Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

COMUNICADO DE PRENSA

El precio de los productos básicos se mantendrá bajo en 2015

Julio 22, 2015


En una sección especial se evalúa el importante papel que desempeñan China e India en los mercados de la comunidad mundial

CIUDAD DE WASHINGTON, 22 de julio de 2015. El Banco Mundial ajustará su pronóstico para los precios del crudo de US$53 en abril a US$57 por barril luego de que los precios de petróleo subieron un 17 % en el segundo trimestre del año. Ello surge del último informe trimestral Commodity Markets Outlook (Panorama sobre los mercados de productos básicos), en el que se presenta información actualizada sobre los mercados de productos básicos internacionales.

El Banco señala que durante el segundo trimestre los precios de la energía aumentaron un 12 % y que el aumento del petróleo se vio contrarrestado por la disminución del precio del gas natural (13 %) y del carbón (4 %). Sin embargo, se prevé que los precios de la energía serán, en promedio, un 39 % inferior a los de 2014 y que los del gas natural disminuirán en los tres mercados principales; Estados Unidos, Europa y Asia; además los precios del carbón caerán un 17 %. Con exclusión de la energía, el Banco Mundial estima una reducción del 2 % en los precios del trimestre y pronostica que este año los precios de los productos básicos no relacionados con la energía serán, en promedio, un 12 % más bajo que los de 2014.

“En el segundo trimestre, la demanda de crudo fue mayor de lo esperado. Pese al aumento marginal del precio previsto para 2015, los grandes inventarios y la creciente producción de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sugieren que los precios se mantendrán bajos en el mediano plazo”, afirma John Baffes, economista superior y autor principal del informe Commodity Markets Outlook.

El nuevo acuerdo sobre uso de energía nuclear de Irán con Estados Unidos y otros Gobiernos líderes, en caso de ratificarse, aliviará las sanciones, incluidas las restricciones a las exportaciones de petróleo de la República Islámica de Irán.

Entre los riesgos del pronóstico se encuentran una producción mayor a la esperada de los países no pertenecientes a la OPEP (respaldada por la caída de los precios de la producción) y los constantes aumentos en la producción de dicha organización. Las posibles presiones al alza pueden provenir del cierre de operaciones de altos costos —la cantidad de plataformas petrolíferas operativas en Estados Unidos se redujo un 60 % desde el pico alcanzado en noviembre, por ejemplo—  y las tensiones geopolíticas.  

En una sección especial del informe Outlook, en la que se evalúa el papel que desempeñan China e India en el consumo de productos básicos, se concluye que durante las últimas dos décadas, la demanda de China y, en menor medida, de India provocó un aumento considerable de la demanda mundial de metales y de energía —sobre todo carbón—, pero que ello no ocurrió en el caso de los alimentos básicos.

El consumo de metales y de carbón de China pasó a representar alrededor del 50 % del consumo mundial, mientras que el de India registró aumentos más modestos: el 3 % en el caso de los metales y el 9 % en el del carbón. Estos patrones reflejan los distintos modelos de crecimiento y de productos básicos que existen en los dos países. 

Si los dos países alcanzan los niveles de consumo per cápita de productos básicos de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) o si el crecimiento de India se orienta hacia la industria, la demanda de metales, petróleo y carbón podría seguir siendo sólida. Por el contrario, dado que el nivel de consumo per cápita de alimentos en China e India ya es comparable con los del mundo, es posible que las presiones en los precios de los alimentos básicos disminuya a medida que el crecimiento de la población de ambos países —uno de los factores determinantes de la demanda de alimentos básicos— se desacelere.

“China e India han desempeñado un papel importante en la tarea de impulsar el consumo mundial de productos básicos industriales, sobre todos desde principios de los años 2000. De cara al futuro, si bien la demanda de India probablemente sea un factor importante a la hora de configurar el consumo de productos básicos industriales, China jugará un papel importante a la hora de impulsar la demanda mundial de energía, dados sus esfuerzos por reequilibrar el crecimiento”, manifestó Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas Económicas del Banco Mundial.

En el informe Commodity Markets Outlook también se ofrece un análisis detallado de los grupos de productos básicos importantes, como la energía, los metales, la agricultura, los metales preciosos y los fertilizantes.

El precio de los metales disminuyó marginalmente durante el trimestre, dado que la mayoría registra excedentes, en particular el mineral de hierro, cuyos precios disminuyeron dos tercios con respecto al pico alcanzado en 2011. Según las proyecciones del Banco Mundial, este año el precio de los metales será, en promedio, un 16 % inferior a los niveles de 2014, revisados a la baja tomando como referencia el 12 % registrado en abril.

Se espera que el mineral de hierro experimente la mayor caída (43 %) debido a la nueva capacidad extractiva prevista para este año y el próximo (sobre todo en Australia). Los mercados de los metales se están ajustando como consecuencia de las operaciones de costos elevados y la reducción de las inversiones. Los mercados se volverán más estrictos, en parte debido a los cierres de las grandes minas de zinc y a que las restricciones a la exportación de minerales de hierro de Indonesia recaen sobre la oferta, especialmente la de níquel.

Los precios de los productos agrícolas cayeron un 2,6 % durante el trimestre, debido a grandes disminuciones en los alimentos básicos —especialmente aceites y granos comestibles— y a las mejoras en las condiciones de oferta, a pesar de las inclemencias climáticas en América del Norte y de los temores del fenómeno El Niño. Según las proyecciones del Banco Mundial, este año el precio de los productos agrícolas será, en promedio, un 11 % inferior a los niveles de 2014, revisados a la baja tomando como referencia el 9 % registrado en abril.

El precio de los fertilizantes, un costo clave para la mayoría de los productos básicos agrícolas, probablemente se reduzca un 5 % debido a la menor demanda y el crecimiento de la oferta.

Para consultar el pronóstico completo y datos históricos, así como comentarios detallados sobre los mercados, visite www.worldbank.org/commodities

Contactos para medios de comunicación
En Washington
Phil Hay
Teléfono: +1 (202) 473-1796, +1 (202) 492-7238
phay@worldbank.org
Vamsee Kanchi
Teléfono: + 1 (202) 458-9771
vkanchi@worldbank.org


COMUNICADO DE PRENSA N.º
2016/029/DEC

Api
Api