Banco Mundial

 Banco Mundial

Portada   Mapa del sitio   Preguntas frecuentes  Contactos 

 
Buscar
Más opciones
 
Quiénes somos
Regiones y países
Datos
Documentos e informes
Investigación (i)
Proyectos
Temas
Reseñas
Póngase en contacto con nosotros

 

Enfermedades contagiosas
Reseña temática

 

PANORAMA GENERAL

  • El Banco Mundial comprometió US$ 227 millones para la prevención y el tratamiento de enfermedades transmisibles en lo que va corrido del ejercicio fiscal 2005 (1 de julio, 2004 - 31 de marzo, 2005).
  • El Banco ayudó a poner en marcha una nueva idea revolucionaria en materia de financiación para erradicar la poliomielitis para el año 2005.
  • Actuando con premura para ayudar a aliviar la perturbación causada por el brote del Síndrome Respiratorio Agudo (SARS, por su sigla en inglés), el Banco aportó análisis económicos y de salud a los gobiernos del Sudeste Asiático y colaboró con un paquete de medidas de prevención y combate de enfermedades para China.
  • El Banco apoya las asociaciones para combatir enfermedades tales como el VIH/SIDA, la tuberculosis y el paludismo y para ampliar los programas de inmunización.
  • En una Estrategia y Programa de Acción denominado “Iniciativa acelerada para hacer retroceder el paludismo” se propone una intervención actualizada para combatir el paludismo, que busca ayudar a los países a obtener más rápidamente resultados mejores y a gran escala en este tema.

·Descripción general

Las enfermedades transmisibles son la principal responsable de la muerte de niños en el mundo y una de las principales causas del fallecimiento de adultos en los países en vías de desarrollo. Cada año le quitan la vida a unas 6 millones de personas y explican cerca del 80% de la diferencia entre las esperanzas de vida de los ciudadanos de países ricos y pobres. Detener y comenzar a reducir las epidemias de enfermedades transmisibles es uno de los objetivos de desarrollo del milenio.


VIH/SIDA

Una investigación publicada por el Banco en 2003 sugiere que el VIH/SIDA podría causar el colapso económico de un país de ingresos medios como Sudáfrica, a menos que se incrementen sustancialmente los esfuerzos por combatir la epidemia. Según las últimas estimaciones, en el mundo hay 40 millones de personas que viven con esta enfermedad y África al sur del Sahara encabeza la lista con el mayor número de estas personas. En los próximos ocho años, otros 45 millones de personas podrían infectarse en 126 países de ingresos bajos y medios, a menos que se amplíen de manera significativa los esfuerzos de prevención y tratamiento que han demostrado ser eficaces.

En el transcurso de los últimos cinco años, el Banco ha entregado US$ 1.780 millones en donaciones, préstamos y créditos para combatir el VIH/SIDA y de estos recursos la mayor cantidad se movilizó a través de los Programas Multinacionales de Lucha contra el VIH/SIDA (MAP, por su sigla en inglés). El Programa MAP para África ha facilitado más de US$ 1.200 millones para aumentar proporcionalmente los programas nacionales y sub-regionales contra el VIH/SIDA y ha asignado US$ 155 millones al Caribe.

En el año 2002, el Banco creó un Programa Mundial contra el VIH/SIDA para facilitar sus esfuerzos de abordar esta pandemia desde una perspectiva multisectorial. El Banco sigue participando activamente en promover los esfuerzos para descubrir una vacuna contra el VIH/SIDA a través de su asociación con la Iniciativa Internacional para la Vacuna contra el SIDA (IAVI, por su sigla en inglés), una organización sin fines de lucro creada por la Fundación Rockefeller. Por otra parte, el Banco es uno de los ocho co-patrocinadores del Programa ONUSIDA establecido en enero de 1996 para abogar por la acción mundial contra el VIH/SIDA.

Tuberculosis

La epidemia de tuberculosis está ganando terreno en todo el mundo y el año pasado cobró la vida de más de 2 millones de personas. Es una de las principales causas de muerte en los individuos VIH+ y su peligrosidad va en aumento a la par con la propagación de las cepas resistentes a fármacos.

El Banco ha financiado el control de latuberculosis en más de 30 países, principalmente a través de la estrategia DOTS (tratamiento acortado directamente observado), cuyo principal eje de acción es la identificación y cura de los pacientes infecciosos. Los créditos acumulativos comprometidos ahora superan los US$ 560 millones e incluyen proyectos a gran escala que se están ejecutando en la India y China, países que en conjunto albergan a más de 40% de los pacientes tuberculosos del mundo. En el año fiscal pasado, se otorgó un préstamo de US$ 150 millones a la Federación Rusa para controlar la tuberculosis y el SIDA y un préstamo del mismo tipo de US$ 60 millones a Ucrania.

