Esta página en:

ARTÍCULO

Kim: Ahora podemos comenzar a imaginar un mundo sin pobreza

Julio 04, 2013

Estudiantes en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, habló de su visión sobre prosperidad compartida con académicos y estudiantes en Perú.
  • Kim destacó el compromiso del Banco para mejorar la calidad de la educación, especialmente en la zonas rurales del Perú.
  • En un encuentro con el Padre Gustavo Gutiérrez, fundador de la Teología de la Liberación, Kim recordó sus inicios en la lucha contra la pobreza.

Para el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, es en esta generación, como nunca antes, cuando hemos comenzado a imaginar un mundo sin pobreza. Ese fue su mensaje a estudiantes y representantes de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) durante un webcast en vivo realizado en el auditorio de Derecho de esa casa de estudios.

Kim, quien estuvo acompañado por la ministra de Desarrollo e Inclusión Social –y exalumna de la PUCP- Carolina Trivelli, respondió preguntas realizadas por los estudiantes presentes y algunas enviadas vía redes sociales. El presidente del Banco respondió en ocasiones en español, lo que atrajo la atención inmediata de la audiencia, e incluso bromeó con el público inyectando de vida el debate.

El presidente comenzó su intervención explicando que son los pueblos y sus gentes los verdaderos dueños del Banco Mundial y describió cómo la institución ha cambiado su enfoque para alcanzar un mundo sin pobres para el año 2030. Hoy en día, la igualdad de género, el cambio climático y los derechos de los pueblos indígenas son prioridades, y, como tal, se engloban dentro de los objetivos de la organización de un mundo libre de la pobreza y a favor de la prosperidad compartida.

“Lo importante es conectar palabras como justicia social y pobreza”, afirmó el presidente Kim, citando al líder de la Teología de la Liberación, el padre Gustavo Gutiérrez, con quien se reunió en el campus de la PUCP en Lima.

En una sesión animada, hubo muchas preguntas del público asistente y de la audiencia externa vía Facebook y Twitter: el evento fue transmitido en vivo por Internet a nivel nacional y global desde la página de la PUCP y del sitio Banco Mundial en Vivo.

Muchos de los participantes online plantearon sus soluciones para alcanzar un mundo sin pobres. A través del livechat del Banco, Diana de la Rosa comentó: “Para terminar con la pobreza se tiene que educar a las familias, identificar sus fortalezas, ampliar sus oportunidades… el resto… lo hacen ellas mismas”.

Desde Twitter @hector_Cardona6 dijo “#senecesita trabajar duro con metas, aplicando un cierto nivel de responsabilidad social como empresarios y emprendedores”.

Open Quotes

Lo importante es conectar palabras como justicia social y pobreza. Close Quotes

Jim Yong Kim
Presidente del Grupo Banco Mundial

Invertir en la próxima generación

En los últimos cinco años, Perú ha visto reducir drásticamente sus índices de pobreza –desde un 50% en 2005 al 26% en 2012- pero la desigualdad en el país continua siendo alta y quienes son tus padres aún es un factor decisivo en relación a las oportunidades que puedes tener en la vida.

Un paso importante hacia la consecución de este objetivo es invertir en educación. Y esto no se limita a simplemente asegurar que los niños vayan a la escuela. También hay una necesidad real de asegurar que los maestros están capacitados, que cuentan con el equipo para enseñar y los estudiantes tienen el mejor ambiente.

“No basta con mandar un buen maestro si los niños van con los estómagos vacíos a la escuela”, afirmó la ministra Trivelli durante la conversación.

Antes de este encuentro, el presidente Kim visitó una escuela rural en Lamay en la provincia de Cuzco, donde a los estudiantes se les ha dado la mejor oportunidad de aprender, gracias a un programa de comidas escolares, maestros altamente capacitados y material didáctico suficiente. En respuesta a la ministra Trivelli, el presidente reiteró la importancia de estos programas y describió el profundo deseo de los padres de dar a sus hijos una mejor oportunidad en la vida que la que ellos tuvieron.

Recursos naturales

Gran parte del reciente crecimiento económico de Perú proviene de las industrias extractivas y de las muchas riquezas naturales del país. Como resultado, muchos de los presentes en la PUCP expresaron preocupaciones sobre el efecto ambiental y social.

En respuesta a estas inquietudes, el presidente Kim declaró que si bien estas industrias serán muy importantes para el futuro del Perú, hay maneras de extraer los minerales y a la vez beneficiar a las comunidades locales y al país en su conjunto. Sin embargo, alertó que para que esto se logre, el país necesita evitar la “maldición” de los recursos naturales, o, dicho en otras palabras, la dependencia excesiva de los recursos naturales, en detrimento de otras empresas.

En su lugar, invitó a los presentes a pensar como su Corea del Sur natal. Pobre en recursos naturales, el país ha innovado constantemente para establecer nuevas industrias, la más reciente la inversión en la cultura con impacto a nivel mundial.

Hace quince años, el presidente Kim llegó a Perú como médico para trabajar contra la tuberculosis resistente a los medicamentos. Recordando sus años en Carabayllo, un poblado al norte de Lima, comentó sobre los importantes avances que ha hecho el país, sobre todo en la reducción de la pobreza, mejorar la educación y una mayor conectividad.

"Todavía hay muchos problemas", concluyó el presidente Kim, “pero tengo que decir que en este viaje, he visto un optimismo por el futuro”.