Skip to Main Navigation
  • El 15 % de la población mundial, o 1000 millones de habitantes, experimentan algún tipo de discapacidad, y la prevalencia de la discapacidad es mayor en los países en desarrollo. Entre 110 millones y 190 millones de personas, o sea la quinta parte de la población mundial, se ven afectadas por discapacidades importantes.

    Las personas con discapacidad tienen más probabilidades de sufrir resultados socioeconómicos adversos, como menos educación, peores resultados de salud, niveles más bajos de empleo y mayores tasas de pobreza.

    Dado que la COVID-19 sigue teniendo impactos de gran alcance en todo el mundo, es importante señalar que las personas con discapacidad se ven especialmente afectadas por la pandemia en áreas como la salud, la educación y el transporte.

    En el ámbito de la salud, muchas personas con discapacidad tienen necesidades sanitarias subyacentes adicionales que las hacen especialmente vulnerables a los síntomas graves de la COVID-19, si la contraen. Las personas con discapacidad también pueden correr mayor riesgo de contraer el virus porque la información sobre la enfermedad, incluidos los síntomas y las maneras de prevención, no se proporciona en formatos accesibles (por ejemplo, materiales impresos en Braille, interpretación de lenguaje de señas, subtítulos, contenidos audibles y materiales gráficos).

    Con el cierre generalizado de las escuelas (i), los niños con discapacidad no tienen acceso a servicios básicos, como programas de alimentación, tecnologías de asistencia, personal de apoyo, programas de recreación, actividades extracurriculares y programas de agua, saneamiento e higiene. La COVID-19 ha provocado un cambio repentino en la función de los padres/cuidadores que ahora deben desempeñarse simultáneamente como maestros, además de profundizar la brecha digital de los estudiantes relacionada con el acceso a los equipos, la electricidad e Internet.

    Cuando los sistemas de transporte disminuyen o interrumpen sus servicios debido a la COVID-19, las personas con discapacidad que dependen de estos medios para el transporte accesible quizás no pueden desplazarse, ni siquiera para atender necesidades básicas o asistir a citas médicas importantes.

    Los obstáculos a la inclusión social y económica plena de las personas con discapacidad son la inaccesibilidad de los entornos físicos y el transporte, la falta de disponibilidad de dispositivos y tecnologías de apoyo, medios de comunicación no adaptados, las deficiencias en la prestación de servicios, y los prejuicios y estigmas sociales discriminatorios.

    La pobreza puede aumentar el riesgo de discapacidad por malnutrición, acceso inadecuado a la educación (i) y la atención de salud, condiciones labores poco seguras, entornos contaminados y falta de acceso a agua potable y saneamiento. La discapacidad también puede aumentar el riesgo de pobreza por la falta de oportunidades de empleo y educación, los salarios más bajos y el mayor costo de vida que supone vivir con una discapacidad.

    Cada vez es mayor la conciencia a nivel mundial sobre el desarrollo inclusivo de la discapacidad. La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CPRD) (PDF) promueve su plena integración en la sociedad. Esta Convención se refiere específicamente a la importancia que tiene el desarrollo internacional en la protección de los derechos de las personas con discapacidad.

    En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (i) se establece claramente que la discapacidad no puede ser un motivo o criterio para privar a las personas de acceso a programas de desarrollo y el ejercicio de los derechos humanos. El marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) contiene siete metas que se refieren en forma explícita a las personas con discapacidad y otras seis relativas específicamente a las personas en situaciones vulnerables, incluidas las personas con discapacidad.

    Última actualización: Marzo 19, 2021

  • La inclusión de las personas con discapacidad y la ampliación de la igualdad de oportunidades son aspectos centrales de la labor del Banco Mundial para crear comunidades sostenibles e inclusivas, en consonancia con los objetivos institucionales de poner fin a la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida.

