ARTÍCULO Octubre 10, 2019

Integrarse con el mundo: una senda para el crecimiento de Latinoamérica

Image

Vista del Puerto de Montevideo, Uruguay - Banco Mundial 


En momentos en que la región tiene un bajo crecimiento ¿podrán los acuerdos comerciales como el T-MEC o UE-Mercosur ser una solución para estimular las economías?

América Latina está creciendo poco. Algunos países tienen un buen desempeño, pero el promedio de crecimiento es bajo debido a que las economías más grandes de la región se enfrentan a una recesión o atraviesan serias turbulencias económicas. Las perspectivas son que la región crezca un 0,8% en 2019 y un 1,8% en 2020. Los países de la subregión del Pacífico, así como de América Central y el Caribe, seguirán experimentando un crecimiento más veloz, en promedio, que los países del Atlántico, según un informe presentado hoy por el Banco Mundial.

Y la pregunta que surge es si este contexto económico se debe a un entorno externo desfavorable o a problemas internos. Este es el disparador que utilizaron en la oficina del economista jefe de la institución para analizar las diferentes opciones que puedan reabrir la senda de crecimiento de la región en el informe titulado ¿La integración comercial como un camino al desarrollo?.

Una explicación posible para el lento crecimiento económico de América Latina y el Caribe es su integración relativamente baja en las cadenas comerciales y de valor internacionales, según el reporte. El bajo nivel de apertura externa de la región no responde a la geografía, sino a opciones en materia de políticas, principalmente en los países del Atlántico, que han mantenido un nivel más alto de restricciones comerciales que la mayoría de las otras regiones en desarrollo.

La región ha sido protagonista de múltiples acuerdos intrarregionales. Y si bien todos los acuerdos comerciales preferenciales redundan en un mayor nivel de comercio bilateral entre sus miembros, solo los acuerdos Sur-Norte muestran mayores ventajas económicas para los países en desarrollo signatarios. Una comparación entre Mercosur y el T- MEC es reveladora en este aspecto.

Los últimos ejemplos de acuerdos Sur-Norte son el relanzamiento del TLCAN en forma del acuerdo México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y el acuerdo Unión Europea-Mercosur, ambos negociados en el transcurso de los últimos 12 meses, según el informe.

¿Podrán estos acuerdos ser una solución para el crecimiento lento de América Latina y el Caribe? Martín Rama, economista jefe del Banco Mundial para la región, explica los posibles impactos en esta entrevista.




Api
Api