COMUNICADO DE PRENSA

América Latina y el Caribe: Cinco Millones Beneficiados Por La Iniciativa Para La Primera Infancia: Una Inversión De Por Vida

Febrero 28, 2012




Washington: 28 de febrero de 2012 – Cinco millones de madres y niños de entre 0 y 6 años de edad, se están beneficiando de programas del Banco Mundial (BM) establecidos en toda la región de América Latina bajo la Iniciativa para la primera infancia: Una inversión de por vida, anunció hoy el banco multilateral.

Tras dos años de operación, la iniciativa ha aprobado un total de US$400 millones para diferentes proyectos, el doble del financiamiento estimado inicialmente, superando el compromiso de US$300 millones asignado para el período 2010-2013. También amplió en diez veces el número de niños seleccionados que se beneficiaron durante el primer año de operación.

La iniciativa busca implementar políticas y programas de Desarrollo Infantil Temprano (DIT) exhaustivos, bien articulados y eficientes que les proporcionen a los niños de bajos recursos una oportunidad más equitativa de tener éxito en la vida. Actualmente la iniciativa apoya programas DIT en la mayoría de los países de América Latina, ya sea mediante programas crediticios, subvenciones o asistencia técnica.

“La ‘apuesta redoblada’ por el desarrollo infantil temprano muestra que los países de ALC reconocen que invertir temprano es invertir de manera inteligente. El DIT no solo es bueno para los niños, también genera grandes beneficios para la sociedad y la economía. Los primeros cinco años de vida deciden el futuro de un niño y su capacidad de interactuar con la sociedad como adulto,” dijo Hasan Tuluy, el recientemente nombrado Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

La Iniciativa para la primera infancia: Una inversión de por vida fue inaugurada hace dos años en la sede del Banco Mundial por el Presidente del BM, Robert B. Zoellick, y la Fundación ALAS de Shakira Mebarak.

Esta iniciativa fue diseñada para ayudar a reducir la desigualdad entre los niños. Apoya esfuerzos que ayudan a asegurar que los niños reciban la atención, nutrición y estimulación que necesitan desde antes de nacer y hasta entrar a la escuela.

Hoja de ruta hacia el éxito

El Banco está trabajando con los gobiernos para asegurar que los programas de DIT estén bien coordinados a lo largo de las entidades relevantes para que pongan en práctica un paquete integral de servicios (salud, nutrición, educación, etc.).

De acuerdo a Keith Hansen, Director de Desarrollo Humano en ALC, “cada proyecto tiene una fórmula propia respecto a la mejor manera de invertir en los niños. Los proyectos forman alianzas a varios niveles de gobierno y con la sociedad civil, en todos los sectores sociales, y están en línea con las circunstancias nacionales.”

Datos destacados por países:

Argentina: El Banco Mundial ha estado apoyado el Plan Nacer, el programa argentino para reducir la mortalidad infantil y maternal con un enfoque basado en resultados. Se proporciona un paquete de intervenciones básicas a mujeres embarazadas y niños menores de 6 años de provincias. Al día de hoy, más de 1,7 millones de personas se han beneficiado de este programa.

Brasil: Se han catalogado los servicios de 28 municipios en 10 estados en un formato por Internet de fácil acceso y se han organizado dos talleres de intercambio interestatales.

Belice: El distrito de Toledo en Belice tiene las tasas más altas de pobreza y deficiencias nutricionales de todo el país, afectando mayormente a la población indígena de origen maya. Para abordar este desafío, el Banco Mundial, a través de una subvención del Fondo Japonés para el Desarrollo Social, está ayudando al gobierno en el uso de programas de DIT para abordar en su totalidad el desarrollo infantil a nivel comunitario.

Bolivia: El programa, financiado por el Banco y el gobierno japonés, respalda una serie de operaciones en los distritos urbanos más pobres y vulnerables, en particular, vinculando el empleo en madres jóvenes con una atención infantil de calidad. El programa también ayuda al Gobierno de Bolivia a mejorar la calidad de los servicios de atención infantil existentes, fortalecer la capacidad de los funcionarios públicos de monitorear y evaluar proyectos. La implementación del proyecto está programada para 2012.

El Salvador: El programa salvadoreño apunta a proteger y mejorar el capital humano de los niños más pequeños que residen en áreas urbanas propensas a la violencia protegiéndolos, en particular, de la crisis alimentaria. Alrededor de 35.000 madres y niños pobres y vulnerables se beneficiarán del apoyo constante de la subvención por un período de tres años.

Honduras: Proyecto de nutrición y protección social de Honduras es una iniciativa comunitaria que ayuda a combatir la desnutrición en las comunidades más pobres del país. El programa emplea a varias ONG para capacitar voluntarios de la misma comunidad, que a su vez trabajan con madres locales dando clases sobre una higiene adecuada, las ventajas de la lactancia materna como método exclusivo y la importancia de monitorear el crecimiento. Los voluntarios también pesan y miden a los niños de 0 a 2 años para asegurarse de que crecen apropiadamente.

Perú: En Perú, el Banco apoya el programa Juntos, que respalda la demanda, suministro y gobernanza de los servicios nutricionales prestados por el Gobierno. El programa llega a unas 60.000 familias en los distritos más pobres de Perú.

Contactos para medios de comunicación
En Washington
Marcela Sánchez-Bender
Teléfono: + 1 (202) 473-5863
msanchezbender@worldbank.org
En México
Fernanda Zavaleta
Teléfono: 52-55-5480-4252
fzavaleta@worldbank.org


COMUNICADO DE PRENSA N.º
2012/294/LAC

Api
Api