ARTÍCULO

Ecuador: Un álbum que puede salvar la vida de un niño

Octubre 30, 2013


Image

Talleres de Información de "Creciendo con nuestros guaguas".

Banco Mundial

TITULARES
  • Los pequeños que reciben protección y cariño durante sus primeros años tiene más posibilidades de crecer sanos y fuertes.
  • Las habilidades para hablar, comunicar y relacionarse con los demás también se desarrollan en los primeros años.
  • Creciendo con Nuestros Guaguas trabaja con niños y niñas menores de cinco años de la provincia de Chimborazo para reducir la desnutrición infantil.

Son las 7 de la mañana e Isabel Villacís sale de su casa en Chimborazo,  Ecuador rumbo al barrio La Libertad, donde una gran parte de la población vive en la pobreza.

Isabel, una de las colaboradoras del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), trabaja como educadora familiar en una iniciativa llamada Creciendo con Nuestros Guaguas que contiene información en temas de nutrición, buenas prácticas de salud y desarrollo psicomotriz de los guaguas (niños en quechua y aymara).

Conchita Cando, una madre de familia, no puede ocultar su alegría por la visita de la “señorita Isabel”. Su hija, de casi dos años, presenta avances significativos en su desarrollo.

“Mi hija Mayensi gracias a la señorita Isabel se ve más despierta, se le entiende lo que ella necesita antes solo señalaba los objetos sin decir absolutamente nada, de igual forma memoriza rápidamente lo que se le enseña”, comenta Conchita.

Los cuidados que se tienen durante los primeros cinco años de un niño son determinantes para las habilidades que vaya a desarrollar en su futuro. Los niños y niñas que reciben protección y cariño durante esta etapa no sólo tienen más posibilidades de vivir y de crecer sanos y fuertes, sino que también desarrollan mejor sus habilidades para hablar, comunicar y relacionarse con los demás.

Isabel es psicóloga y es una de las 360 personas que han recibido capacitación sobre el uso del sistema de Registro Familiar y Comunitario de Alertas y sobre crecimiento y desarrollo.

“El rol  fundamental de una educadora familiar está enfocado en  la sensibilización y  preparación a las familias  a través de acciones  demostrativas que buscan que los miembros de la familia y especial los padres repliquen la actividad”, dice Isabel.


“Mis primeros cinco años”

Para ayudar y hacer más sencilla esta labor de aprendizaje a los familiares, el Banco Mundial y el MIES han creado el álbum “Mis Primeros cinco años”.

Esta es una de las herramientas centrales de la propuesta de registro familiar y comunitario complementaria al sistema de vigilancia  nutricional oficial, cuyo objetivo es alertar a los padres sobre la situación del crecimiento y desarrollo de sus niños a partir del análisis de eventos familiares cotidianos.   

El álbum facilita que los padres, a través del uso de adhesivos y completando los espacios propuestos en el documento, puedan tener un registro de 10 eventos importantes durante los primeros años de vida de sus niños.

“Dicha información permitirá registrar mensualmente los cambios y dar seguimiento del proceso de crecimiento y desarrollo de los guaguas y así alertar sobre la situación de las intervenciones en temas de  nutrición  y salud de la niñez”, comenta Nelson Gutiérrez, especialista en Protección Social del Banco Mundial.

El álbum será distribuido a padres y madres de 10 mil niñas y niños menores de cinco años con el propósito de que sea utilizado de manera lúdica y sobre todo lo llenen con fotografías, dibujos y recuerdos del crecimiento de cada uno sus hijos.

Estos son los 10 eventos familiares cotidianos priorizados para dar seguimiento al crecimiento y desarrollo de los niños:

1.    Come más y variado

2.    Subió de peso

3.    La ropa le queda pequeña

4.    Alcanza objetos

5.    Da muestras de cariño

6.    Pasa irritable

7.    Asiste al control de salud

8.    Se enfermó

9.    Reconoce personas, animales u objetos

10. Se le entiende más

Puede revisar y obtener una copia del álbum completo aquí.


Api
Api