    El Banco Mundial incorpora la discapacidad en las tareas del desarrollo a través de su trabajo analítico, datos y políticas de buenas prácticas. También incorpora cuestiones relacionadas con la discapacidad en sus operaciones en una amplia variedad de sectores, como la promoción del acceso a servicios de infraestructura y servicios sociales; la rehabilitación; el desarrollo de habilidades; la creación de oportunidades económicas, y el trabajo con organizaciones de personas con discapacidad —centrando la atención en los más vulnerables de ese grupo de personas, como las mujeres y los niños—, y la influencia en las políticas y el desarrollo institucional. El equipo de la asesora en materia de discapacidad (i) coordina el actual apoyo analítico y la asesoría a los equipos de operaciones sobre los enfoques de inclusión de la discapacidad en el diseño y la ejecución de los proyectos. El Banco Mundial presentó su primer Marco sobre Inclusión de la Discapacidad y Rendición de Cuentas (i) en junio de 2018 a fin de proporcionar una hoja de ruta para:

    1.     Incluir la discapacidad en las políticas, operaciones y estudios analíticos del Banco Mundial, y

    2.     Fortalecer la capacidad interna para apoyar a los clientes en la implementación de programas de desarrollo inclusivo de la discapacidad.

    El marco es importante para los encargados de la formulación de políticas, los funcionarios gubernamentales, otros organismos de desarrollo y las personas con discapacidad.

    En virtud de los compromisos de financiamiento del Banco Mundial para ayudar a los países a combatir la COVID-19, se abren oportunidades para apoyar a las personas con discapacidad y limitar los impactos que estas sufren tanto a corto como a largo plazo.

    En julio de 2018, el Grupo Banco Mundial presentó 10 compromisos para acelerar los esfuerzos mundiales en favor del desarrollo inclusivo de la discapacidad en áreas clave tales como la educación, el desarrollo digital, la recopilación de datos, el género, la reconstrucción posterior a desastres, el transporte, las inversiones del sector privado y la protección social. Estos compromisos son:

    1.     Garantizar que para 2025 todos los programas y proyectos de educación financiados por el Banco Mundial sean inclusivos con respecto a la discapacidad.

    2.     Garantizar que todos los proyectos de desarrollo digital financiados por el Banco Mundial tengan en cuenta la discapacidad, en particular, mediante la aplicación de estándares universales de diseño y accesibilidad.

    3.     Ampliar la recopilación y el uso de datos sobre discapacidad, siguiendo los estándares y las mejores prácticas internacionales, por ejemplo, aplicando el conjunto de preguntas sobre discapacidad formulado por el Grupo de Washington (i).

    4.     Incluir preguntas sobre la discapacidad en Mujer, empresa y el derecho (i) para comprender mejor el empoderamiento económico de las mujeres con discapacidad.

    5.     Garantizar que, para 2020, todos los proyectos con los que se financien instalaciones públicas en contextos de reconstrucción posterior a desastres sean inclusivos con respecto de la discapacidad.

    6.     Garantizar que, para 2025, todos los proyectos de movilidad urbana y ferrocarriles con los que se respalden los servicios de transporte público financiados por el Banco Mundial sean inclusivos con respecto a la discapacidad.

    7.     En los proyectos del sector privado respaldados por la Corporación Financiera Internacional (IFC) intensificar la diligencia debida en relación con la inclusión de personas con discapacidad.

    8.     Garantizar que, para 2025, el 75 % de los proyectos de protección social financiados por el Banco Mundial sean inclusivos con respecto a la discapacidad.

    9.     Incrementar la cantidad de personal con discapacidades en el Grupo Banco Mundial.

    10. Difundir el Marco sobre Inclusión de la Discapacidad y Rendición de Cuentas (i) entre el personal del Banco Mundial como forma de respaldar el nuevo Marco Ambiental y Social (MAS) de la institución.

    El Marco Ambiental y Social (MAS) del Banco Mundial contiene una disposición estricta diseñada para garantizar la protección y la inclusión de los intereses de las personas con discapacidad, que exige que el prestatario considere específicamente la discapacidad en todas sus evaluaciones sociales.

    En varias partes del MAS se hace referencia directa a la salvaguardia de los intereses de las personas con discapacidad y a su protección de condiciones inseguras de trabajo. Además, en él se insta a los países a tomar medidas de ajuste razonables para adecuar los lugares de trabajo con miras a la inclusión de los trabajadores con discapacidad, y a proporcionar información en formatos accesibles. Además, en el MAS también se exige a los países clientes que lleven a cabo consultas significativas con las partes interesadas para conocer sus opiniones sobre los riesgos, los impactos y las medidas de mitigación de los proyectos.

