México: panorama general

  • La economía mexicana se expandió a un ritmo moderado de 2% anual durante la primera mitad de 2018, por debajo de su crecimiento potencial, ya que la incertidumbre ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y en torno a las elecciones presidenciales pesó sobre la inversión. El consumo privado se mantuvo como el principal impulsor del crecimiento en el lado de la demanda, incluso a raíz del crecimiento del salario real que se tornó positivo en el primer semestre de 2018. Hasta mediados de 2018, la producción de petróleo, que disminuyó a 1.9 millones de barriles por día (bpd) a finales de 2017 —de 2.6 millones bpd cinco años antes—, no mostró signos de una reversión de la tendencia, ya que las grandes inversiones en extracción están progresando lentamente.

    La inflación de los precios al consumidor se moderó a principios de 2018, luego del pico de 16 años del 6.8% que alcanzó en diciembre de 2017. Sin embargo, el traspaso de la depreciación de la moneda y los aumentos en los precios de la energía desaceleraron la convergencia hacia la tasa objetivo del 3%, lo que provocó que el Banco de México elevara su tasa de interés en junio en otros 25 puntos básicos, a un máximo de 10 años de 7.75%.

    Con las elecciones atrás y el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (AEUMC), los factores de incertidumbre pasados ​​deberían desvanecerse, ayudando a respaldar una mayor recuperación, aunque moderada, de la inversión. Se espera que la reanudación de la tendencia a la baja en la inflación de los precios al consumidor apoye el crecimiento de los ingresos reales, lo que reforzará el consumo y reducirá la pobreza monetaria.

    La debilidad en los mercados de divisas y de activos antes de las elecciones presidenciales de julio se había revertido con creces a principios de agosto, cuando el equipo económico de la administración entrante manifestó su compromiso con políticas fiscales y monetarias prudentes que implican una adhesión continua al marco de Responsabilidad Fiscal, así como el principio de independencia del Banco de México.

    Última actualización: Oct 04, 2018

  • La Alianza Estratégica de País (AEP) con México que comprende los años fiscales 2014-2019 —elaborada de manera conjunta con el gobierno, estableció una participación basada en propuestas de soluciones para el desarrollo a través un paquete selectivo y hecho a la medida de instrumentos que integran servicios financieros, de conocimiento y de convocatoria del Grupo Banco Mundial. Se centra en el doble objetivo del Grupo del Banco Mundial —erradicar la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida—, y está completamente alineada con el Plan Nacional de Desarrollo (PND) de México para el período 2013-18. Las cuatro áreas clave de actividades son:

    ·     Impulsar la productividad;

    ·     Aumentar la prosperidad social;

    ·     Fortalecer las finanzas públicas y la eficiencia gubernamental; y

    ·     Promover el crecimiento verde e inclusivo.

    La cooperación financiera del Banco se centra en programas de protección social y educativos, desde desarrollo de la primera infancia hasta el nivel secundario superior; una agenda verde y de crecimiento inclusivo integrada por proyectos de energía, medio ambiente, agua, agricultura y transporte; y programas de inclusión financiera. A finales de agosto de 2018, la cartera activa está compuesta por 16 proyectos (incluidos cuatro proyectos independientes del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, FMAM) por un total aproximado de US$ 2,380 millones en compromisos netos. Esto incluye cuatro proyectos aprobados por el Directorio durante el año fiscal 18 por US$ 406 millones: Proyecto de Fortalecimiento Empresarial en Paisajes Productivos Forestales (US$ 56 millones), un Financiamiento Adicional del Proyecto de Sistema de Protección Social (US$ 300millones), una operación de Financiamiento Adicional para el sector de energía (US$ 50 millones IBRD + US$ 5.8 millones GEF) y un proyecto del FMAM, Proyecto de Territorios Productivos Sostenibles (US$ 21.9 millones).

    El Banco cuenta con una cartera de donaciones por alrededor de US$ 245 millones, que comprenden alrededor de 46 proyectos activos en apoyo de actividades en las áreas de medio ambiente y energía. Esta cartera incluye, entre otros, un gran proyecto del Fondo de Tecnologías Limpias (US$ 200 millones) implementado en conjunto con el programa nacional de Transformación del Transporte Urbano; dos fondos del Programa de Inversión Forestal (US$ 42 millones) y un Mecanismo de Donación Dedicado para Pueblos Indígenas y Comunidades Locales en México (US$ 6 millones) recientemente aprobado para fortalecer las capacidades de las personas dependientes de los bosques a través de una donación ejecutada por beneficiarios. El Grupo Banco Mundial también presta apoyo a México a través de un programa de conocimientos alineado estratégicamente. Se han realizado aportes oportunos en áreas como cambio climático, desarrollo urbano, agua y transporte, entre otros.

     

    Última actualización: Oct 04, 2018

  • Algunos ejemplos del trabajo del Banco Mundial en México:

    Desarrollo subnacional. El Banco Mundial trabaja estrechamente con el Gobierno de Oaxaca, uno de los estados más pobres de México, apoyando al sector del agua por medio del primer Programa por Resultados para México, convirtiéndose en el primer préstamo subnacional para Oaxaca.

    Educación. El Banco Mundial ha cooperado extensamente con México en temas educativos y del mercado laboral; un ejemplo de esto es el programa de educación inicial en áreas rurales, implementado por el Consejo Nacional de Fomento Educativo, CONAFE.

    Cambio Climático. El Programa de Cuencas Costeras busca promover la gestión ambiental integrada de cuencas costeras seleccionadas como forma de conservar la biodiversidad, contribuir a la mitigación del cambio climático y mejorar el uso sustentable del suelo.  El proyecto actualmente apoya la implementación de 28 subproyectos de Gestión Forestal Sostenible en la región del Golfo de México y tres subproyectos en la región del Golfo de California.

    Protección social. En respuesta a la intención del Gobierno de México de vincular mejor su sistema de protección social con los programas productivos, el Banco ha contribuido al rediseño del programa de transferencias condicionadas de efectivo de México, PROSPERA. La contribución consiste en: vincular a los pobres con un conjunto más amplio de programas de generación de ingresos y dirigir mejor la oferta de programas sociales a las áreas y beneficiarios con mayores necesidades.

    Inclusión Financiera. El Proyecto Expansión de Finanzas Rurales promueve el fortalecimiento de instituciones financieras en México conocidas como intermediarios financieros para facilitar préstamos en zonas alejadas o de difícil acceso en donde la banca tradicional no llega o no tiene fuerte presencia. A través de ellos se logran entregar créditos a productores y empresarios que viven en zonas rurales menores a 50 mil habitantes. A la fecha se han entregado 142 mil créditos, el 80% de ellos a mujeres, impulsando la economía familiar y local en esas comunidades.

     

    Última actualización: Oct 04, 2018

Api


FINANCIAMIENTO

México: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.


GALERÍA DE FOTOS

Más fotos Arrow

Recursos adicionales

Contactos en la oficina del país

MÉXICO +5255 5480-4200 (Visitas previa cita)
Insurgentes Sur No. 1605, Piso 24 Col. San José Insurgentes, México 03900, D. F.
bmmexico@worldbank.org
EEUU +1 202 473-1000
1818 H Street NW, Washington, DC 20433, USA
bmmexico@worldbank.org