ARTÍCULO

Comisión de expertos acuerda estrategia mundial para armonizar la salud oceánica y el bienestar humano

Octubre 16, 2013

A todos nos conviene recuperar la salud de los océanos para las generaciones futuras.

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • El deterioro de la salud de los océanos pone en peligro el bienestar de comunidades de todo el mundo, es exacerbado por el cambio climático, y puede poner en peligro cientos de millones de puestos de trabajo.
  • Para abordar la crisis oceánica, el Banco Mundial convocó a una comisión de expertos independientes de la Alianza Mundial a favor de los Océanos, un grupo diverso de personas influyentes que creen que se necesita un enfoque integral que combine los esfuerzos de grandes y pequeñas empresas, de los Gobiernos y de la comunidad científica.
  • La comisión, teniendo en cuenta una visión integral en esta área, señala que la GPO debe priorizar inversiones que promuevan medios de subsistencia sostenibles, equidad social y seguridad alimentaria, un océano sano, sistemas eficaces de gestión, fortalecimiento de la capacidad e innovación, y viabilidad a largo plazo.
MULTIMEDIA

La actividad humana ha afectado gravemente a los océanos en el último siglo. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que aproximadamente el 57% de las poblaciones de peces están completamente explotadas y otro 30% están sobreexplotadas, agotadas o en recuperación. La escorrentía de nutrientes y la contaminación proveniente de fuentes terrestres han creado zonas muertas donde no hay oxígeno y que son inhóspitas para la mayoría de las formas de vida marina. El cambio climático está haciendo subir la temperatura del agua y provocando la acidificación de los mares.

El deterioro de la salud oceánica pone en peligro el bienestar y los medios de subsistencia de las comunidades costeras de todo el mundo, así como cientos de millones de puestos de trabajo que dependen de industrias relacionadas, como el turismo, la pesca, el transporte y la biotecnología.

Entonces, ¿qué se puede hacer para cambiar la situación? Un nuevo informe de una comisión de expertos de todo el mundo, convocada por el Banco Mundial para asesorar a la Alianza Mundial a favor de los Océanos (GPO, por sus siglas en inglés), (i) establece un rumbo a seguir para armonizar la salud oceánica y el bienestar humano.

Unidos para marcar una gran  diferencia

La comisión de expertos independientes (Blue Ribbon Panel) (i), integrada por representantes de Gobiernos, el sector privado, organizaciones de la sociedad civil, el mundo académico, e instituciones multilaterales de 16 países, representa una amplia gama de intereses relacionados con los océanos.

“Lograr océanos sanos es un desafío mundial que precisa del esfuerzo concertado de grandes y pequeñas empresas, de los Gobiernos y de la comunidad científica”, señaló Ove Hoegh-Guldberg, presidente de la comisión y director del Global Change Institute de la Universidad de Queensland. “Pese a la diversidad de puntos de vista que aportaron sus miembros, la comisión convino en que no podemos seguir actuando como si no ocurriera nada, y que todos los integrantes de la sociedad deben ser parte de la solución.”

Entre muchas otras personalidades, el grupo incluye al líder de la industria pesquera Chris Lischewski, quien es presidente y director general de Bumble Bee Foods; la oceanógrafa Sylvia Earle; el economista especializado en Pesca, Ragnar Arnason, y el secretario general del Foro de las Islas del Pacífico, Tuiloma Neroni Slade.

Open Quotes

La reunión de este grupo diverso y poderoso muestra lo que se puede lograr mediante una colaboración efectiva. Las principales prioridades de la comisión se derivan naturalmente de los objetivos de la GPO de lograr océanos sanos y combatir la pobreza, y sus recomendaciones harán de esta alianza un elemento estratégico en el modo y lugar en que opere Close Quotes

Juergen Voegele
director de Agricultura y Servicios Ambientales del Banco Mundial

Qué es posible en términos de salud oceánica y bienestar humano

La comisión recomienda que la GPO -y quienes realicen futuras inversiones en los océanos- basen sus enfoques en cinco principios clave, los que a su vez integren aspectos sociales, económicos y ecológicos.

Estos principios establecen que se dé prioridad a las inversiones de la GPO que promuevan medios de subsistencia sostenibles, equidad social y seguridad alimentaria, un océano sano, sistemas eficaces de gestión, fortalecimiento de la capacidad e innovación, y viabilidad a largo plazo. La estrategia de la comisión, fundamentada en los principios citados, suministra un enfoque que permite establecer prioridades sobre el cuándo, el dónde y el cómo puede actuar la GPO para generar un fuerte impacto. No hay una solución única para los desafíos relacionados con los océanos. Pero hay soluciones que benefician tanto a estos como a las economías. Al reunirse en este momento crítico de la historia, el mensaje de la GPO es claro: a todos nos conviene recuperar la salud de los océanos para las generaciones futuras.