    El Banco Mundial publicó también una directriz sobre cómo abordar los riesgos y los impactos de los proyectos en grupos desfavorecidos y vulnerables (i), en la que se aborda asimismo la inclusión de las personas con discapacidad. El Marco sobre Inclusión de la Discapacidad y Rendición de Cuentas se armoniza con el MAS, y proporcionará un modelo temático para apoyar las inversiones inclusivas de la discapacidad.

    La labor con la Asociación Internacional de Fomento (AIF)

    La discapacidad es un tema transversal del paquete de financiamiento de la decimonovena reposición de recursos de la AIF (AIF-19). Esto representa una oportunidad importante para garantizar la inclusión sistemática de las personas con discapacidad en los proyectos del Banco Mundial a modo de apoyo y el desarrollo de los servicios que se prestan a los países de la AIF. El paquete de la AIF-19 reconoce la inclusión de la discapacidad como un tema transversal y hace referencia explícita a la discapacidad en seis compromisos de políticas.

    Última actualización: Marzo 19, 2021

  • Análisis global y buenas prácticas:

    Educación inclusiva de la discapacidad

    ·       La Iniciativa de Educación Inclusiva (i), un fondo fiduciario de múltiples donantes con respaldo del Organismo Noruego de Desarrollo Internacional (Norad) y el Ministerio de Relaciones Exteriores, del Commonwealth y de Desarrollo (FCDO), invierte en capacidad técnica catalizadora y recursos de conocimientos que apoyan a los países para que la educación incluya progresivamente a los niños con distintos tipos de discapacidad.

    ·       El Programa de Educación Inclusiva de la Discapacidad en África (i), que recibe financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), invierte en diagnósticos regionales e intervenciones programáticas en Etiopía, Gambia, Ghana, Lesotho, Liberia, Senegal y Zambia. El programa desarrolla capacidad profesional a través de sesiones de formación técnica (i) y productos de conocimientos.

    Los últimos estudios analíticos sobre la educación inclusiva de la discapacidad incluyen:

    ·       Pivoting to Inclusion: Leveraging Lessons from the COVID-19 Crisis for Learners with Disabilities (Dirigir la conversación hacia la inclusión: Aprovechar las lecciones de la crisis provocada por la COVID-19 para ayudar a los estudiantes con discapacidad) (i)

    ·       Equity and Inclusion in Education in World Bank Projects: Persons with Disabilities, Indigenous Peoples, and Sexual and Gender Minorites (Equidad e inclusión en la educación en proyectos del Banco Mundial: Personas con discapacidad, pueblos indígenas y minorías sexuales y de género) (i)

    ·       Every Learner Matters: Unpacking the Learning Crisis for Children with Disabilities (Cada estudiante es importante: Descifrar la crisis del aprendizaje de los niños con discapacidad) (i)

    ·        The Challenge of Inclusive Education in Sub-Saharan Africa (El desafío de la educación inclusiva en África al sur del Sahara) (i)

    Discapacidad y desarrollo

    ·       El Banco Mundial publicó, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el primer Informe mundial sobre la discapacidad, con el que se contribuyó significativamente al debate internacional sobre la discapacidad y el desarrollo.

    El Banco Mundial produce estudios empíricos independientes sobre la pobreza y la discapacidad en los países en desarrollo, la discapacidad y la educación, y la discapacidad y los mercados laborales. Un ejemplo es el documento Disability and Poverty in Developing Countries: A Snapshot from the World Health Survey (La discapacidad y la pobreza en los países en desarrollo: Una síntesis de la Encuesta Mundial sobre la Salud) (i).

    Gestión del riesgo de desastres

    ·       La colaboración con el Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR) (i) generó un plan de acción estratégico sobre la inclusión de la discapacidad para orientar las inversiones y estudios analíticos del GFDRR y responder así a las necesidades de las personas con discapacidad. El plan de acción se complementa con orientaciones en materia de políticas (i) y buenas prácticas (i) sobre la atención de las necesidades de las personas con discapacidad en los proyectos de gestión de riesgos de desastres.

