Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

Microcentrales hidroeléctricas obtienen los primeros ingresos procedentes del carbono en Nepal

Septiembre 15, 2015


Image

Miembros de la comunidad transportan una microturbina hidráulica a la central hidroeléctrica ubicada cerca de un río. La electricidad aumenta la mecanización de los molinos de granos, los aserraderos y las imprentas locales, creando puestos de trabajo para los habitantes.

© Banco Mundial

Story Highlights
  • Aldeas apartadas de Nepal obtienen acceso a energía confiable y limpia a través de microcentrales hidroeléctricas administradas por la comunidad.
  • Proyecto de microhidroelectricidad emitió 66 345 créditos de carbono mediante la sustitución del gasóleo por energía renovable.

Aunque las escarpadas montañas del área rural de Nepal no se prestan para la electricidad con conexión a una red, sus ríos, lagos y deshielos ofrecen muchos recursos renovables de los cuales se puede obtener energía. Entre 2007 y 2014, más de 400 microcentrales hidroeléctricas ubicadas en los ríos fueron construidas por el Gobierno nepalí con la ayuda del Banco Mundial, en el marco del Proyecto de Fomento de las Microcentrales Hidroeléctricas en Nepal. (i)

La microcentral más pequeña, de 7 kilovatios (kW), abastece de electricidad a unos 100 hogares y la más grande, de alrededor de 116 kW, suministra luz eléctrica a 940 hogares (unas 4023 personas en total). Las casas, los negocios y las calles de pueblos nepalíes apartados cuentan ahora con luz eléctrica gracias a la energía generada por estas centrales hidroeléctricas. Y por primera vez en Nepal y Asia meridional, un proyecto microhidroeléctrico ha emitido créditos de carbono cambiando el gasóleo por energía renovable. Estos créditos se venden y los ingresos ayudan a pagar las operaciones y el mantenimiento de las centrales hidroeléctricas.

El acceso a la electricidad en las montañas de Nepal

“Cuando no hay electricidad, no hay mucho que hacer en la noche”, dijo Prem Pokhrel, oficial de programas del Centro de Fomento de Energías Alternativas (AEPC, por sus siglas en inglés) de Nepal. (i)

Tan solo en 2007, la mayoría —el 66 %— de los nepaleses de zonas rurales no tenía acceso a la electricidad. Sin embargo, con estas nuevas microcentrales hidroeléctricas, unos 146 500 hogares rurales más ahora cuentan con luz eléctrica, lo cual equivale a aproximadamente 625 000 personas.


" Cuando visité Nepal, vi cómo las microcentrales hidroeléctricas habían transformado la vida en Ekatappa, un pequeño pueblo en el distrito de Ilam. Cada familia tiene ahora 3 a 4 bombillas eléctricas y un aparato de TV para entretenerse después de un largo día de trabajo en el campo. Varias familias del pueblo usan la electricidad para hacer funcionar los molinos de granos, los aserraderos y las imprentas "

Yevgen Yesyrkenov

Especialista superior en Financiamiento del Carbono del Banco Mundial.

Image

Cada comunidad puede instalar una microcentral hidroeléctrica a un precio subvencionado, equivalente a entre el 35 % y el 55 % de la inversión total.

Banco Mundial

Las microcentrales hidroeléctricas cambian la vida

Las microcentrales hidroeléctricas en zonas rurales de Nepal están cambiando las vidas de los pobladores al iluminar las casas, las calles y los negocios con electricidad no conectada a la red. “Una de las mayores diferencias que noto después de tener electricidad en nuestro pueblo es que los niños ahora pueden estudiar por la noche y hacer sus tareas. Porque tenemos luz eléctrica, también podemos ofrecer clases para adultos por las noches en la escuela primaria”, dijo un maestro en Tistung. Las calles y las tiendas cuentan con iluminación nocturna, aumentando la seguridad y atrayendo clientes. Los niños tienen luz para hacer sus tareas. Los aldeanos pueden escuchar la radio y cargar sus teléfonos celulares y pequeñas máquinas. La electricidad también está aumentando la mecanización de los molinos de granos, los aserraderos y las imprentas locales, creando puestos de trabajo para los habitantes.

Otro de los beneficios es el mejoramiento de las condiciones de salud de las personas y las finanzas de los hogares. Los pobladores están gastando menos dinero en queroseno, gasóleo y baterías, e inhalan menos humo producido por las lámparas de aceite y los generadores diésel. Y el medio ambiente se beneficia de la menor contaminación química producida por las pilas secas.

Debido a que el proyecto genera energía inocua para el clima proveniente de fuentes renovables, en lugar de gasóleo, que permite suministrar electricidad a los hogares y los negocios, el Gobierno de Nepal puede comprar o vender créditos de carbono, medida establecida en el Mecanismo para un desarrollo limpio de las Naciones Unidas. (i) El 4 de mayo de 2015, el proyecto emitió sus primeros créditos de carbono, por la reducción de 66 345 toneladas de emisiones de dióxido de carbono. Estos créditos fueron adquiridos por el Fondo del Carbono para el Desarrollo Comunitario (i) del Banco Mundial, que también brindó asistencia técnica para desarrollar el proyecto, junto con el AEPC. Este es el primer proyecto de microcentrales hidroeléctricas que emite créditos de carbono en Nepal y en la región de Asia meridional.

Microcentrales hidroeléctricas, una propiedad de las comunidades

Algunas de las comunidades están tan alejadas que el único acceso a la hidroelectricidad se logra escalando durante siete horas por peligrosos senderos en las montañas. A otras solo se puede llegar en automóvil sobre el lecho de un río durante la estación seca. De modo que las microcentrales hidroeléctricas pertenecen, son construidas, administradas y operadas por la propia comunidad, con la supervisión y capacitación de 16 centros de distrito del AEPC. Las comunidades pudieron instalar microcentrales hidroeléctricas a un precio subvencionado, equivalente a entre el 35 % y el 55 % de la inversión total. También crearon un comité de gestión de las microcentrales que se encarga de cobrar una pequeña tarifa fija a los hogares y los negocios que se usa para pagar los salarios de los operadores y realizar pequeñas reparaciones. Se han creado unos 1250 puestos de operadores, apoyando aún más a las comunidades.

Aunque los terremotos de abril y mayo afectaron a toda la población y dañaron unas 130 de las 426 microcentrales, el Gobierno de Nepal se ha comprometido a reconstruir todas las plantas dañadas y 74 de ellas están funcionando ahora total o parcialmente.

Api
Api