COMUNICADO DE PRENSA

Seguridad vial: Los países más pobres necesitan más financiamiento y coordinación

Noviembre 16, 2015


El Banco Mundial prioriza la seguridad en todo su financiamiento para infraestructuras viales

BRASILIA (Brasil), 17 de noviembre de 2015. Según han afirmado representantes del Banco Mundial en vísperas de una conferencia mundial, los países en desarrollo pueden lograr grandes beneficios con la mejora de la seguridad vial mediante mayor financiamiento y coordinación para ampliar intervenciones que brindan resultados probados.

En la 2.ª Conferencia Mundial de Alto Nivel sobre la Seguridad Vial, que tendrá lugar los días 18 y 19 de noviembre en Brasilia, participará una delegación del Grupo Banco Mundial encabezada por el director gerente Bertrand Badré y el director superior Pierre Guislain. La delegación analizará con clientes, asociados y posibles donantes la mejor manera de incrementar la acción, el financiamiento y el impacto general, de forma que haya progresos visibles en los países pobres.

Según los cálculos del último Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial, pese a que la mortalidad por accidentes de tránsito se ha estabilizado desde 2007, sigue habiendo cifras absolutamente inaceptables, con 1,25 millones de muertes por accidentes de tránsito y 50 millones de personas lesionadas al año, lo cual es un número superior al de fallecimientos por malaria o tuberculosis y, de mantenerse esta tendencia, en el año 2020 el número de muertes relacionadas con el tránsito podría superar al de las producidas por el VIH/sida.

Las lesiones por accidentes de tráfico son la causa principal de la muerte de personas con edades comprendidas entre los 15 y los 29 años. Se calcula que en países de ingreso bajo y mediano esas muertes y lesiones reducen el producto interno bruto (PIB) entre un 3 % y un 5 %, afectando con frecuencia a los más pobres. Desde 2010, en los países de ingreso bajo se ha registrado un promedio mayor de fallecimientos por accidentes de tránsito que en los países de ingreso mediano. África sigue siendo la región con la tasa de mortalidad más elevada, con un 52 % en 2013, por encima de la media mundial. Ese año, último del que se disponen datos, el resto de las regiones comunicaron una tasa inferior.

“El sector público y el privado tienen que intensificar los esfuerzos para cumplir el ambicioso objetivo de reducir los accidentes de tránsito en un 50 % para 2020”, manifestó Bertrand Badré, director gerente del Banco Mundial. “Tenemos que hacer que las cosas cambien y pasar de estabilizar el número de muertes a reducirlas drásticamente, lo que precisará mayor compromiso, aumentar la escala de las actuaciones y financiamiento específico”.

En los últimos 10 años, el Servicio Mundial para la Seguridad Vial del Banco Mundial ha promovido el intercambio universal de conocimientos e intervenciones multisectoriales con el apoyo del Reino Unido, Bloomberg Philanthropies y la FIA Foundation. Todos los proyectos viales del Banco Mundial incluyen en la actualidad un componente de seguridad, y su financiamiento específico en esa materia se ha incrementado más de un 300 %, desde los USD 56 millones en el ejercicio de 2006 hasta los USD 239 millones en el de 2015.

El objetivo del Servicio Mundial para la Seguridad Vial es ampliar su base de donantes para aumentar su impacto global. En la actualidad respalda 44 proyectos en 26 países, en los que, entre otras medidas, se hace hincapié en el diseño y las infraestructuras de seguridad vial, la capacidad institucional, la legislación, la vigilancia policial y la aplicación de la ley, y el cambio de conducta de automovilistas y peatones, así como en automóviles más seguros y respuestas efectivas tras los accidentes.

El financiamiento y la asistencia técnica del Servicio Mundial para la Seguridad vial está ayudando a muchos países a lograr importantes resultados, entre ellos:

  • Evaluación de aproximadamente 40 000 kilómetros de vías de tránsito de alto riesgo en 13 países, con la posibilidad de salvar 280 000 vidas y reducir lesiones graves durante un periodo de 20 años.
  • Descenso del 35 % en los fallecimientos por causa del tránsito en proyectos viales en Argentina desde 2011, y un 11 % de reducción de muertes a lo largo de proyectos de corredores de transporte en Nigeria.
  • Mejor capacidad institucional para la gestión de la seguridad vial en muchos países, como Brasil, China, India, Malawi, México, Marruecos, Rusia y Tanzanía.
  • Impacto regional en toda América Latina a través del Observatorio Iberoamericano de Seguridad Vial.

Los resultados demuestran que más asociaciones de carácter práctico con Gobiernos comprometidos, con el sector privado y con otras partes asociadas pueden acelerar el cambio y salvar preciosas vidas humanas.

“Nuestro compromiso es ayudar a los países a reducir a la mitad el número de personas fallecidas y lesionadas por causa del tránsito, y estamos muy interesados en que se nos unan nuevos asociados al Servicio Mundial para la Seguridad Vial”, afirmó Pierre Guislain, director superior del Departamento de Prácticas Mundiales de Transporte y TIC del Banco Mundial. “La comunidad internacional tiene que dar prioridad a la dramática situación de los países de ingreso bajo, que con solo el 1 % del parque automovilístico y el 12 % de la población mundial padecen el 16 % del total de muertes derivadas de accidentes de tráfico”. 

Contactos para medios de comunicación
En Brasilia
Mauricio Rios
Teléfono: +1 (202) 340 1327
mrios@worldbank.org
Candyce Da Cruz Rocha
Teléfono: +55-61-33291059
crocha@worldbank.org
En Washington D.C.
Lucie Blyth
Teléfono: +1 (202) 473 9262
lblyth@worldbank.org

COMUNICADO DE PRENSA N.º
2016/181/GTIDR

Api
Api