrakesh, Casablanca y Agadir beneficiarán directamente a 130 000 personas una vez finalizados. Esto se combina con reformas institucionales para aumentar la capacidad central de supervisar el sector, garantizar la asignación de recursos financieros suficientes para apoyar la movilidad urbana, fortalecer la coordinación intermunicipal y mejorar la capacidad local de planificación y prestación de infraestructura y servicios de transporte urbano.

    En Nepal, el Proyecto de Fortalecimiento del Programa Nacional de Trasporte Rural mejoró considerablemente la conectividad para las comunidades rurales de los distritos involucrados, donde vive más del 60 % de la población pobre del país. Diseñado para mejorar la disponibilidad y confiabilidad de la infraestructura vial de las zonas rurales, el programa se centró en la mejora de los tramos críticos de los caminos, así como en la mejora del mantenimiento habitual y periódico. La mayor parte del programa se ejecutó a través de los grupos de mantenimiento vial y se aprovechó la tecnología de la información para supervisar las obras repartidas en numerosas localidades. El proyecto generó 6,5 millones de días laborales, incluidos 3,4 millones para trabajadores rurales a través de los grupos de mantenimiento vial, y el 64 % (alrededor de 1726) de la fuerza laboral eran mujeres y el 80 % pertenecía a grupos desfavorecidos y vulnerables.

    El Programa de Inversión en Aviación del Pacífico (PAIP, por sus siglas en inglés) consiste en varios proyectos diseñados para mejorar la infraestructura aérea crítica y reforzar el cumplimiento de las normas de transporte aéreo internacional en los países insulares del Pacífico participantes: Kiribati, Tonga, Tuvalu, Samoa y Vanuatu. Los principales elementos de este programa de USD 204 millones son la modernización y el mantenimiento de infraestructura aeroportuaria crítica, que incluye la rehabilitación de pistas de aterrizaje y plataformas, el mejoramiento del terminal de pasajeros, equipos aeronáuticos (ayudas de navegación, iluminación de pistas), equipamiento contra incendios y de rescate, así como asistencia técnica para el fortalecimiento de las políticas y la capacidad regulatoria a través de planes maestros, revisión de acuerdos de servicios aéreos y desarrollo de estrategias del sector de la aviación.

    El Proyecto de Transporte y Facilitación del Comercio de los Balcanes occidentales tiene como objetivo impulsar el crecimiento económico profundizando la integración regional entre los seis países de los Balcanes occidentales y los Estados miembros de la Unión Europea vecinos. Los resultados clave de la primera fase, concentrada en Albania, Macedonia del Norte y Serbia, incluirán la creación de ventanillas únicas nacionales y la agilización de las operaciones en los cruces fronterizos; la implementación de sistemas de transporte inteligente a lo largo de los corredores X e VIII; apoyo a la supervisión y gestión del desempeño de los corredores de transporte, y mejora de los pasos a nivel críticos para un transporte ferroviario seguro y eficiente en la región. La segunda fase, que abarca a Bosnia y Herzegovina, Kosovo y Montenegro, está actualmente en preparación y se basará en las enseñanzas extraídas en la primera fase.

    Los periodistas que deseen obtener más información sobre el trabajo del Banco Mundial en el sector del transporte pueden ponerse en contacto con Mauro Azeredo de Asuntos Externos (mazeredo@worldbank.org).

    Última actualización: Abr 12, 2021

Api


Recursos adicionales

Relaciones con los medios

Washington D.C.
Mauricio O. Ríos Ibáñez
mrios@worldbank.org