ARTÍCULO

Nuevo bono verde del Banco Mundial es un reflejo del crecimiento y la innovación del mercado

Febrero 25, 2015


Image

Los fondos de los bonos verdes han contribuido a apoyar la instalación de sistemas fotovoltaicos solares en los techos de las escuelas en China, entre otros muchos proyectos inocuos para el clima. En este video, estudiantes de Beijing muestran un modelo de los nuevos paneles solares de su escuela.

World Bank

TITULARES
  • El mecanismo de los bonos verdes representa para los inversores una nueva manera de lograr las ganancias que necesitan apoyando al mismo tiempo proyectos de desarrollo inocuos para el clima. Muchos inversores a largo plazo tienen en cuenta hoy en día el riesgo climático y la sostenibilidad en sus decisiones.
  • La base de inversionistas en bonos verdes se está ampliando rápidamente, como lo demuestra el nuevo bono verde de referencia del Banco Mundial por un monto de US$600 millones.

El nuevo bono verde de referencia (i) del Banco Mundial, el mayor en dólares estadounidenses a la fecha, refleja el crecimiento y la innovación de un mercado que apoya el desarrollo que no afecte el clima llegando a un grupo cada vez mayor de inversionistas que buscan oportunidades de inversiones que tengan un impacto positivo.

El Banco Mundial emite periódicamente bonos de referencia por miles de millones de dólares que se venden a los bancos centrales y otros grandes inversores institucionales para ayudar a financiar su trabajo en materia de desarrollo proporcionando al mismo tiempo una tasa de rendimiento de renta fija con una calificación AAA. Con los bonos “verdes”, el Banco puede otorgar los mismos beneficios mientras aplica una estrategia única: llega a inversores que tienen en cuenta en sus análisis el riesgo climático y la inversión sostenible y responsable a largo plazo y crea bonos que se ajustan a sus necesidades y, al mismo tiempo, apoyan proyectos inocuos para el clima. (i)

Estos inversionistas son importantes para movilizar el financiamiento para el clima del sector privado, que es el objetivo principal del mercado de los bonos verdes. La cantidad y el interés de los inversores han aumentado con cada bono verde nuevo que se ha emitido.

El bono verde a 10 años por un monto de US$600 millones de la semana pasada fue no solo el mayor en dólares estadounidenses del Banco Mundial sino el bono verde de referencia con el plazo más largo.

Los 25 inversionistas en el nuevo bono reflejan el interés cada vez mayor en los bonos verdes en todo el mundo. Estos incluyen los fondos de pensiones suecos AP2 y AP4; la Tesorería del Deutsche Bank; los gestores de activos Blackrock, Mirova y Nikko Asset Management; Nippon Life Insurance Company; Praxis Intermediate Income Fund; la Caja Común de Pensiones del Personal de las Naciones Unidas, y Zuercher Kantonalbank.

“Las emisiones verdes destacadas de emisores triple A, como el Banco Mundial, aumentan aún más el atractivo del mercado de los bonos verdes, promoviendo la inversión en proyectos sostenibles que mitiguen los efectos del cambio climático con ganancias comercialmente interesantes”, dijo Alex von zur Muehlen, tesorero del Grupo Deutsche Bank.

El Deutsche Bank anunció el mismo día sus planes de invertir un valor equivalente a 1000 millones de euros en una cartera de bonos verdes, (i) comenzando por el nuevo bono de referencia del Banco Mundial a 10 años. “La decisión del Deutsche Bank de constituir una cartera específica muestra el atractivo cada vez mayor de los bonos verdes”, señaló Doris Herrera-Pol, directora y jefa global de Mercados de Capital del Banco Mundial. “Esto apoya la expansión del mercado de los bonos verdes ya que continúa movilizando fondos del sector privado para financiamiento de cuestiones relativas al clima”.

Otros grandes inversores contraen compromisos similares con la inversión sostenible. Barclays anunció en septiembre que invertiría al menos un valor equivalente a 1000 millones de libras esterlinas en bonos verdes (i) a lo largo del año.


