COMUNICADO DE PRENSA Marzo 29, 2018

En América Latina y el Caribe mejora la inclusión económica de la mujer, pero se podría hacer más en la lucha contra la violencia, según un informe del Grupo Banco Mundial

CIUDAD DE WASHINGTON, 29 de marzo de 2018. , según explica el informe del Grupo Banco Mundial Mujer, Empresa y el Derecho 2018, publicado hoy.

La mayor parte de estas reformas se enfocaron en facilitar el trabajo a las mujeres, mediante la ampliación de los beneficios de la licencia por maternidad. Sin embargo, las economías de la región deben esforzarse mucho más para proteger a las mujeres contra la violencia, promulgando leyes contra la violencia doméstica y el acoso sexual en lugares públicos.

En su quinta edición, el informe introduce por primera vez un sistema de puntuación con una escala de 0 a 100 para informar de manera más clara la agenda de reformas. Con este sistema, las economías analizadas reciben una puntuación para cada uno de los siete indicadores del informe: acceso a las instituciones, uso de la propiedad, obtención de empleo, incentivos al trabajo, presencia en los tribunales, obtención de crédito y protección de la mujer contra la violencia.

“La actividad empresarial de las mujeres es un motor de la actividad económica de la región. Por lo tanto, cuanto más logren desplegar todo su potencial económico, como trabajadoras o propietarias de emprendimientos, más beneficio obtendrán las economías y las sociedades de la región, señaló Rita Ramalho, Gerente Superior del Grupo de Indicadores Mundiales del Banco Mundial, que elabora el informe Mujer, Empresa y el Derecho.

Las reformas más destacadas en la región incluyen: las de Colombia, donde la Corte Constitucional derogó las restricciones que impedían a las mujeres trabajar en la industria minera y en empleos considerados peligrosos y arduos, y las de Ecuador, donde se igualaron los derechos de propiedad de hombres y mujeres, pues ya no se permite que prevalezcan las decisiones del esposo cuando los cónyuges no se ponen de acuerdo sobre cómo administrar sus bienes.

Por otro lado, en Colombia, República Dominicana, El Salvador y Paraguay se extendió la duración de la licencia por maternidad con goce de sueldo. Panamá estableció asimismo una licencia remunerada por paternidad de tres días.

Las fortalezas de la región se encuentran en el área de uso de la propiedad, con una puntuación promedio de 98. En esta área, todas salvo cuatro de las 32 economías de la región tienen una puntuación perfecta de 100. América Latina y el Caribe también muestra un buen desempeño en el acceso a las instituciones, con una puntuación promedio de 97, dado que la mayor parte de sus economías no establecen diferencias entre hombres y mujeres en una serie de actividades públicas, tales como registrar una empresa, abrir una cuenta bancaria u obtener un documento nacional de identidad.

Por otro lado, el informe también pone énfasis en los ámbitos en los que no se observan resultados tan satisfactorios, y se señala que los indicadores de obtención de empleo, obtención de crédito y legislación sobre acoso sexual y violencia doméstica podrían mejorarse.

A pesar de las reformas emprendidas recientemente para extender la licencia por maternidad, menos de la mitad de las economías de la región cumplen con el estándar de la Organización Internacional del Trabajo, que establece una licencia de 14 semanas o más. Como aspecto positivo cabe señalar que las economías de esta región son, después de las que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las que imponen menos restricciones al empleo de la mujer en enteros sectores.

En el área de obtención de crédito, que influye en el acceso de las mujeres al financiamiento, en el informe se señala que el 40 % de las economías de la región reciben una puntuación de 0 en este indicador.

Aproximadamente un tercio de las economías de América Latina y el Caribe no cuentan con leyes sobre acoso sexual en el trabajo. Cuando no se establecen medidas de protección, el acoso sexual puede perjudicar carreras, limitar la capacidad para trabajar y dañar el clima laboral.

Para consultar el documento completo y los datos complementarios, visite: http://wbl.worldbank.org.


COMUNICADO DE PRENSA N.º 2018/128/DEC

Contacto

In Washington:
Indira Chand
+1 (202) 458-0434
+1 (703) 376-7491
ichand@worldbank.org
Christopher Walsh
+1 (202) 473-4594
cwalsh@worldbankgroup.org
For Broadcast Requests
Huma Imtiaz
+1 (202) 473-2409
himtiaz@worldbankgroup.org
Api
Api