RESEÑA

Mujeres creando escenarios de paz y convivencia

Noviembre 28, 2014


La iniciativa Mujeres creando escenarios de paz y convivencia se inició en 2010, tiene como objetivo apoyar y capacitar a las mujeres víctimas del conflicto en los municipios de San Juan de Arama y Vistahermosa, en el Departamento del Meta, Colombia, brindándoles las herramientas necesarias para que consigan una autonomía económica y para que puedan participar activamente en los procesos de toma de decisiones en sus comunidades y municipios.

El problema

Los municipios en los que se implementa la iniciativa sufrieron la presencia de diversos grupos armados, dejando atrás muchas víctimas, entre ellas mujeres que precisan de recibir atención y apoyo psicoafectivo para continuar con sus proyectos de vida. Asimismo, en estos municipios, ha habido tradicionalmente una ausencia de mujeres en la participación de la toma de decisiones en temas como la inversión y políticas públicas. A raíz de la promulgación de la Ley de Victimas de 2011 y de los diálogos de paz con la guerrilla de las FARC, estas mujeres han manifestado su deseo de convertirse en líderes y aumentar su grado de autonomía e incidencia en las decisiones que actualmente se están tomando en sus municipios.

Enfoque de la iniciativa

Esta iniciativa pretende servir de puente para que las voces de estas mujeres sean escuchadas y sus proyectos e ideas sean tenidas en cuenta. Esta iniciativa busca además posibilitar que las mujeres logren el empoderamiento y tomar decisiones sobre el plan de vida que desean para ellas y sus comunidades en un momento clave para la reconstrucción y la transición hacia la paz.

La estrategia que se plantea para alcanzar los objetivos principales de la iniciativa contiene los siguientes programas y actividades:

  • Conformación de red de apoyo psicoafectivo para la reconstrucción de proyectos de vida, liderados por las mujeres, con apoyos puntales de profesionales, cuando lo requieran.
  • Contribución a la gestión de recursos para que los proyectos en funcionamiento se consoliden y amplíen su cobertura a otras mujeres que aspiran a ser partícipes de estas iniciativas.
  • Acompañamiento para lograr incrementar las habilidades y competencias de las mujeres en la interlocución con diferentes actores mediante técnicas de oratoria en escenarios públicos, técnicas de negociación en la gestión, formulación, seguimiento y monitoreo de las políticas públicas y el control social, a través de un diploma en Formulación, Gestión, Administración y Evaluación de Proyectos.
  • Incremento de los espacios para la solución de conflictos a través de mediación o conciliación en equidad, en espacios escolares y en áreas rurales con el apoyo de mujeres líderes para la convocatoria y promoción de la participación de la comunidad en las mismas.
  • Incremento de los espacios para la solución de conflictos a través de mediación o conciliación en equidad, en espacios escolares y en áreas rurales con el apoyo de mujeres líderes para la convocatoria y promoción de la participación de la comunidad en las mismas.

Desafíos y lecciones aprendidas

  • Estado emocional de las mujeres: En muchos casos su estado emocional bajo las llevaba a renunciar a la participación, lo cual impactaba en las redes de mujeres. Para ello, se generó la movilización de las entidades y grupos de apoyo para las participantes en situaciones críticas y continuar las acciones que se estaban emprendiendo.
  • Escasa escolaridad de las mujeres: Las conducía a desertar de los procesos de capacitación. Este desafío se subsanó a través del apoyo para la culminación de sus estudios en primaria y secundaria.
  • Excesiva presencia de entidades en la zona: Las mujeres se han quejado de que no tienen en cuenta su experiencia y capacidades locales, lo cual ha provocado a veces una desmotivación por su parte. La Coporación, consciente del problema, les ha dado la posibilidad de que sean ellas la que soliciten el apoyo que necesiten por parte de sus profesionales para evitar el sentimiento de “dependencia” de entidades para el logro de sus objetivos. Además, la gran cantidad de intervenciones externas ha provocado que haya una escasa evaluación de los impactos causados en la zona.

Resultados

Hasta la fecha, se ha conformado una importante red de apoyo, con lideresas responsables de su funcionamiento, con un espacio físico propio y que cuenta con el apoyo del ente municipal, departamental o de organizaciones no gubernamentales. Más de 300 mujeres y sus familias han sido beneficiarias de esta iniciativa.

Algunas de las organizaciones de mujeres que han participado en los procesos son: Fundación Enséñame a Volar, Red de Mujeres de la Macarena, Asociación de Mujeres Campesinas, Asociación de Mujeres Desplazadas de la Macarena y Asociación de Mujeres Afrodescendientes de la Macarena.

Cada una de ellas está conformada por un grupo promedio de 60 mujeres y aunque han logrado llegar al nivel de organización, actualmente no están legalmente constituidas.

La iniciativa cuenta con una serie de indicadores para medir el impacto de sus acciones. Algunos de ellos son: Número de proyectos diseñados, gestionados, administrados y evaluados por las lideresas participantes; Número de mujeres participantes en el Diploma y número de mujeres graduadas; Número de Mujeres líderes que forman parte de la administración pública como funcionarias publicas nombradas o como funcionarias elegidas por voto popular (Concejales, Diputadas, Alcaldesas).

Impresiones de los evaluadores y organismos colaboradores 

“Que nos hayan visto como mujeres con derechos y con la capacidad y habilidades suficientes para realizar propuestas desde nuestras necesidades ha sido un aspecto muy importante de esta iniciativa”.

“Gracias a esta iniciativa podemos acceder a espacios de formación orientados hacia una cultura de paz y desarrollo local, como una alternativa integral para superar nuestra condición de mujeres víctimas del conflicto y participar en cualquier espacio de toma de decisiones”.

“La iniciativa fue muy bien recibida sobre todo por parte de las comunidades donde la Corporación tiene una gran credibilidad y un personal altamente dedicado a la causa”.

===============================================

El Concurso Regional: “Iniciativas para Promover la Igualdad de Género en América Latina y el Caribe” organizado por el Banco Mundial, tiene como objetivo descubrir y compartir la experiencia de iniciativas innovadoras, efectivas y sostenibles que abordan importantes desafíos de género en la región dentro de las áreas de: (i) Embarazo adolescente, (ii) Violencia de género, o (iii) Participación de la mujer en la toma de decisiones. La iniciativa quedó entre las finalistas dentro esta categoría, de entre las más de 150 iniciativas recibidas procedentes de 16 países. Esta iniciativa ha sido respaldada por el Umbrella Facility for Gender Equality (UFGE), un fondo de múltiples donantes diseñada para fortalecer la conciencia, el conocimiento la capacidad para formular políticas que promuevan la equidad de género.