COMUNICADO DE PRENSA

El GAFSP busca alcanzar a más de 10 millones de agricultores en 25 países

Septiembre 11, 2013

CIUDAD DE WASHINGTON, 11 de septiembre de 2013. Los asociados del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (GAFSP), un fondo fiduciario de varios donantes creado en 2010 para mejorar la seguridad alimentaria en los países más pobres del mundo, anunciaron hoy la asignación de US$254,5 millones en concepto de donaciones a ocho países. Estas donaciones respaldarán las iniciativas nacionales orientadas a aumentar la productividad agrícola, mejorar la seguridad alimentaria y nutricional, y reducir la pobreza en Burkina Faso, Honduras, Malí, Nicaragua, República Kirguisa, Uganda, Yemen y Zambia.

Los precios internacionales de los alimentos registraron tres aumentos marcados en los últimos cinco años. En vista de que el panorama futuro de los precios de los alimentos es incierto, el GAFSP procura mejorar la seguridad alimentaria y reducir la pobreza otorgando financiamiento con fines específicos al sector agrícola de países de ingreso bajo. El GAFSP entra en escena una vez que la asistencia para la emergencia y la recuperación llega a su fin y apunta a lograr un desarrollo transformador y duradero en el largo plazo.

"Canadá está orgulloso de que sus inversiones —que suman más de US$250 millones desde 2010— hayan representado una contribución importante a las iniciativas del GAFSP tendientes a lograr resultados positivos en países en desarrollo, como el aumento de la productividad agrícola, el fortalecimiento de los vínculos entre los agricultores y los mercados, y la mejora de la capacidad técnica de las instituciones para desarrollar políticas agrícolas”, señaló el Honorable Christian Paradis, ministro de Desarrollo Internacional de Canadá. “El aumento de la seguridad alimentaria es uno de los temas de desarrollo internacional prioritarios para Canadá, y nos complace ser parte de esta asociación mundial que promueve soluciones sostenibles y dirigidas por los países para fortalecer el papel de la agricultura como camino a la prosperidad”.

El GAFSP ha asignado ya US$912 millones a 25 países, incluidas estas nuevas donaciones, y espera mejorar los ingresos y la seguridad alimentaria de más de 10 millones de beneficiarios, principalmente pequeños agricultores y sus familias. El programa ya ha logrado impactos considerables en el terreno. Por ejemplo, en Sierra Leona, donde el sector agrícola contribuye con el 40% del producto interno bruto (PIB), el respaldo del GAFSP permitió rehabilitar 1300 hectáreas de pantanos en los valles interiores y ampliar el acceso a servicios financieros rurales, lo cual incluye la creación de 15 asociaciones de servicios financieros y 4 bancos comunitarios.

“El GAFSP ofrece financiamiento basado en el mérito que permite lograr resultados sostenibles de alto impacto, con foco en los pequeños agricultores de comunidades pobres”, comentó Lael Brainard, subsecretaria del Tesoro de Estados Unidos para Asuntos Internacionales. “No llama la atención que la demanda de la asistencia con fines específicos que brinda el GAFSP siga siendo elevada, como puede verse en la cantidad inédita de programas bien desarrollados que se recibieron en esta ronda. Dada la importancia de la seguridad alimentaria mundial, Estados Unidos se enorgullece de respaldar este programa innovador y exitoso, y solicitamos a los demás países que aumenten sus inversiones en el GAFSP”.