    ·       Como parte de la Serie de orientación sobre la recuperación en caso de desastres, el GFDRR y el Equipo de Inclusión de la Discapacidad publicaron la nota Recuperación de desastres inclusiva de la discapacidad (i) en julio de 2020. Esta nota de orientación proporciona directrices orientadas a la acción a funcionarios de Gobierno y encargados de la toma de decisiones responsables de la recuperación y reconstrucción posterior a un desastre. La orientación permitirá el desarrollo de planificación y programas en que se incluya la discapacidad a nivel sectorial y del Gobierno. En 2019, el GFDRR, en consulta con el Departamento de Prácticas Mundiales de Sostenibilidad e Inclusión Social, preparó una nota de orientación sobre la recuperación de desastres inclusiva de la discapacidad (PDF, en inglés) para entregar directrices para la acción a funcionarios de Gobierno y encargados de la toma de decisiones responsables de la recuperación y reconstrucción posterior a un desastre.

    Transporte

    ·       La labor regional en Oriente Medio y Norte de África incluye un manual de referencia para las operaciones del Banco Mundial sobre la mejora del acceso al transporte para las personas con movilidad limitada (i) y un estudio (i) sobre el apoyo a los ingresos para las personas con discapacidad.

    Tecnología e innovación

    ·       En el Informe sobre el desarrollo mundial 2016: Dividendos digitales (i) se subraya cuán trascendente es garantizar el acceso de las personas con discapacidad a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

    Agua

    El Banco Mundial ha preparado una nota de orientación (i) para el personal acerca de cómo promover la inclusión y la accesibilidad de las personas con discapacidad en las operaciones del sector del agua.

    Mujeres y niñas con discapacidad

    ·       La reseña del Banco Mundial sobre la violencia contra las mujeres y las niñas con discapacidad (PDF, en inglés) es parte de la serie de Guía de recursos sobre la violencia contra las mujeres y las niñas elaborada en colaboración con el Instituto Mundial de la Mujer de la Universidad George Washington y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En el documento se explican las causas y las consecuencias de la violencia contra las mujeres y las niñas con discapacidad y se plantean recomendaciones sobre cómo promover enfoques constructivos y holísticos para lograr políticas inclusivas, instituciones más receptivas y comunidades conscientes.

    Proyectos por región:

    Asia meridional

    ·       En India, el Proyecto sobre Medios de Subsistencia en las Zonas Rurales de Rajastán (i) y el Proyecto sobre Medios de Subsistencia en la Zonas Rurales del Noreste de India (i) mejoraron las oportunidades económicas de las poblaciones rurales y los grupos más vulnerables, incluidas las personas con discapacidad física, a través de grupos de autoayuda. El Proyecto de Reducción de la Pobreza y Empoderamiento en Tamil Nadu (i) se concentró en prestar servicios a personas con discapacidad intelectual y de desarrollo.

    ·       En Nepal, el Proyecto de Mejora de la Capacitación y la Formación Profesional (i) se centró en fortalecer la enseñanza técnica dirigida específicamente a grupos desfavorecidos, incluidas las personas con discapacidad. Una de las actividades consistió en respaldar la capacitación de corta duración para jóvenes de entre 16 y 40 años. Si bien en virtud del proyecto se reembolsó entre el 60 % y el 80 % del costo de la capacitación acordada, en el caso de las personas con discapacidad se cubrió el 100 % de dicho costo.

    Asia oriental y el Pacífico

    ·       En Indonesia, el proyecto PNPM Peduli (i) colabora con las organizaciones de la sociedad civil para llegar a grupos marginados, y actualmente incluye un pilar relativo a la discapacidad que se centra en el fortalecimiento de la capacidad y el financiamiento en forma de donaciones para organizaciones de personas con discapacidad. El Proyecto Nacional de Abastecimiento de Agua y Saneamiento Rural (Financiamiento adicional II para PAMSIMAS) (i) ha incorporado un planteamiento de inclusión de las personas con discapacidad en las operaciones, y ha centrado la atención en la institucionalización de la inclusión de la discapacidad en el ciclo del proyecto y en la incorporación de las cuestiones relacionadas con la discapacidad en las políticas del proyecto.

    ·       En Vietnam, se ha identificado a las personas con discapacidad como beneficiarias específicas del Proyecto de Fomento del Mejoramiento Urbano (i). En este proyecto inclusivo de las personas con discapacidad en varias ciudades de tamaño mediano se aplican normas técnicas de infraestructura accesible; diseño universal en entornos urbanos, carreteras, escuelas e instalaciones públicas, y accesibilidad del transporte.

