ARTÍCULO Octubre 14, 2017

Un llamado a tomar medidas y a invertir de cara al futuro

Image

© Simone D. McCourtie/Banco Mundial


El crecimiento mundial se ha fortalecido durante el año pasado, con una recuperación de la inversión, el comercio y el precio de los productos básicos en medio de condiciones financieras mundiales favorables. Con todo, los riesgos de deterioro se mantienen, y las perspectivas de crecimiento varían sustancialmente de un país a otro. El Grupo Banco Mundial se encuentra en una posición única para ayudar a los países en desarrollo a abordar los desafíos complejos que amenazan sus avances en una economía mundial cada vez más interconectada.

Este fue un mensaje fundamental del Comité para el Desarrollo, un foro de nivel ministerial del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en un comunicado dado a conocer al cierre de las Reuniones Anuales de ambas instituciones en la ciudad de Washington.

El Comité, que representa a 189 países miembros, reiteró su respaldo al rol que cumple el Grupo Banco Mundial como un líder eficaz y responsable del desarrollo mundial, con un sólido historial de apoyo a las aspiraciones de desarrollo a largo plazo de los países. El Comité instó al Grupo Banco Mundial a lograr una mayor coordinación y asociación entre las instituciones financieras internacionales con el fin de movilizar el financiamiento necesario para lograr un crecimiento sostenible e inclusivo, potenciar el capital humano y reforzar la resiliencia.

El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, se refirió a estas prioridades en el discurso que pronunció en la sesión plenaria de las Reuniones Anuales. Señaló que la recuperación de la economía mundial ha hecho que este sea “un período especialmente importante para hacer frente a la pobreza mundial, dado que contamos con un mayor margen para adoptar medidas audaces que hagan crecer la economía, proteger a los países de las graves crisis coincidentes e invertir en la gente”.

En el comunicado del Comité y en el discurso del presidente Kim se puso énfasis en los esfuerzos realizados por el Grupo Banco Mundial para maximizar el financiamiento para el desarrollo, ayudando al mismo tiempo a garantizar la complementariedad de las inversiones públicas y privadas. Sobre la base de principios conjuntos ratificados en la última cumbre del Grupo de los Veinte (G-20), el Grupo Banco Mundial y otros bancos multilaterales de desarrollo ayudarán a los países a aumentar sus recursos destinados al desarrollo recurriendo adecuadamente a soluciones del sector privado que puedan impulsar el crecimiento en beneficio de los más pobres y más vulnerables. En el caso del Grupo Banco Mundial, esto incluye un esfuerzo conjunto de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) para movilizar inversiones privadas y crear mercados en los entornos más difíciles del mundo.

El Comité apoyó el énfasis del Grupo Banco Mundial en el capital humano, haciendo notar que enfoques sistemáticos en materia de salud, nutrición, educación y protección social sientan las bases del desarrollo a largo plazo. En el comunicado se destacó el Informe sobre el desarrollo mundial, (i) recientemente publicado y que se centra en la educación, y los esfuerzos para eliminar las disparidades de género para que las mujeres tengan acceso a bienes, financiamiento y empleos, incluida la Iniciativa de Financiamiento para Mujeres Emprendedoras (i) puesta en marcha durante las Reuniones Anuales. En su discurso, el presidente Kim anunció también el proyecto de capital humano, una iniciativa acelerada para ayudar a los países a invertir más —y más eficazmente— en su gente.

En el comunicado se mencionó la función de liderazgo que desempeña el Grupo Banco Mundial en los esfuerzos mundiales para reforzar la resiliencia frente a las crisis macroeconómicas y de otros tipos. El presidente Kim, en su discurso, destacó iniciativas clave para abordar los desafíos del cambio climático, los refugiados y el desplazamiento forzoso, y las pandemias. Por su parte, el Comité señaló que las crisis cíclicas ejercen presión en los sistemas financieros vulnerables. Instó al Grupo Banco Mundial y al FMI a colaborar con los países para intensificar la movilización de recursos internos, reducir los flujos financieros ilícitos y crear instrumentos para la prevención de crisis y desastres y la preparación para estos acaecimientos.

En su discurso, el presidente Kim dijo que el Grupo Banco Mundial necesita más recursos, declarando que: “Las enormes necesidades de desarrollo y las crecientes aspiraciones generan una demanda abrumadora”. Manifestó que las instituciones del Grupo Banco Mundial han demostrado una excepcional capacidad de optimización de los recursos a lo largo de los años, pero los objetivos mundiales y las ambiciones de desarrollo de los países exigen ahora un financiamiento de una magnitud sin precedentes. El Comité pidió al Directorio Ejecutivo y a la administración del Grupo Banco Mundial que estudien todas las opciones posibles para aumentar la capacidad financiera del Grupo Banco Mundial y que formulen medidas en los próximos meses.


Api
Api