Junio 29, 2017

La energía solar impulsa la revolución de la energía limpia en India

La energía solar impulsa la revolución de la energía limpia en India

Con una población de 1300 millones de habitantes, Más de 450 millones de ventiladores de techo se usan en esta nación y 40 millones se venden anualmente, pero 240 millones de personas todavía no tienen conexiones eléctricas legales. La demanda de electricidad aumenta al mismo ritmo que en Francia o Alemania, ya que millones de habitantes en las zonas rurales o pobres aspiran a tener acceso a energía en sus hogares y lugares de trabajo.

¿Y si India planeara satisfacer esa demanda con fuentes de energía convencionales como el carbón?

Pero esto no sucede. De hecho, el país se centra justamente en lo contrario.

gracias a su amplio compromiso con la energía solar, las soluciones innovadoras y las iniciativas de eficiencia energética para suministrar electricidad las 24 horas del día y los siete días de la semana a sus habitantes a más tardar en 2030.

Se trata de buenas noticias porque, si el mundo espera alcanzar los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático de mantener el aumento de la temperatura del planeta por debajo de 2 °C, es imperativo que India —el tercer mayor emisor de dióxido de carbono— sea un líder mundial en el sector de las energías renovables.

El Banco Mundial se ha comprometido a apoyar a India en sus iniciativas relacionadas con la energía solar. El Banco proporciona más de , comenzando con un proyecto de generación distribuida de electricidad con paneles instalados en techumbres, mediante el cual se busca poner paneles solares en los techos de todas las edificaciones del país, y ya han sido financiados 100 megavatios de energía a lo largo de este proyecto. Hace exactamente un año, la institución firmó un acuerdo con la Alianza Solar Internacional (ISA), (i) integrada por 121 países liderados por India, con el fin de colaborar en la tarea de aumentar el uso de la energía solar en todo el mundo y movilizar USD 1 billón en inversiones a más tardar en 2030.

Hace unas semanas, India también desistió de un plan (i) de instalar centrales de carbón que producirían alrededor de 14 gigavatios de electricidad, en gran medida porque ahora generar electricidad con energía solar es tan asequible como hacerlo con combustibles fósiles. India, con esta elección deliberada de usar mucha más energía limpia para impulsar su crecimiento, está contribuyendo a los esfuerzos mundiales de proteger al planeta de los efectos del cambio climático.

La energía solar, una solución

en India y otros lugares. El costo de la electricidad de la energía solar fotovoltaica es actualmente una cuarta parte de lo que era en 2009 y bajará otro 66 % para 2040. (i) Eso significa que con un solo dólar se podrá comprar 2,3 veces más energía solar en 2040 que en la actualidad.

India, donde anualmente se registran alrededor de 300 días despejados (sin nubes), se encuentra entre los países con mejores condiciones en el mundo para aprovechar y usar la energía solar. Claramente, el mercado está de acuerdo, lo cual queda en evidencia con la caída significativa del costo de la energía solar. En su última subasta de energía solar, el país alcanzó una tarifa mínima histórica de INR 2,44 por unidad (4 centavos de dólar por unidad) para un proyecto en el desértico estado de Rajastán.

El Gobierno de India se ha propuesto metas ambiciosas que incluyen la generación de 160 gigavatios de energía eólica y solar para 2022. Esto no solo ayudará a cientos de millones de personas a iluminar sus hogares, sino que también permitirá a los niños estudiar de noche y proveer refrigeradores a las familias para conservar sus alimentos, o televisores para entretenerse después de un largo día de trabajo. También es un incentivo para que las empresas internacionales inviertan en el mercado de energía solar en India.

El Banco Mundial también está colaborando con India en la construcción de parques solares, una solución innovadora para almacenar energía solar y dar apoyo a las redes pequeñas de electricidad. Con este respaldo de la institución, se aumentará la disponibilidad de financiamiento privado, se introducirán nuevas tecnologías y se permitirá el desarrollo de una infraestructura común que apoye los parques solares desarrollados por el sector privado en todo el país.

“El financiamiento del Banco Mundial, canalizado a través del State Bank of India (SBI), es el primer financiamiento institucional específico disponible para plantas de techos solares”, dijo Sanjeev Aggarwal, fundador y director gerente y director ejecutivo de Amplus Solar. “Este financiamiento ayudará a una adopción rápida de la distribución de energía solar por parte de los consumidores indios, y servirá como un catalizador importante del crecimiento del sector de los techos solares en India. Seguiremos trabajando con el Banco Mundial y el SBI para crear mecanismos de crédito novedosos de manera que los beneficios de este tipo de financiamiento lleguen al máximo número de consumidores”.