    África occidental y central

    ·       En Côte d'Ivoire, Guinea y Nigeria, el Proyecto de Participación de los Grupos Marginalizados en el Diseño de Sistemas de Identificación (PDF, en inglés) realizó consultas inclusivas para entender cómo las personas con discapacidad pueden acceder y beneficiarse de los sistemas de identificación nacionales tecnológicamente avanzados.

    ·       En Nigeria, la inclusión de la discapacidad se incorpora en numerosos proyectos. El Proyecto de Procesamiento de Productos Agrícolas y de Apoyo a la Mejora de los Medios de Subsistencia y de la Productividad (i) proporcionará apoyo a las mujeres, los jóvenes y los agricultores con discapacidad. El Proyecto de Gestión de Inundaciones Urbanas en Ibadan (i) procura asegurar que las inversiones en infraestructura adopten principios de diseño universales, y que se incorporen las necesidades de las personas con discapacidad en el diseño de los sistemas de alerta temprana de inundaciones.

    África oriental y meridional

    ·       En Burundi y Rwanda, el Proyecto de Emergencia para la Desmovilización y la Reintegración durante el Periodo de Transición y el Proyecto de Emergencia para la Desmovilización, Reinserción y Reintegración (i) prestó apoyo específico a grupos vulnerables, entre ellos niños que tenían vínculos con las fuerzas armadas y excombatientes con discapacidad. En virtud de los proyectos se proporciona vivienda y actividades de capacitación en apoyo de la autonomía y la salud integral de estos excombatientes con discapacidad severa.

    Oriente Medio y Norte de África

    ·       En Egipto, gracias al Proyecto de Rehabilitación de la Terminal 2 del Aeropuerto de El Cairo (i) se respaldaron medidas de mejora de la accesibilidad, algunas de las que se incluyeron en el diseño final del proyecto. En la actualidad, el nuevo aeropuerto está adaptado para personas con discapacidad. En Iraq, con el Proyecto de Emergencia sobre la Discapacidad (i) se respaldó la prestación de servicios de rehabilitación y protéticos a personas con discapacidad.

    ·       Como parte de un préstamo para políticas de desarrollo, el Banco ayudó al Gobierno de Marruecos a formular un plan de acción sobre accesibilidad y transporte urbano, con atención específica en la identificación de intervenciones prioritarias en las ciudades más importantes seleccionadas, y a revisar el código de construcción con el fin de promover la accesibilidad. Se llevó a cabo un cursillo a nivel nacional dirigido a los encargados de formular las políticas y tomar las decisiones en los ministerios. Las recomendaciones del plan nacional se incorporan en los proyectos e intervenciones en el sector del transporte.

    América Latina y el Caribe

    ·       En Guyana, el Proyecto de Mejora del Sector de la Educación (i) trabajó con especialistas en desarrollo social para abordar la discapacidad mediante consultas con las partes interesadas sobre la reforma del plan de estudios, la capacitación docente, los materiales pedagógicos accesibles y los indicadores de seguimiento.

    Europa oriental y central

    ·       En la República Kirguisa, el Banco respaldó el establecimiento de servicios de infraestructura comunitarios (incluidos dispensarios y escuelas), con atención especial en la accesibilidad de las personas con discapacidad.

    En Bangladesh, Bosnia y Herzegovina, Indonesia, Granada, Líbano y Marruecos se están ejecutando otros proyectos que abordan las cuestiones relativas a la discapacidad desde la perspectiva de la inclusión social.

    Proyectos financiados por fondos fiduciarios:

    El Fondo Especial para la Formulación de Políticas y el Perfeccionamiento de los Recursos Humanos (PHRD) del Gobierno de Japón (i) se sumó al financiamiento proporcionado por el Banco Mundial aportando un total de USD 23 millones para incorporar las cuestiones relacionadas con la discapacidad en los proyectos del Banco Mundial en todo el mundo. Algunos ejemplos son:

    ·       En Jamaica, se prestó apoyo a la mejora de los servicios y el aumento de las oportunidades de empleo para personas con discapacidad.

    ·       En Moldova, un proyecto respaldó la mejora del acceso a la educación de los niños con discapacidad.

    ·       En Perú, un proyecto se centró en incorporar el diseño inclusivo y la movilidad universal en Lima.

    ·       En Rumania, el objetivo fue mejorar la elaboración de políticas y el marco institucional para las personas con discapacidad.

