Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

ARTÍCULO

Derribar las barreras: Aprovechar el potencial de África mediante la aplicación de políticas de competencia enérgicas

Julio 27, 2016


Image
Photo by: Ed Hawkesworth/DFID

TITULARES
  • Nuevo informe concluye que reducir en un 10 % los precios de los alimentos básicos podría sacar de la pobreza a alrededor de medio millón de personas solo en Kenya, Sudáfrica y Zambia.
  • Países africanos pueden obtener muchos beneficios de la promoción de mercados competitivos. Cárteles, prácticas comerciales anticompetitivas y regulaciones que protegen de la competencia a los mercados constituyen problemas importantes que aumentan los precios de diversos productos.
  • Autoridades que regulan la competencia han realizado avances en los últimos años, pero aún persisten numerosas dificultades. Un punto de partida es eliminar los obstáculos a la competencia en sectores cruciales, como el cemento, los fertilizantes y las telecomunicaciones.

CIUDAD DE WASHINGTON, 27 de julio de 2016. Los países africanos pueden obtener muchos beneficios al fomentar mercados abiertos y competitivos, en particular como un medio para impulsar el crecimiento económico sostenible y mitigar la pobreza. La realidad muestra, sin embargo, que en muchos mercados no hay suficiente competencia. Más del 70 % de las naciones africanas se ubica en la mitad inferior de los países mundialmente respecto de la intensidad percibida de la competencia local y respecto de la existencia de principios básicos para la competencia basada en el mercado. Los monopolios, duopolios y oligopolios son relativamente comunes en comparación con otras regiones. En más del 40 % de los países africanos, un solo operador controla más de la mitad de la participación en el mercado en los sectores del transporte y las telecomunicaciones.

Esta falta de competencia tiene costos muy altos. Los precios minoristas de los 10 bienes de consumo básicos —arroz blanco, harina blanca, mantequilla y leche, entre otros— son al menos un 24 % más altos en las ciudades africanas que en otras principales urbes del mundo. Si bien estos precios más elevados afectan a todos los consumidores, los pobres son los más perjudicados.

Un nuevo informe del Grupo Banco Mundial y el Foro Africano de Competencia titulado Breaking Down Barriers (Derribar las barreras) calcula los beneficios que se pueden obtener al abordar las prácticas anticompetitivas y reformar las políticas para facilitar la competencia. Por ejemplo, reducir en un 10 % los precios de los alimentos básicos, combatir los cárteles y mejorar las regulaciones que limitan la competencia en los mercados alimentarios podría sacar a 500 000 personas de la pobreza en Kenya, Sudáfrica y Zambia, y ahorrar más de USD 700 millones anuales a los consumidores.

Los cárteles —acuerdos entre competidores para fijar los precios, limitar la producción o arreglar las licitaciones— son una grave causa de los bajos niveles de competencia en los países africanos, y se ha encontrado que afectan los productos de diversos sectores, como fertilizantes, alimentos, medicamentos, y materiales y servicios de construcción. Datos disponibles revelan que los consumidores pagan un 49 % más en promedio cuando las empresas son parte de estos acuerdos.

“Una cantidad importante de países ha adoptado leyes de competencia en África, y esto es positivo para el crecimiento y el desarrollo. Sin embargo, si bien los beneficios de la competencia ya se pueden observar claramente en África, aún hay mucho por hacer para garantizar una aplicación eficaz de las leyes y políticas de competencia en el continente”, dice Tembinkosi Bonakele, presidente del Foro Africano de Competencia con sede en Sudáfrica.

Además de explicar los costos de los bajos niveles de competencia, el informe Breaking Down Barriers destaca los importantes avances logrados por muchos países africanos en cuanto al mejoramiento de las políticas de competencia. Por ejemplo, en un periodo de 15 años prácticamente se ha triplicado la cantidad de países y comunidades económicas, como la Comunidad de África Oriental (CAO), el Mercado Común para África Oriental y Meridional (COMESA) y la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), que cuentan con legislaciones en este ámbito. Ahora, existen 25 autoridades en materia de competencia en pleno funcionamiento en África y sus presupuestos aumentaron un 39 % entre 2009 y 2014.

“En los últimos años, varios países han mejorado la implementación y su capacidad para hacer cumplir las leyes de competencia. Por ejemplo, Egipto, Kenya, Sudáfrica y Zambia, recientemente, han adoptado medidas para bloquear acuerdos contrarios a la competencia en diversos sectores”, explica Martha Martinez Licetti, coautora del informe y economista principal del Departamento de Prácticas Mundiales de Comercio y Competitividad del Grupo Banco Mundial. “De cara al futuro, es necesario priorizar los recursos y usar de manera más eficiente los poderes y herramientas que tienen disponibles las autoridades en materia de competencia para continuar aumentando la importancia de las políticas de competencia dentro de la agenda general de desarrollo”.