El Comité Directivo asignó nuevos fondos a las siguientes propuestas presentadas por los países:

  • En Burkina Faso, los fondos del GAFSP, por un total de US$37,1 millones, permitirán aumentar la producción agrícola en las cadenas de valor de cereales, horticultura, ganadería y pesca en tres regiones con déficit alimentario.
  • En Honduras, los fondos del GAFSP, por un total de US$30 millones, mejorarán la seguridad alimentaria, el problema de la desnutrición y la pobreza rural en la región más vulnerable de América Central.
  • El GAFSP asignó US$21,5 millones adicionales al proyecto que respalda en la República Kirguisa. Los fondos se destinarán al proyecto ya en marcha con el que se busca rehabilitar los sistemas de riego y drenaje, desarrollar las capacidades de las asociaciones de usuarios de agua y promover un componente nutricional.
  • En Malí, los fondos del GAFSP, por un total de US$37,2 millones, se utilizarán para respaldar el control del agua, mejorar la productividad agrícola y fortalecer la capacidad de las autoridades locales y las organizaciones de agricultores.
  • En Nicaragua, los fondos del GAFSP, por un total de US$33,9 millones, serán destinados a los pequeños productores, las minorías étnicas y las cadenas de valor con potencial de crecimiento en la empobrecida región de la costa del Caribe de Nicaragua.
  • En Uganda, los fondos del GAFSP, por un total de US$27,6 millones, respaldarán la iniciativa gubernamental de vincular la agricultura, la nutrición, la salud y la educación a través de la creación de huertas de demostración en las escuelas, la educación nutricional, y las pequeñas huertas.
  • En Yemen, los fondos del GAFSP, por un total de US$36 millones, fortalecerán la gestión comunitaria de la tierra y el agua, además de mejorar el acceso a servicios veterinarios, promover los cultivos de mayor valor y las microempresas.
  • En Zambia los fondos del GAFSP, por un total de US$31,1 millones, permitirán mejorar la producción de alimentos, desarrollar cadenas de valor y fortalecer la capacidad en los distritos que presentan los mayores niveles de pobreza e inseguridad alimentaria.

Las propuestas elegidas fueron seleccionadas por el Comité Directivo del GAFSP a partir de un grupo muy competitivo de 20 propuestas completas. Dicho comité está conformado por miembros de países donantes y receptores y representantes de organizaciones de la sociedad civil, entidades supervisoras y otras partes interesadas. Las propuestas seleccionadas demostraron que las iniciativas en cuestión eran sumamente necesarias y que contaban con un contexto normativo favorable y un plan integral de desarrollo agrícola.

“Los pequeños agricultores son participantes centrales, en su carácter de actores y beneficiarios, al momento de resolver el problema de seguridad alimentaria”, señaló Uon Sophal, presidente de la Asociación Asiática de Agricultores. “Nos complace que el GAFSP esté destinando más recursos a fortalecer las actividades y las empresas de los pequeños agricultores”.

Los países que recibieron financiamiento del GAFSP en rondas anteriores son: Bangladesh, Burundi, Camboya, Etiopía, Gambia, Haití, Liberia, Malawi, Mongolia, Nepal, Níger, República Kirguisa, Rwanda, Senegal, Sierra Leona, Tayikistán, Tanzanía y Togo.

 

El GAFSP se creó tras la crisis de los precios de los alimentos para financiar soluciones de largo plazo que permitieran generar capacidad de adaptación, aplicar políticas para ayudar a las personas a lidiar con la volatilidad de los precios y contribuir a evitar nuevas crisis. Hasta la fecha, Australia, la Fundación Bill y Melinda Gates, Canadá, Japón, Irlanda, los Países Bajos, Corea del Sur, España, el Reino Unido y Estados Unidos han prometido al GAFSP un total de US$1300 millones. Los fondos se envían a países que cuentan con planes estratégicos, innovadores y creíbles para mejorar la productividad agrícola y la seguridad alimentaria. Estados Unidos puso en ejecución un “desafío de financiamiento”: el país ofrecerá US$1 más al GAFSP por cada US$2 aportados por otros donantes, hasta un límite de US$475 millones para el país. A fin de sacar el mayor provecho de este compromiso, el GAFSP debe recaudar US$575 millones adicionales de los otros donantes.

 

Contactos para medios de comunicación
COMUNICADO DE PRENSA N.º
2014/073/ARD