El Banco es uno de los líderes de la Asociación para Detener la Tuberculosis (Stop TB Partnership) que en este momento incluye a más de 200 gobiernos y organizaciones. En esta organización está desempeñando la función de agente financiero del Fondo Fiduciario que solventa a la Asociación, incluido el Servicio Financiero Mundial para la Adquisición de Medicamentos (Global Drug Facility) que hasta la fecha ha permitido el suministro eficiente de los fármacos contra la tuberculosis a cerca de 50 países de bajos ingresos.

Paludismo

El paludismo afecta a millones de personas en países de bajos y medianos ingresos y es uno de los problemas de salud pública más importantes del mundo. Todos los años se cobra la vida de más de un millón de personas y produce hasta 500 millones de casos clínicos. La mayor parte de las 3.000 muertes diarias –10 casos nuevos cada segundo– ocurre en África y más de la tercera parte de la población total del mundo ahora vive en áreas en que el paludismo es endémico. Por otra parte, la enfermedad impone una fuerte carga en los hogares y en los sistemas de salud y se estima que reduce el crecimiento del PIB en cerca de un punto porcentual cada año. La enfermedad puede prevenirse, curarse y es controlable a gran escala.

El Banco Mundial es un socio fundador de la Asociación Mundial para hacer Retroceder el Paludismo (Global Partnership to Roll Back Malaria, RBM). Desde el año 2000, los montos comprometidos por el Banco en todo el mundo para el control del paludismo sumaron entre US$ 100 millones y US$ 150 millones. Estos montos incluyen sólo los préstamos para proyectos de inversión y créditos comprometidos a través de operaciones programáticas, tales como los Programas con Enfoque Sectorial Amplio (SWAp). El total de los fondos aportados por el Banco Mundial para financiar el control del paludismo es mayor debido a los recursos invertidos a través del alivio de la deuda, las operaciones multisectoriales (como Créditos de Apoyo a la Lucha contra la Pobreza y Créditos de Emergencia para Recuperación) y los Fondos Sociales.

En algunos países, como en Brasil, Eritrea, India y Vietnam, el Banco respondió a las solicitudes de proyectos de inversión específicos para controlar el paludismo. La combinación de compromiso del país y respaldo del Banco ha brindado éxitos demostrables. Por ejemplo, Eritrea ha reducido la morbilidad y mortalidad causadas por el paludismo durante cuatro años consecutivos y ha sido testigo de una mayor utilización de las Redes Tratadas con Insecticidas (ITN, por su sigla en inglés) que aumentó de 20% en 2000 a 58,5% en 2002. Al éxito de Eritrea han contribuido:

  • un crédito de $40 millones de la AIF para el control del VIH/SIDA, el paludismo, las enfermedades de transmisión sexual y la tuberculosis; y
  • el apoyo técnico y la asociación con USAID.

En el período 2002-2003, India logró disminuir drásticamente la morbilidad causada por el paludismo en los estados de Gujarat (58%), Maharashtra (98%) y Rajastán (79%) en el marco del Proyecto de Control del Paludismo solventado por el Banco. Además de su papel de financista de las actividades de control del paludismo, el Banco participa en la Asociación para hacer Retroceder el Paludismo con la provisión de especialización técnica en las áreas de financiamiento y economía.

En África, los avances en el control del paludismo no cumplieron las metas fijadas para el año 2005. De hecho, con el aumento del paludismo resistente a los fármacos, el problema está acrecentándose en muchos lugares: a un precio de US$1-2 por curso de tratamiento, las nuevas y eficaces medicinas son de 10 a 20 veces más caras que los medicamentos anteriores. En septiembre de 2004 el Banco comenzó a trabajar en una Estrategia Mundial y Programa de Acción actualizado para impulsar la lucha contra el paludismo, que se publicará a finales de abril, 2005. En ella se describirá un aumento significativo del apoyo del Banco para el control del paludismo.


