Skip to Main Navigation

Bolivia: panorama general

  • Concluido el boom de materias primas, Bolivia recurrió a un elevado gasto público y un creciente crédito interno para mantener un alto crecimiento económico a pesar de la caída de los precios y volúmenes de exportación de gas. Estas medidas resultaron en un aumento de la deuda pública y una reducción gradual de los buffers macroeconómicos acumulados en la bonanza. Por otro lado, el deterioro del contexto internacional disminuyó el ritmo de reducción de la pobreza y desigualdad.

    Actualmente, Bolivia está enfrentando la crisis global del coronavirus. Las autoridades han desplegado diferentes iniciativas económicas para proteger a la población más vulnerable tales como transferencias en efectivo, diferimiento de pagos de algunos impuestos y de créditos del sector financiero, y el pago parcial de las facturas de agua y electricidad. Sin embargo, la contracción económica mundial, agravada por el desplome de los precios del petróleo y las medidas de distanciamiento social, incluyendo una cuarentena nacional, han resultado en una contracción económica y un repunte de la pobreza. Se espera que en 2020 la economía se contraiga en 7.3 por ciento y que la pobreza, medida con la línea internacional de pobreza de 5.5 dólares internacionales por día, aumente cerca de nueve puntos porcentuales, de 22 a 31 por ciento. Esto debido en parte a que el espacio de política fue limitado por los reducidos amortiguadores macroeconómicos y por dificultades para la aprobación de varios créditos externos para afrontar la emergencia. En este contexto, las autoridades recurrieron al Banco Central de Bolivia (BCB) para financiar tanto al sector público como al sector financiero.

    Dada la emergencia de salud, es menester apuntalar los esfuerzos por contener el costo humano de la crisis y sentar las bases para una recuperación económica. Los desafíos posteriores a la crisis, sin embargo, requieren que Bolivia consolide la estabilidad macroeconómica reduciendo sus déficits fiscales y externos, promueva el desarrollo de la inversión privada para diversificar la economía y generar empleos de calidad, y establecer mecanismos para proteger a los vulnerables y hacer más resilientes a las familias ante los choques.

     

    Última actualización: Oct 27, 2020

  • El Programa del Grupo Banco Mundial (GBM) en el Estado Plurinacional de Bolivia se guía por el Marco de Alianza con el País para el periodo fiscal 2016-2021 (MAP). El portafolio actual de operaciones de financiamiento del Banco Mundial se centra en las áreas de transporte, salud, protección social y empleo, desarrollo rural y agricultura, resiliencia urbana y medio ambiente.

    La cartera del Banco Mundial comprende diez proyectos de inversión por un monto de US$1.498 millones. Además, se encuentran en una etapa avanzada de preparación nuevas operaciones en el sector de agua y saneamiento.

    En junio de 2018 se presentó al Directorio del GBM el Reporte de Desempeño y Aprendizaje del MAP y se ajustaron los pilares y objetivos de este Marco como sigue: 

    Pilares:

    • Promover el crecimiento amplio e inclusivo;
    • Apoyar la sostenibilidad ambiental y la resiliencia al cambio climático

    Objetivos:

    • Mejorar las condiciones de los caminos y aumentar la conectividad de comunidades vulnerables en áreas seleccionadas;
    • Incrementar el acceso a determinados servicios básicos de calidad en las comunidades más pobres;
    • Mejorar las oportunidades para la generación de ingresos, el acceso a mercados y el aumento sostenible de la productividad;
    • Mejorar la base de información para proporcionar datos económicos y sociales de calidad para la planificación y evaluación de políticas públicas;
    • Fortalecer la capacidad de gestión del cambio climático y reducir la vulnerabilidad a desastres naturales.

    Por su parte, la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), institución del Grupo Banco Mundial que apoya el desarrollo del sector privado, continuará enfocándose en las inversiones en los sectores financiero, agroindustrial, manufactura y servicios. Estas inversiones buscan fomentar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, promover el comercio exterior y proteger los recursos naturales a través de la implementación de mejores prácticas mundiales en materia de sostenibilidad ambiental.

    Última actualización: Oct 15, 2020

  • El Proyecto de Alianzas Rurales II (PAR II) apoya a organizaciones de productores del área rural, beneficiando a cerca de 30.000 familias a través de 1.313 alianzas orientadas a mejorar la capacidad productiva y de acceso a mercados de los productores, incluyendo la construcción de puentes y caminos vecinales e inversión en equipos, entre otros. El financiamiento adicional (PAR II FA), aprobado en 2017, tiene un enfoque hacia una agricultura más resiliente e intenta llegar a productores de todo el país, promoviendo mejoras en la productividad, principalmente a través de inversiones en riego tecnificado, aportando a la seguridad alimentaria y contribuyendo a la producción de alimentos para el mercado interno.  

    En el marco del Proyecto de Inversión Comunitaria en Áreas Rurales (PICAR), 656 comunidades rurales (169.900 personas) en extrema pobreza de Cochabamba, Chuquisaca, La Paz y Oruro pudieron implementar 880 subproyectos de infraestructura, de los cuales casi la mitad fueron administrados por mujeres. Un financiamiento adicional ha permitido beneficiar a alrededor de 41.578 familias a través de más de 1.300 subproyectos de inversión, adicionando a Potosí a los mencionados departamentos y sobrepasando los objetivos establecidos.

