ARTÍCULO Abril 21, 2018

Bases sólidas para lograr un mayor impacto

Image

© Simone D. McCourtie/Banco Mundial


Pese a que se prevé que el crecimiento mundial será robusto en el futuro inmediato, los países en desarrollo enfrentan desafíos para mantener el ritmo de los avances ya logrados y asegurar un crecimiento sostenible e inclusivo en medio de cambios estructurales en la economía mundial. El Grupo Banco Mundial ocupa una posición privilegiada para abordar los desafíos mundiales y ayudar a los países a cumplir sus metas en el panorama de desarrollo cada vez más complejo de hoy en día.

Este fue un mensaje fundamental del Comité para el Desarrollo, un foro de nivel ministerial del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en un comunicado dado a conocer en la clausura de las Reuniones de Primavera de ambas instituciones realizadas en la ciudad de Washington.

El Comité reiteró su respaldo a los dos objetivos del Grupo Banco Mundial de poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida, reconociendo al mismo tiempo que el Grupo Banco Mundial debe fortalecer su capacidad financiera para satisfacer las aspiraciones de sus accionistas, movilizar capital a escala y dar respuesta a los desafíos mundiales del desarrollo. El Comité estuvo de acuerdo con un aumento del capital para el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Corporación Financiera Internacional (IFC) como parte de un paquete de reformas fundamentales que permitirán al Grupo Banco Mundial producir resultados de desarrollo de manera más eficaz y, a la vez, ser más eficiente y sostenible desde el punto de vista financiero. Esto ayudará al Grupo Banco Mundial a seguir estando a la vanguardia en el ámbito de los bienes públicos mundiales y a dar mayor apoyo en zonas frágiles y afectadas por conflictos.

El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, en sus declaraciones en la conferencia de prensa de apertura de las Reuniones de Primavera, destacó también el fortalecimiento financiero de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los países más pobres, a través de la emisión de un bono inaugural realizada esta semana que permitió recaudar USD 1500 millones, aportados por inversionistas de todo el mundo. “El ingreso de la AIF en los mercados de capital internacionales es un hecho histórico y representa un nuevo cambio transformador en el modo en que encaramos el financiamiento para el desarrollo”, dijo, agregando que “la AIF podrá incrementar significativamente los fondos que proporciona a los países para ayudarlos a alcanzar los objetivos de desarrollo para 2030 y generar mayor valor para los accionistas”.

Tanto en el comunicado del Comité como en el discurso del presidente Kim, que pronunció antes de las Reuniones en American University, se puso énfasis en que el Grupo Banco Mundial debe continuar atrayendo recursos del sector privado para iniciativas de desarrollo, ya que este último constituye la principal fuerza motriz de las inversiones, la innovación y el empleo. El Comité exhortó al Banco Mundial, IFC y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) a trabajar en estrecho contacto para movilizar inversiones privadas a fin de maximizar el financiamiento a favor de un crecimiento inclusivo y la reducción de la pobreza.

El presidente Kim también subrayó la importancia de crear capital humano para sentar las bases del desarrollo a largo plazo en los países clientes del Grupo Banco Mundial. En las próximas Reuniones Anuales, programadas para octubre en Indonesia, el Grupo Banco Mundial dará a conocer un índice que clasifica los países según sus niveles de inversión en el capital humano y brindar información a las autoridades del sector público que toman decisiones sobre inversiones en salud y educación.

Sin dejar de reconocer una serie de desafíos apremiantes para los países en desarrollo —entre otros, un aumento de los niveles de deuda pública en los países de ingreso bajo, riesgos climáticos y de desastres, y desigualdades importantes en materia de género—, el Comité reiteró su apoyo al rol del Grupo Banco Mundial en el desarrollo de soluciones mundiales. En el comunicado del Comité también se indicó que el aumento del capital se vincula con ajustes que resultarán en un nuevo equilibrio de la participación accionaria entre los países miembros del Grupo Banco Mundial.

En su discurso, el presidente Kim dijo que el optimismo ha definido la visión del Grupo Banco Mundial desde el principio. Citó al secretario del Tesoro de EE. UU., Henry Morgenthau, quien enunció la meta de la nueva organización [el Banco Mundial] en la Conferencia de Bretton Woods en 1944: “La creación de una economía mundial dinámica en la que los pueblos de cada nación serán capaces de realizar sus potencialidades en paz, elevar sus propios estándares de vida y gozar cada vez más de los frutos del progreso material. Porque la libertad de oportunidades es la base de todas las demás libertades”.

 


Api
Api