SARS (Síndrome Respiratorio Agudo)

El brote del Síndrome Respiratorio Agudo (SARS, por su sigla en inglés) en 2003, que infectó a más de 8.000 personas y causó la muerte a 800 de ellas, causó gran alarma en todo el mundo. El Banco actuó con rapidez para asesorar a los países afectados en una gran variedad de áreas, desde las repercusiones económicas hasta el control de la enfermedad infecciosa. En julio de 2003, el Banco entregó US$ 11,5 millones en préstamos sin intereses o en condiciones concesionarias como parte de una paquete más amplio para mejorar el diagnóstico, el manejo clínico y el control de la infección en China. El programa también mejorará la capacidad de China para establecer sistemas de alerta temprana para enfermedades infecciosas en el futuro.

Por otra parte, el Banco también ayudó a los países de Asia Oriental que llevaron el mayor peso del brote de SARS. En este sentido, los cálculos indican que las actividades económicas no realizadas podrían costarle a la región hasta US$ 15.000 millones o 0,3% del PIB. El Banco colaboró con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta en la entrega de información precisa sobre el SARS, ayudó al gobierno de Singapur a patrocinar una conferencia para los países pobres del Sudeste Asiático destinada a buscar iniciativas para combatir el SARS y brindó asesoría en asuntos como salud y cuarentena.


Una última ofensiva para erradicar la poliomielitis

En abril de 2003, el Banco, en asociación con la Fundación Bill y Melinda Gates, Rotary Internacional y la Fundación de las Naciones Unidas, puso en marcha un nuevo intento por erradicar definitivamente la poliomielitis para 2005. A través de la Sociedad de Inversión para la Polio, el Banco entrega de préstamos en condiciones concesionarias a los países para comprar la vacuna de la polio. La Fundación de las Naciones Unidas, Rotary y la Fundación Gates crearon un fondo fiduciario de US$ 50 millones para convertir estos préstamos concesionarios en donaciones una vez que los programas se hayan completado con éxito. El Banco lanzó el programa con préstamos sin intereses para Nigeria (US$ 28 millones), y para Pakistán (US$ 20 millones). No obstante , se requieren US$ 275 millones adicionales para erradicar la poliomielitis para el fin del año 2005.

Combate contra las enfermedades transmisibles en niños

Cerca del 50% de todas las muertes de niños menores de cinco años se debe a cinco enfermedades transmisibles que se pueden prevenir y tratar ( neumonía, diarrea, sarampión, paludismo y VIH/SIDA). La desnutrición, la pobreza y los sistemas de salud insuficientes aumentan los riesgos de salud de un niño. El Banco respalda el Proyecto de Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia, que centra su atención en las enfermedades transmisibles que afectan a los niños más pobres y vulnerables.

La inmunización es un medio muy eficaz en función de los costos para mejorar la salud de los niños y hasta la fecha se han prevenido millones de muertes con la ayuda de las vacunas en contra de enfermedades como el sarampión, el tétano, la difteria y la fiebre amarilla. Sin embargo, todavía mueren casi 2 millones de niños cada año de enfermedades que se pueden evitar con una vacuna. El Banco está colaborando con la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunizaciones para aumentar el acceso a las inmunizaciones en los países en vías de desarrollo.

Acortando la brecha de recursos

El Banco es uno de los depositarios del Fondo Mundial para la Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y el Paludismo, el que se creó para cubrir el enorme déficit en los recursos necesarios para combatir estas enfermedades. El Fondo Mundial ha aprobado más de US$ 2.200 millones en asistencia. La mayoría de los recursos que recibe el Fondo Mundial proviene de los gobiernos, pero los individuos, empresas privadas y fundaciones también aportan su parte. De aquí al año 2008, las promesas de dinero de parte de los donantes suman US$ 3.400 millones, de las cuales el Fondo ya ha recibido US$ 2.200 millones. Se necesitan US$ 4.700 millones adicionales de aquí a fines del año 2004 para financiar la siguiente ronda de propuestas de donaciones.


Si desea conocer más información acerca del Banco Mundial y el VIH/SIDA, visite www.bancomundial.org/sida, y para más información acerca del VIH/SIDA y la epidemia de SIDA, www.unaids.org. Para más información acerca de la tuberculosis, visite www.worldbank.org/tuberculosis, o acerca del paludismo, visite: www.worldbank.org/malaria


Última actualización, abril de 2005

Contactos con los medios de comunicación:
Phil Hay: (202) 473-1796, e-mail: phay@worldbank.org
Stevan Jackson: (202) 458-5054, e-mail: sjackson@worldbank.org

 

 

 

Portada | Preguntas frecuentes | Contactos | Buscar
© Grupo del Banco Mundial, Reservados todos los derechos. Aspectos legales.