    En protección social y empleo, el Proyecto de Mejora de la Empleabilidad e Ingresos Laborales para Jóvenes tiene como objetivo promover la empleabilidad de miles de jóvenes en condición de vulnerabilidad y mejorar sus ingresos, apoyando la expansión de programas de inserción en el mercado laboral y desarrollando capacidades en habilidades blandas y competencias técnicas específicas, entre otras. El proyecto contempla una proporción paritaria de participación de jóvenes mujeres incluyendo un mayor incentivo para que las empresas puedan contratarlas y, en el caso de madres, financia el pago de estipendios diferenciados para apoyar en el cuidado de sus niños menores de 5 años, mientras ellas están trabajando.

    El Proyecto de Redes de Protección Social para la Emergencia en la Crisis del COVID-19 se enmarca en la respuesta institucional inmediata del Grupo Banco Mundial en Bolivia a la emergencia por el brote del mencionado virus. Su objetivo es apoyar al país en el financiamiento de transferencias temporales a hogares afectados por las medidas adoptadas para contener la pandemia del COVID-19.

    El Proyecto de Redes de Servicios de Salud busca mejorar el acceso y la calidad de los servicios de salud para 3.8 millones de bolivianos, prioritariamente mujeres, niños y poblaciones indígenas. Consiste en la implementación de un sistema de gestión hospitalaria integral a partir del fortalecimiento de las redes de salud que se complementará con la aplicación de normas de atención clínica, fortalecimiento de capacidades de los profesionales del sector, sistemas de información, y la construcción y equipamiento de infraestructura hospitalaria. Dada la actual emergencia por el COVID-19 (enfermedad por coronavirus), el proyecto financia la compra de insumos, equipos y materiales para prevención, detección y tratamiento de pacientes y la protección de los profesionales médicos, así como la adecuación de hospitales para hacer frente a la situación sanitaria y la contratación de personal médico.

    El Proyecto de Resiliencia Urbana en Bolivia apoyará a las ciudades de La Paz y Santa Cruz de la Sierra en la reducción de vulnerabilidades ante riesgos climáticos y a mejorar las condiciones de vida de más de 167.000 residentes de las áreas de menores ingresos en estos municipios. El proyecto contempla la construcción de infraestructura resistente a fenómenos hidrometeorológicos tales como deslizamientos e inundaciones, incluyendo canales de drenaje mejorados y obras de canalización de ríos. Asimismo, se trabajará en el mejoramiento de barrios y espacios públicos y en la promoción de la movilidad urbana sostenible.

    El Proyecto de Resiliencia Climática - Manejo Integrado de Cuencas busca fortalecer la capacidad de adaptación al cambio climático expandiendo el sistema de vigilancia de los efectos de este fenómeno, además de reforzar la estructura del sistema de información sobre clima y agua y el monitoreo de sequías. El proyecto también trabaja en tres cuencas del departamento de Cochabamba que cubren aproximadamente 16.000 kilómetros cuadrados y albergan a cerca de 1.4 millones de habitantes. Las intervenciones son en riego y defensivos, así como en manejo integral de microcuencas.

    Con la finalidad de incrementar la conectividad y el acceso a servicios, el Proyecto Carretero del Corredor de Conexión en Santa Cruz, tramo San Ignacio de Velasco – San José de Chiquitos, de 208 Km, completará una carretera de la red vial fundamental que comunica Bolivia y Brasil, cierra el circuito turístico de la Chiquitanía y forma parte del Corredor Bioceánico Este-Oeste.

    El Proyecto de Desarrollo de Capacidades en el Sector Transporte contribuirá a la infraestructura vial y a la vez fortalecerá las capacidades para su sostenibilidad. Apoya la rehabilitación y mantenimiento de la vía Santa Cruz – Trinidad de 546 km que favorecerá a cerca de 3 millones de habitantes de los departamentos de Santa Cruz y Beni, además de usuarios de otras regiones, la mayoría de ellos productores agropecuarios que necesitan trasladar sus productos a otros mercados. Asimismo, apoya el fortalecimiento institucional de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) para desarrollar sus capacidades para planificar, priorizar e implementar las inversiones en infraestructura de manera holística con un enfoque de contratación nuevo para el país que contempla la rehabilitación y mantenimiento periódico y rutinario de las carreteras en una sola operación.

    El Proyecto de Carreteras Nacionales e Infraestructura Aeroportuaria pretende aportar a la integración regional e internacional a través del mejoramiento de la transitabilidad en la zona y el Aeropuerto de Rurrenabaque que contribuirá al flujo de turismo en la región.

    Última actualización: Oct 15, 2020

Api


FINANCIAMIENTO

Bolivia: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.


GALERÍA DE FOTOS

Más fotos Arrow

Recursos adicionales

Contactos en la oficina del país

BOLIVIA +591 2 261-3300
Calle Fernando Guachalla 342, Piso 9, Sopocachi, La Paz
enogales@worldbank.org
EEUU +1 202 473-1000
1818 H Street NW, Washington, DC 20433
enogales@worldbank.org