Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

COMUNICADO DE PRENSA

Cumbre Iberoamericana: Banco Mundial aporta US$100 millones para desarrollo infantil temprano en América Latina

Diciembre 03, 2010




MAR DEL PLATA, Argentina, 3 de diciembre de 2010 — El Banco Mundial anunció hoy que desembolsó más de US$100 millones para Programas de Desarrollo Infantil Temprano (DIT) en América Latina y el Caribe, aproximadamente un tercio de la cantidad comprometida en febrero de 2010 durante el lanzamiento de la Iniciativa para la primera infancia: Una Inversión de por vida – una alianza entre la Fundación ALAS de Shakira y el Banco Mundial.

El anuncio de hoy se realizó durante la XX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se lleva a cabo en Mar del Plata. Hasta ahora, US$103,5 millones se han destinado a respaldar programas DIT en Argentina, Brasil, Haití, México y Perú, y son varios los programas que se realizarán a futuro.

“El desarrollo infantil temprano genera igualdad de oportunidades para todos los niños”, dijo Pamela Cox, Vicepresidenta del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. “De las inversiones que puede hacer un país por su gente, aquellas en desarrollo infantil temprano están entre las más rentables”, agregó.

ALAS y Shakira han jugado un papel fundamental en la promoción de las inversiones en desarrollo infantil temprano. A comienzos de 2010, la Fundación ALAS y el Banco Mundial lanzaron la iniciativa para la primera infancia para hacer que el desarrollo infantil temprano se convierta en una prioridad de toda la región. Esta iniciativa busca movilizar a todos los sectores de la sociedad en torno a la implementación de políticas DIT exhaustivas, bien articuladas y eficientes y programas que equiparen las oportunidades de los menores de bajos recursos durante la infancia temprana, asegurando así que todos los jóvenes puedan alcanzar su potencial.

El Banco Mundial se comprometió a aportar US$300 millones en los próximos dos años para financiar esta iniciativa, incluyendo préstamos, asistencia técnica y donaciones para respaldar dichos programas en la región. Estos fondos forman parte de la cartera del Banco con los países participantes.

El Banco ya ha financiado programas DIT para mejorar el bienestar de los jóvenes en América Latina y el Caribe, pero aún persiste la desigualdad entre, y dentro de, los países. Muchos jóvenes de la región sufren desnutrición, deficiencias de hierro, vitaminas y otras; están raquíticos o enfrentan otros desafíos del desarrollo.

Todas estas condiciones son exacerbadas por la pobreza y la desigualdad que actúan desde el nacimiento.

La evidencia científica, de acuerdo a una investigación del Banco Mundial sobre desarrollo cognitivo en la región, indica que los logros de estos jóvenes son bajos y están determinados por su nivel socioeconómico, debido en gran parte a la educación de la madre y al nivel de ingreso.

Todos los países de la región enfrentan desafíos a la hora de asegurar que los niños reciban oportunidades para el desarrollo adecuadas que les permitan alcanzar su máximo potencial. La mayoría de los programas DIT son esfuerzos independientes que varían en tamaño, servicios ofrecidos y modo de ejecución.

Además, la cobertura y la calidad de los servicios DIT en la región siguen siendo limitadas. Son pocos los programas que poseen normas definidas y los recursos apropiados para cubrir a un grupo sustancial de poblaciones potencialmente beneficiarias, en especial entre los más pequeños.

Los proyectos aprobados hasta ahora por el Banco Mundial incluyen:

Argentina: Quince millones de dólares (US$15 millones) del Proyecto de Inclusión Social de San Juan respaldan mejoras en la calidad y eficiencia en la prestación de servicios educativos durante los primeros dos años de escolaridad, a través de dos programas específicos: Todos Pueden Aprender y Programa de Día Completo. Se espera que estos programas ayuden a mejorar los resultados durante los últimos grados de la escuela primaria y la escuela secundaria, fortaleciendo las bases de capital humano de la sociedad y economía sanjuaninas.  El proyecto pretende garantizar la igualdad de oportunidades para la educación, en particular para los alumnos vulnerables.

