Banco Mundial Banco Mundial Portada  Mapa del sitio  Índice  Preguntas frecuentes  Contactos 
Buscar
Más opciones
  Portada > Temas > Crisis precios de alimentos > Iniciativas

Disponible en: English | Français | عربي
Crisis precios de los alimentos

Panorama general

A raíz de la crisis alimentaria de 2008, los precios elevados de los alimentos y la volatilidad se han convertido en la "nueva normalidad". Las familias pobres hacen frente a esta situación comiendo alimentos más baratos y menos nutritivos, un hecho que puede tener consecuencias catastróficas toda la vida sobre el bienestar físico, social y mental de millones de jóvenes.

¿Qué está haciendo el Banco Mundial?

El Grupo del Banco Mundial ayuda a los países clientes a hacer frente a estos precios altos y volátiles mediante acciones como mayor inversión en el sector agrícola y otros relacionados, asesoría en materia de políticas, ampliación de iniciativas sobre nutrición, financiamiento acelerado, el Programa de Respuesta a la Crisis Mundial de los Alimentos (GFRP, por sus siglas en inglés) (i) y otros productos de gestión de riesgos.

Asesoría en materia de políticas. El Banco Mundial ha interactuado en un diálogo sobre políticas con más de 40 países que solicitaron su asistencia para enfrentar la crisis alimentaria de 2008 y 2010 y la ”nueva norma” de volatilidad y alza de los precios de los alimentos. Los instrumentos utilizados incluyen diagnósticos rápidos a nivel de país, diálogos de alto nivel, comunicaciones públicas y trabajo analítico en profundidad.

Ampliación de iniciativas sobre nutrición. El Banco también está mejorando la colaboración internacional para la generación e intercambio de conocimientos sobre agricultura, seguridad alimentaria y nutrición, a través de la plataforma de conocimientos SecureNutrition (i). En el marco del movimiento Scaling Up Nutrition (SUN) (i), 100 organizaciones asociadas, entre ellas el Banco Mundial, aprobaron el Marco de Acción para Ampliar las Iniciativas de Nutrición y abordar el tema de la desnutrición.

Apoyo financiero rápido. En 2008, el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó el Programa de Respuesta a la Crisis Mundial de los Alimentos (GFRP, por sus siglas en inglés) con un monto inicial de US$1.200 millones para brindar financiamiento rápido y asesoría técnica y en materia de políticas a los países más pobres y vulnerables. En 2009, se aumentaron los recursos a US$2.000 millones y la iniciativa se extendió hasta junio de 2012 para responder a las solicitudes de asistencia de los países más afectados por las alzas de precios. A partir de julio de 2012, la ayuda de emergencia de la institución se canaliza a través de la ventanilla de respuesta a las crisis de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y el mecanismo de respuesta inmediata aprobado recientemente, que proporcionarán la base para este tipo de apoyo en el futuro.

A mediados de marzo de 2013, los fondos del GFRP habían permitido financiar operaciones por US$1.560 millones, beneficiando a casi 66 millones de personas vulnerables en 49 países; de esa cifra ya se ha desembolsado alrededor del 89%. Además de un fondo de US$1.240 millones de recursos del Banco Mundial (de los cuales el 96% ha sido desembolsado), existen recursos para donaciones gracias a tres fondos fiduciarios con financiamiento externo.

En septiembre de 2009, el Grupo de los Veinte (G-20) solicitó al Banco Mundial elaborar un mecanismo multilateral para ayudar a implementar los compromisos sobre seguridad alimentaria a largo plazo acordados en julio de ese mismo año en la cumbre de L’Aquila. Esta nueva iniciativa lanzada en abril de 2010, el GAFSP (i), apunta a cerrar las brechas de financiamiento en estrategias de seguridad alimentaria y agrícola a nivel nacional y regional. Ocho países y la Fundación Bill y Melinda Gates han comprometido US$1.300 millones en tres años, de los cuales ya se recibieron US$910,5 millones. Desde mayo de 2010, 18 países (Bangladesh, Burundi, Camboya, Etiopía, Gambia, Haití, República Kirguisa, Liberia, Malawi, Mongolia, Nepal, Níger, Rwanda, Senegal, Sierra Leona, Tayikistán, Tanzanía y Togo) han obtenido US$658 millones de la ventanilla para el sector público del GAFSP.

Mayor inversión en agricultura. En 2012, los compromisos del Grupo del Banco Mundial en el sector agrícola y otros relacionados ascendieron a US$9.300 millones. Para la institución, esta cifra fue la más alta en 20 años (en términos nominales). Las inversiones de IFC en la cadena de valor de la agroindustria alcanzaron récords históricos de US$4.200 millones. En conjunto, estos compromisos superan los pronósticos de financiamiento del Plan de Acción para la Agricultura 2010-12 (i), que previó un aumento en la asistencia de un promedio de US$4.100 millones anuales durante los ejercicios de 2006-08 a US$6.200-US$8.300 millones anuales en 2010-12. El Plan de Acción para la Agricultura 2013-15 actualizado del Grupo del Banco proyecta incrementos en la asistencia de US$8.000 a US$10.000 millones.

Productos de seguros del mercado financiero y estrategias de gestión de riesgos. En los países en desarrollo, los agricultores, las empresas agrícolas y los Gobiernos pueden aplicar diversas estrategias técnicas, administrativas y financieras a fin de mitigar, transferir y enfrentar riesgos. Gracias a la prestación de asistencia técnica, traspaso de capacidades y entrenamiento, el Banco respalda el desarrollo y la adopción de estrategias de gestión de riesgos (i) para la cadena de suministro y la agricultura en una cantidad cada vez mayor de países en desarrollo.

Investigación para abordar brechas cruciales de conocimiento. En colaboración con otros organismos e instituciones, el Banco realiza un exhaustivo trabajo analítico y además respalda al Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR, por sus siglas en inglés). (i) En 2012, un nuevo fondo fiduciario de múltiples donantes del CGIAR creado con el fin de armonizar las inversiones de los donantes, fue organizado y administrado por el Banco Mundial.

Coordinación con otros asociados en el desarrollo. La institución colabora activamente con el Equipo de Tareas de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre la Crisis Mundial de la Seguridad Alimentaria (HLTF, por sus siglas en inglés). Además de proporcionar apoyo financiero a este Equipo, mediante su Fondo de Donaciones para el Desarrollo, la institución también ayudó a actualizar al Marco Amplio para la Acción de la ONU (CFA, por sus siglas en inglés). El Banco Mundial también respalda a diversos grupos de trabajo en agricultura y seguridad alimentaria con el fin de redactar recomendaciones para el G-20. Asimismo, en colaboración con sus asociados, está implementando iniciativas para enfrentar la inestabilidad de los precios de los alimentos, como el Sistema de Información sobre los Mercados Agrícolas (SIMA) (i), creado para mejorar la transparencia en este mercado a nivel mundial. Finalmente, participa de manera regular en el Grupo de Trabajo sobre Seguridad de los Alimentos y del Agua de los bancos multilaterales de desarrollo.

(Actualizado el 15 de abril de 2013)

 
Banco Mundial
Portada | Preguntas frecuentes | Contactos | Buscar
© Grupo del Banco Mundial, Reservados todos los derechos. Aspectos legales.