RESEÑA

Jóvenes empoderados

26 de noviembre de 2014

Image

Ana, una educadora de las regiones de Saquetepéquez y Chimaltenango

Asociación ALAS de Guatemala

La iniciativa Jóvenes Empoderados de la Asociación Alas de Guatemala se inició en 2013 para realizar actividades educativas y de capacitación sobre la salud reproductiva y sexual, dirigidas principalmente a adolescentes, familias, profesores y líderes comunitarios. También pone a disposición de la comunidad promotores de salud y clínicas médicas móviles con el fin de apoyar la distribución de métodos de planificación familiar y tratar los problemas de salud, como las enfermedades de transmisión sexual.

La Asociación Alas de Guatemala ALAS brinda a las familias guatemaltecas, en zonas rurales e indígenas principalmente, la oportunidad de mejorar la calidad de sus vidas proporcionando la información adecuada sobre la salud sexual y reproductiva y un completo acceso a servicios de planificación familiar.

El problema

En Guatemala, los adolescentes a menudo carecen de información adecuada sobre la salud sexual y reproductiva y sobre los servicios disponibles para el ejercicio de sus derechos en esta área. Como resultado, las niñas adolescentes y en particular, las indígenas, sufren elevados índices de embarazos de alto riesgo, mortalidad materna, desigualdad y violencia de género, lo que limita su acceso a un gran número de oportunidades socioeconómicas para alcanzar una mejora en su calidad de vida. A esto hay que unir la cultura machista arraigada en la sociedad, en la que los hombres son los principales actores en la toma de decisiones. Guatemala ocupa el puesto 29 a nivel mundial con respecto a la tasa de fertilidad en adolescentes. Según fuentes oficiales, durante los primeros cinco meses de 2014, el país contabilizó más de79.000 embarazos en niñas y adolescentes.

Enfoque de la iniciativa 

ALAS, en colaboración con el Ministerio de Salud y Educación identificó zonas dentro del país con elevados índices de embarazo adolescente y mortalidad materna, donde contactó con escuelas y profesores para llevar a cabo una serie de seminarios dirigidos a los adolescentes sobre diferentes temáticas: violencia de género, derechos reproductivos, relaciones de pareja, etc. Además, los profesores y los padres también reciben una serie de capacitaciones para entender la importancia de conversar con sus alumnos y sus hijos sobre estos temas. ALAS presta una atención especial a las mujeres indígenas y les apoya para que aumenten sus niveles de autoestima y su poder de decisión, animándoles a que defiendan sus derechos como mujer a nivel de la comunidad.

En 2015, ALAS tiene planeado extender sus servicios a los adolescentes que no están en la escuela, a través de una red de líderes pares con el fin de asegurar que esta población vulnerable pueda acceder a espacios seguros donde recibir asesoramiento y conversar sobre los temas relacionados que les afectan.


" Los procesos de capacitación que desarrolla ALAS son dinámicos y de confianza, y están a cargo de facilitadores con objetivos de aprendizaje claros, que logran que los asistentes participen activamente como protagonistas y no como espectadores "

Impresiones de los evaluadores y organismos colaboradores


Desafíos y lecciones aprendidas

• Barreras sociales en las comunidades:

Impedían a los individuos de las zonas rurales, principalmente a las mujeres, participar en las actividades y ejercer el control sobre sus derechos sexuales y reproductivos en las zonas rurales, en las cuales siguen siendo los hombres los que tienen la última palabra en las decisiones.ALAS contó con el apoyo de líderes comunitarios clave y con el consentimiento de los hombres cabeza de familia para la participación de sus hijos en los seminarios educativos. Además, se contrató personal local con un conocimiento profundo de la cultura y la lengua de las comunidades para asegurar la completa confidencialidad y privacidad de los participantes cuando acceden a información y servicios.


• Coordinación de escuelas y profesores:

Este aspecto, que presentaba problemas logísticos y de sostenibilidad, se solucionó mediante la creación de asociaciones con las oficinas locales del Ministerio de Educación que prestaron apoyo en las tareas de identificación de las escuelas en las zonas de intervención del proyecto así como en la implementación del programa de actividades. Reticencias a la participación: En Alta Verapaz, se observó que un gran número de adolescentes se mostraba reticente a participar activamente en los seminarios en comparación con adolescentes de otras áreas. Por ello, ALAS decidió adaptar el currículo para incorporar competencias como liderazgo, autoestima y empoderamiento con el fin de combatir la timidez y el miedo provocados por los estigmas sociales. Sin duda, el énfasis en el liderazgo fomentó el interés y compromiso por parte de estos jóvenes y sentó las bases de una red de jóvenes líderes.

Resultados

Hasta la fecha, la información que ALAS ha proporcionado sobre educación sexual y reproductiva a más de 7.800 jóvenes de edades comprendidas entre los 10 y 19años en más de 600 seminarios en escuelas, ha demostrado que de media el39% aumentó su conocimiento sobre los diferentes temas presentados gracias a los seminarios y que en general el 93% estaba satisfecho con el su contenido. El número delos jóvenes que recibió la formación representó el 84% del objetivo establecido para un período de dos años, el cual se espera que alcance el 100% para finales de2014. En este período, más de 2.600usuarios tuvieron acceso a una amplia variedad de métodos anticonceptivos facilitados por ALAS, de ellos, 11% fueron adolescentes de entre 15 y 19 años. ALAS ha contratado a una persona para llevar a cabo la estrategia de monitoreo y evaluación estableciendo una serie de indicadores anuales para cada actividad del programa y su impacto en comparación con una línea de base que ALAS recolectó en un estudio realizado en 2013. En este contexto, ALAS medirá el impacto directo de los distintos programas en las tasas de fertilidad, la violencia de género y la participación de las mujeres en la toma de decisiones.


" ALAS ha crecido en el país con un gran esfuerzo institucional propio y su trabajo es muy relevante y de gran calidad "

Impresiones de los evaluadores y organismos colaboradores