Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

RESEÑA

Programa de formación de mujeres emprendedoras

27 de noviembre de 2014

Image
CRIAR

La iniciativa Comunidad de Mujeres Emprendedoras se inició en 2013 para fomentar una mayor participación de las mujeres de la ciudad de Rosario, en Argentina, en el sector productivo y social, a través de un programa de formación y otras herramientas necesarias para asegurar la sostenibilidad de sus actividades emprendedoras y su independencia económica y laboral, además de la creación de empleo.

CRIAR es una organización integrada por mujeres que tiene como misión brindar herramientas de formación y desarrollo a las mujeres de la ciudad de Rosario y la región para que optimicen sus recursos personales y profesionales y puedan desarrollar de manera exitosa su carrera emprendedora y los  proyectos sociales y comerciales que lideran.

El problema
Las mujeres suelen comenzar el emprendimiento de forma intuitiva, lo cual a menudo conlleva problemas de rentabilidad, de crecimiento y de escalabilidad, y en ocasiones carecen de una adecuada capacitación profesional. Además, la mujer en la ciudad de Rosario parece tener más dificultades para involucrarse en el emprendimiento, al no contar con espacios que les brinden apoyo, ni personas en situaciones similares que las puedan acompañar durante todo el proceso.

Enfoque de la iniciativa
La iniciativa aborda el problema en dos etapas:

Primera etapa:

• Programa de Formación para Mujeres Emprendedoras: Consta de seis módulos dec apacitación intensiva para el desarrollo de emprendimientos en áreas como liderazgo o marketing, entre otras.

• Jornada de mentores: Consta de un día de capacitación y asesoría con mentores sobre áreas específicas: Moda, Gastronomía y Tecnología.

• Seminarios y eventos: Abordan temáticas sociales y profesionales, como la familia, el trabajo, la equidad, el desarrollo de proyectos y su impacto en la sociedad.

• Espacios de Colaboración: Se generan vínculos, y redes de apoyo para dar visibilidad a sus proyectos.
En la segunda etapa, que está aún por implementar, se pretende establecer un espacio físico dentro de la comunidad que sirva como un espacio de trabajo/colaboración y consultorías, y que a
su vez funcione como lugar de referencia para tener encuentros, reuniones, etc. Así mismo, se pretende crear un espacio virtual para brindar capacitaciones online a aquellas emprendedoras que residen lejos del centro de capacitación.


" Creemos que el empoderamiento a través de la capacitación y el crecimiento de las propias iniciativas es el elemento clave que ofrece CRIAR, el cual ha repercutido asombrosamente en las mujeres que componen la comunidad y aquellas que participan de sus propuestas "

Impresiones de los evaluadores y organismos colaboradores


Desafíos y lecciones aprendidas
Lograr la participación de mujeres emprendedoras en programa de formación:
Se identificó el problema durante los primeros dos meses debido a las ausencias por parte de las beneficiarias, como resultado de la falta de organización de con respecto de las obligaciones en sus hogares y la falta de continuidad en este tipo de actividades. Los factores que permitieron superar este obstáculo fueron la fuerte presencia de la comunidad virtual, newsletters y el apoyo incondicional por parte del equipo de docentes y coordinadoras del proyecto.

Escaso desarrollo y uso de herramientas de planificación en actividades emprendedoras:
Se trata de un sector informal, con hábitos poco desarrollados con respecto de las herramientas de planificación, costeo, legales y de producción como también los relacionados a la informática y el contacto en redes sociales. Sin embargo, los aspectos técnicos y operativos que funcionaron mejor durante la iniciativa fueron los relacionados con las herramientas informáticas y las redes sociales. Aun así, sería importante contar con un equipo de voluntarias y una plataforma de educación virtual para mejorar los resultados.

Resultados
Los principales resultados obtenidos a destacar hasta la fecha son:
• 110 emprendedoras formadas profesionalmente a través del Programa de Formación.

• Aumento de la participación de las mujeres en espacios de formación y redes para emprendedores: Más de 395 mujeres emprendedoras han participado en la red virtual.

• Mayor concientización sobre el manejo profesional del emprendimiento, aumento delas consultas online y presenciales en un 60% en el período de un año.

El proyecto Comunidad CRIAR tiene apenas un año y medio de vida y aún no se han realizado parámetros de medición de resultados, sin embargo para el año 2015 se planea documentar el impacto junto con las participantes de CRIAR y la comunidad emprendedora femenina local con apoyo de organismos públicos.