Brasil: Treinta y cuatro millones de dólares (US$34 millones) del Proyecto Municipal de Río ayudan a las autoridades locales a reducir la tasa anual de abandono escolar e incrementar los resultados IDEB e IDE. El programa también busca incrementar la tasa de matriculación en guarderías y preescolares en al menos 3.000 licencias por año en comunidades de bajo ingreso.

Haití: Dos millones y medio de dólares (US$2,5 millones) del Proyecto Educación para Todos buscan mejorar el acceso a y la igualdad en la educación primaria. Si bien el objetivo último es asegurar el acceso universal a la educación básica y gratuita en Haití, tras el terremoto y en el futuro inmediato, el gobierno busca ayudar al mayor número posible de jóvenes para que regresen a la escuela.  Dentro de este contexto, el proyecto toma en cuenta el papel importante que tanto el sector público como privado pueden tener en la respuesta inmediata y en la construcción de las bases para un sector educativo más fuerte en Haití.

México: Cincuenta millones de dólares (US$50 millones) asignados al Proyecto de Educación Compensatoria buscan asegurar que 225.000 jóvenes de 0 a 4 años de edad reciban educación preescolar mientras que sus padres y/o tutores reciben capacitación para mejorar su capacidad de atención. También garantizará que alrededor de 48.000 comités de padres obtengan respaldo financiero directo y que 2.000 escuelas con bajo desempeño reciban ayuda pedagógica intensiva. La iniciativa también busca mejorar los resultados educativos.

Perú: Se asignaron dos millones de dólares (US$2 millones) mediante una donación para respaldar el Programa de Nutrición Participativa, diseñado y administrado por el Banco Mundial, a ejecutarse por el Fondo de las Américas (FONDAM) en estrecha colaboración con el Gobierno del Perú. Esta iniciativa busca mejorar el nivel nutricional y el desarrollo de los jóvenes menores de 3 años, a través de una intervención participativa que intenta mejorar la capacidad de gestión local, promoviendo cambios en el comportamiento y generando una mayor concientización sobre el tema entre jefes de hogar, comunidades y protagonistas locales en las comunidades más pobres de la sierra peruana.

“Más de 300.000 jóvenes menores de cinco años mueren cada año en América Latina, más de nueve millones sufren desnutrición severa, y 22 millones no están matriculados en el preescolar”, dijo Cox.
“Todos los jóvenes merecen las mismas oportunidades. Podemos tener un efecto positivo en sus vidas. Para lograr esto, la inversión en desarrollo infantil temprano tiene que aumentar de manera dramática”, Cox indicó.

El Banco Mundial también anunció que financiamiento y ayuda técnica estará disponible para Bolivia, Colombia, Ecuador, Nicaragua, y otros. Estas iniciativas son llevadas a cabo por los gobiernos de la región de acuerdo a las normativas del Banco.

Nota para los editores:

ALAS es una organización latinoamericana sin fines de lucro fundada el 6 de diciembre de 2006 por los artistas y empresarios más importantes de América Latina, quienes vieron en la promoción del Desarrollo Infantil Temprano (DIT) la oportunidad de terminar con el ciclo intergeneracional de desigualdad en la región. ALAS, encabezada por el empresario colombiano Alejandro Santo Domingo, busca movilizar a todos los sectores de la sociedad para la implementación de políticas DIT exhaustivas que permitan el acceso universal a una nutrición, estimulación y atención de salud apropiadas en jóvenes de 0 a 6 años de edad.

El Banco Mundial es un miembro activo de la Secretaría para el Desarrollo Infantil Temprano en América Latina –SEDITAL–, una plataforma de conocimientos y políticas innovadoras sobre DIT que ayuda a los países a intercambiar información y experiencias con organizaciones internacionales para promover la investigación y políticas que contribuyan a definir una estrategia e implementar programas DIT exhaustivos en la región.

La Secretaría reúne a nueve países comprometidos con el DIT –Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Uruguay– y a diez socios firmes entre organizaciones internacionales y ONG.

 

Contactos para medios de comunicación
En Ciudad de Washington
Sergio Jellinek
Teléfono: (202) 458-2841
sjellinek@worldbank.org
Stevan Jackson
Teléfono: (202) 458 5054
sjackson@worldbank.org


COMUNICADO DE PRENSA N.º
2011/210/ALC

Api
Api