" Esperamos que este estudio aumente la conciencia acerca de los avances logrados en África, estimule el debate sobre cómo abordar los desafíos pendientes y reafirme los argumentos en favor del fortalecimiento de las políticas de competencia en toda la región. "
Klaus Tilmes

Klaus Tilmes

director del Departamento de Prácticas Mundiales de Comercio y Competitividad del Grupo Banco Mundial

Las autoridades que regulan la competencia pueden adoptar medidas adicionales para fortalecer su capacidad de detectar e impedir los cárteles. Establecer multas y penalidades que sean más altas que las ganancias previstas podría ayudar a desalentar las prácticas contrarias a la libre competencia. Aunque la multa máxima impuesta a los cárteles en Sudáfrica llega a USD 116 millones, en promedio, las multas representan solo el 9 % del excedente de utilidades de una empresa. Esto significa que los miembros de un cártel no tienen incentivos para cambiar las prácticas, ya que las ganancias suelen superar ampliamente las multas.

Estas autoridades pueden también continuar usando de manera más eficaz las herramientas para descubrir a los cárteles e investigarlos. Programas de flexibilización—que permiten a un integrante de un cártel confesar, colaborar con una investigación, y entregar pruebas a cambio de inmunidad o penalidades menores— y el uso de denunciantes, informantes y redadas son todas estrategias eficaces subutilizadas en los países africanos.

Una estrategia para promover la competencia es concentrarse en sectores fundamentales especialmente importantes para el crecimiento de las economías africanas. El informe Breaking Down Barriers resalta tres sectores —el cemento, los fertilizantes y las telecomunicaciones— que afectan de modo directo la competitividad de los productores africanos, pero que no cuentan con condiciones equitativas.

El cemento

  • El sector del cemento cumple una función esencial en la construcción de infraestructura y viviendas.
  • Nueve empresas panregionales representan la mayoría de la capacidad de producción de cemento en el continente.
  • Un proveedor controla más de la mitad del mercado en 18 países.
  • Los precios del cemento en África son, en promedio, un 183 % más altos que los precios mundiales.
  • El cumplimiento de las leyes de competencia, la eliminación de las barreras no arancelarias y las normas favorables a la competencia podrían ayudar a los consumidores africanos a ahorrar USD 2500 millones anuales al no tener que pagar de más por el cemento.

Los fertilizantes

  • El sector de los fertilizantes es crucial para la producción agrícola.
  • Solo el 28 % de los países africanos tiene la capacidad de producir sus propios fertilizantes; el resto debe importarlos.
  • Los cárteles de exportaciones mundiales aumentan en un 29 % los precios de los fertilizantes potásicos en África al sur del Sahara.
  • Un proveedor controla más de la mitad del mercado en el 58 % de los países incluidos en el estudio Breaking Down Barriers.
  • La eliminación de restricciones regulatorias que inhiben el ingreso y las adquisiciones públicas competitivas de los fertilizantes así como la información sobre los mercados para detectar prácticas anticompetitivas permitirán a los agricultores africanos beneficiarse de la competencia.

Las telecomunicaciones

  • Las telecomunicaciones configuran la conectividad al interior de los países y con la economía mundial tanto para las familias como los negocios.
  • Hasta 2015, los países de África al sur del Sahara tenían los precios finales más altos de los servicios de banda ancha móvil en todo el mundo, y registraban el segundo nivel más bajo de uso del internet a nivel de las regiones.
  • Los mercados africanos de comunicación móvil e inalámbrica se encuentran altamente concentrados. Un operador controla más del 50 % de la participación en el mercado en 27 países.
  • Aún existen monopolios en África: 11 en servicios de enlaces internacionales y seis en servicios de acceso inalámbrico a internet.
  • El fomento de la participación estatal que no sea distorsionadora y la regulación del acceso a insumos clave para proveer servicios de telecomunicaciones beneficiará a las economías africanas.

La cooperación regional es otra manera que las autoridades pueden usar para aumentar la competencia. Las cadenas de suministro y los acuerdos comerciales a menudo traspasan las fronteras, por lo que el mayor alcance de las organizaciones regionales podría ayudarlas a abordar las cuestiones que van más allá de las facultades de las autoridades nacionales.

“Existe margen para que las autoridades nacionales y regionales en materia de competencia aumenten su impacto, al adoptar una perspectiva regional. Este informe pone de manifiesto la importancia de una fuerte cooperación entre los organismos involucrados en implementar las políticas de competencia”, dice Klaus Tilmes, director del Departamento de Prácticas Mundiales de Comercio y Competitividad del Grupo Banco Mundial. “Esperamos que este estudio aumente la conciencia acerca de los avances logrados en África, estimule el debate sobre cómo abordar los desafíos pendientes y reafirme los argumentos en favor del fortalecimiento de las políticas de competencia en toda la región”.


Api
Api