Image

" Las emisiones verdes destacadas de emisores triple A, como el Banco Mundial, aumentan aún más el atractivo del mercado de los bonos verdes, promoviendo la inversión en proyectos sostenibles que mitiguen los efectos del cambio climático con ganancias comercialmente interesantes "

Alex von zur Muehlen

Tesorero del Grupo Deutsche Bank

Image

Apoyar el crecimiento inocuo para el clima

El éxito del nuevo bono verde del Banco Mundial fue el resultado de siete años de trabajo de la Tesorería del Banco desarrollando el mercado de bonos verdes. Comenzó cuando el Banco Mundial emitió el primer bono verde en 2008 en respuesta a los pedidos de los grandes inversores institucionales que buscaban una inversión líquida que apoyara explícitamente el financiamiento de proyectos relacionados con el clima.

Desde entonces, la institución ha emitido bonos verdes por un monto aproximado de US$8000 millones (i) a través de 80 transacciones en 18 monedas.

Los fondos están ayudando a financiar una serie de proyectos que no afectan el clima y el medio ambiente, tales como transporte urbano sostenible en India, (i) desarrollo de la energía geotérmica en Indonesia, (i) mejoras de la eficiencia energética en China, (i) gestión sostenible de los bosques en México, (i) y gestión del riesgo de desastres en la República Dominicana, (i) entre muchas otras iniciativas.

Inversores, principios y normas

El Banco Mundial también ha impulsado el crecimiento y la innovación en el mercado de los bonos verdes y ayudado a desarrollar aún más las normas y principios de estos bonos.

El crecimiento del mercado —las nuevas emisiones de bonos verdes a nivel mundial más que se triplicaron el año pasado, subiendo de US$11 000 millones en 2013 a más de US$36 000 millones en 2014— refleja una diversidad cada vez mayor de emisores e inversores.

Inversionistas de Estados Unidos, como el Tesoro del Estado de California, y reconocidos inversores sostenibles y responsables como el Sistema de Pensiones para Profesores del Estado de California (CalSTRS, por sus siglas en inglés), Trillium y TIAA-CRef, fueron inversores pioneros en bonos verdes. Los administradores de activos como Blackrock, Mirova y Nikko Asset Management también están aumentando su apoyo a este mercado.

Otro grupo inversor que muestra un interés cada vez mayor en los bonos verdes son las compañías de seguros, con una participación de alrededor del 15 % al 20 % en bonos verdes de referencia del Banco Mundial con vencimientos a cinco años y 10 años. El año pasado, Zurich Insurance (i) anunció su intención de duplicar sus inversiones en bonos verdes a más de US$2000 millones gracias al crecimiento del sector, y recientemente adquirió un bono verde del Banco Mundial con un plazo de vencimiento de 30 años.

El último grupo de inversionistas que se unió al mercado de los bonos verdes son las tesorerías de banca corporativa que buscan activos de alta calidad que apoyen su mandato de sostenibilidad corporativa.

Si bien existe una demanda cada vez mayor de bonos verdes en general, los inversores también están buscando normas estrictas en la selección de los proyectos, diligencia debida y seguimiento, así como a través de todo el proceso de definición de proyectos "verdes", y destino y asignación de fondos a los proyectos elegibles. El Banco Mundial es reconocido por el mercado como un líder con una estrategia transparente para informar sobre los proyectos que ayudan a sus clientes a adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático. También apoya el desarrollo del mercado a través de la colaboración con los inversores y emisores en la elaboración de principios y normas.

"El esfuerzo del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) por llevar adelante informes sólidos sobre los inmpactos de su programa de bonos verdes es sorprendente. Vemos esto como un componente importante de nuestra evaluación de los bonos verdes”, dijo Ashley Schulten, directora y gerente de cartera de Blackrock. “Blackrock ha sido un firme defensor de los bonos verdes del Banco Mundial en el pasado, y este trabajo pionero sobre normas de información fue un factor clave para nuestra participación en el bono actual a 10 años”.


Api
Api