    ·       En India, el Banco Mundial apoyó la elaboración de paquetes de formación titulados “Making Inclusion Work” (Hacer que funcione la inclusión) (i) para instructores, que formarán a los profesores de educación general en el apoyo a los alumnos con autismo, problemas de audición, parálisis cerebral y sordoceguera.

    La Iniciativa de Educación Inclusiva (i) invierte en recursos para intervenciones en Nepal, Rwanda y Etiopía con el fin de fortalecer los sistemas que apoyan los logros académicos de estudiantes con discapacidad:

    ·       En Rwanda, se realizó un mapeo y una revisión exhaustiva de las aulas y los centros de evaluación, y se fortaleció el Sistema de Información de Gestión Educativa, la asistencia técnica y el desarrollo de capacidades específicas.

    ·       En Nepal, se financió la modernización de la contratación y el despliegue de maestros, la asistencia técnica para fortalecer la inclusión de la discapacidad en proyectos en curso, la recopilación y la gestión de datos, y las donaciones para la innovación a las organizaciones de personas con discapacidad.

    En Etiopía, se mejoró la calidad de los servicios en los centros de recursos para la educación inclusiva, y se fortaleció el Sistema de Información de Gestión Educativa y la evaluación y el desarrollo de un programa preescolar inclusivo.

    Última actualización: Marzo 19, 2021

  • Las alianzas cumplen una función crucial a nivel estratégico, mediante el desarrollo de marcos de políticas e institucionales y, a nivel de proyectos, a través de la ejecución conjunta con la sociedad civil y las organizaciones comunitarias y de personas con discapacidad para promover la inclusión de estas personas.

    ·       El Banco Mundial colabora con donantes bilaterales para la educación inclusiva de la discapacidad. Específicamente, Norad y FCDO apoyan la Iniciativa de Educación Inclusiva (IEI) (i). Por su parte, USAID apoya el Programa de Educación Inclusiva de la Discapacidad en África (i).

    ·       El Banco Mundial se asoció con Unicef (i) y USAID (i) para realizar una serie de formación técnica (i) sobre los elementos esenciales de un entorno propicio y la prestación de servicios que pueden apoyar los esfuerzos para crear sistemas de educación inclusiva para todos, incluidos los estudiantes con discapacidad, y ayudar a lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible relacionado con la educación de calidad para todos a más tardar en 2030.

    ·       El Banco Mundial y la Fundación ONCE (i) siguen comprometidos con la promoción del desarrollo económico y social de las personas con discapacidad a través de oportunidades de educación, empleo, desarrollo de habilidades y capacitación, y el diseño universal y la accesibilidad para todos.

    ·       El Banco Mundial ha colaborado con la Fundación Nipona (i) para trabajar en actividades relacionadas con la discapacidad, como la creación de oportunidades de empleo para las personas con discapacidad, el fomento de la inclusión a través del uso de las TIC, y el intercambio activo de conocimientos técnicos sobre el desarrollo inclusivo de la discapacidad.

    ·       El Banco Mundial y Leonard Cheshire Disability (i) colaboran en varios ámbitos importantes y específicos, como el empleo y la educación inclusiva mediante la investigación conjunta, el desarrollo de capacidades, y el aprovechamiento de modelos exitosos. En conjunto con esta institución y con Inclusion International (i), el Banco Mundial publicó el informe Every Learner Matters (Cada estudiante es importante) (i) en junio de 2019.

    El Banco Mundial actúa como observador en el Grupo de Apoyo Interinstitucional (GAII) para la implementación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CRPD) (i) de las Naciones Unidas y proporcionó comentarios sobre la Estrategia de las Naciones Unidas para la Inclusión de la Discapacidad. También participó activamente en el décimo segundo período de sesiones de la Conferencia de los Estados Partes en la CRPD (i), celebrado en Nueva York. Además, coorganizó el foro público "Tomar medidas conducentes a un marco de la reducción del riesgo de desastres inclusiva de la discapacidad (Marco de Acción de Hyogo 2) y su implementación" (i), que tuvo lugar en Sendai, Japón.

    Última actualización: Marzo 19, 2021





Recursos adicionales

Contacto

Washington D.C.
Uwi Basaninyenzi
ubasaninyenzi@worldbankgroup.org