Image

Explore el sitio web de luces nocturnas en India

Innovación en materia de iluminación

Al adoptar la energía solar, India ha buscado soluciones creativas para desafíos como la baja disponibilidad de tierra donde poner paneles solares para una población que aumenta rápidamente. Debe ir más allá de lo que ha hecho Marruecos, por ejemplo, con su sistema de energía solar concentrada que requiere grandes extensiones de tierra para instalar espejos y lentes enormes. Por ello, India, además de sus parques solares, está instalando paneles solares en los techos y plataformas solares flotantes en los ríos y otras masas de agua. También analiza vender solo automóviles eléctricos para 2030.

Sin embargo, ¿basta con eso?

Se prevé que las emisiones de gases de efecto invernadero seguirán aumentando en India al menos hasta 2030, un problema que se está abordando con medidas firmes en materia de eficiencia energética.

El Banco Mundial apoya también el programa UJALA (i), mediante el cual se han distribuido más de 241 millones de bombillas LED en el país. Esta iniciativa es el mayor programa y el primer programa nacional de iluminación mediante diodos emisores de luz sin ningún tipo de subsidio en el mundo. Los usuarios residenciales pueden obtener bombillas LED de los centros de distribución del programa UJALA o a través de minoristas participantes y pagar por adelantado o en cuotas pequeñas, dando acceso a los clientes más pobres.

El programa ha ayudado a ahorrar más de 6000 megavatios de energía y ha permitido una reducción de 25 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año. India planea reemplazar un total de 770 millones de bombillas incandescentes por bombillas LED antes de fines de 2019.

Otros países en la región están adoptando también medidas en materia de energía limpia con el apoyo del Banco Mundial.

Avances regionales

Pakistán: el Banco Mundial reconoce el potencial del país en materia de energía solar, y por ello ayuda a trazar el mapa de los posibles recursos solares. Para ello se utiliza una aplicación gratuita basada en la web que permite observar distintas zonas con una resolución espacial de 1 km (0,6 millas). Esta herramienta proporciona acceso a mapas mundiales y regionales de alta resolución y a datos del sistema de información geográfica (SIG), brindando a inversores y desarrolladores de energía solar una plataforma de fácil acceso y uniforme para comparar el potencial de recursos entre sitios de una región o entre varios países.

Además, el Banco colabora en el Proyecto Hidroeléctrico Dasu, cuyo objetivo es mejorar la seguridad energética de Pakistán, a través del uso de fuentes de energía con bajas emisiones de carbono, un acceso a la electricidad más asequible y la prevención de frecuentes apagones que afectan a millones de consumidores, entre ellos la industria, los hogares y los agricultores.

Bangladesh: más de 18 millones de personas tienen electricidad gracias a sistemas solares domésticos, proporcionados en el marco de un programa que se considera la mayor iniciativa de este tipo en el mundo. En el país también se emplean minirredes de energía solar autónomas para suministrar energía a pequeñas empresas y hogares en zonas alejadas no cubiertas por la red de distribución de electricidad, ayudando a mujeres, como Lota Khatun, a obtener ingresos.

Khatun vive con su familia en la remota isla de Monpura, donde el servicio eléctrico es provisto por una minirred de energía solar. Ella tiene ahora electricidad en la noche y, por lo tanto, puede tener un taller de costura en su casa.

“Cuando empezamos a tener energía solar, compré esta máquina (de coser)”, contó Khatun. “Ahora puedo coser en la noche porque tengo luz eléctrica”.

 

Los esfuerzos de India son una muestra de su compromiso serio de mitigar el cambio climático. Pero algo más tiene que suceder para que millones de ciudadanos del país tengan algunas de las comodidades básicas que proporciona la electricidad.

“He conversado en más de una ocasión con líderes mundiales que es hora que el mundo decida de manera colectiva que cualquiera que sean las tecnologías dirigidas a tener un planeta más seguro, debemos tratar y hacer que exista un acceso abierto a estas tecnologías, debemos tratar y hacer que estén disponibles para todo el mundo de modo que podamos promover la energía limpia, promover la sostenibilidad y, al mismo tiempo, hacer que sea más asequible”, dijo el ministro de Electricidad, Carbón, Energías Nuevas y Renovables y Minas de India, Piyush Goyal, durante un evento realizado recientemente en Viena.

“Si creemos en esto y trabajamos de manera colectiva para lograrlo todos podemos hacer una diferencia”.