Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Cuatro proyectos privados de generación de energía

Diciembre 12, 2012


El Proyecto de Apoyo a la Generación de Electricidad Privada de Kenya consiste en tres iniciativas de energía térmica y una de energía geotérmica, todas ellas desarrolladas y financiadas por el sector privado. Este recibe respaldo complementario del Grupo del Banco Mundial (GBM), a través de garantías de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) y del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) y financimiento de la Corporación Financiera Internacional (IFC). En poco más de un año, desde la aprobación por parte del Directorio Ejecutivo del Banco y bajo difíciles condiciones de los mercados financieros mundiales, tres de los cuatro proyectos de productores independientes de energía eléctrica (IPP, por sus siglas en inglés) han logrado el cierre financiero y los primeros proyectos están en etapa de implementación.

Desafío

Solo el 25% de la población de Kenya tiene acceso a electricidad, y el acceso a la red rural es de apenas un 5%. Ampliar este acceso y asegurar el suministro confiable de luz eléctrica son elementos esenciales de Visión 2030, la estrategia de desarrollo nacional del Gobierno.

A raíz de la actual recesión económica y  crisis financiera mundial, el Gobierno de Kenya y Kenya Power (KPLC), la empresa nacional de energía, debieron movilizar los recursos necesarios para financiar nuevas inversiones en generación de electricidad con el fin de ayudar a cubrir la crítica escasez de energía. La clave fue atraer al sector privado para desarrollar e implementar los proyectos y movilizar financiamiento comercial a largo plazo. Sin embargo, a pesar de extensas reformas en materia de gestión del sector energético y un historial de proyectos previos de IPP apoyados por instituciones de financiamiento para el desarrollo (DFIs, por sus siglas en inglés), los inversionistas privados no estaban seguros de invertir en el sector.

En parte debido a la percepción de alto riesgo político en el país, los inversionistas esperaban que el Gobierno ofreciera garantías soberanas para darles mayor seguridad y atraer el financiamiento necesario. Dado el complejo ambiente macroeconómico y el limitado techo de deuda acordado en el marco de un programa del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno quería optimizar el uso de los instrumentos de garantía para incentivar a los inversionistas, incluidos los bancos comerciales que no habían apoyado rondas anteriores de IPP. El Gobierno se acercó al Banco Mundial para explorar alternativas que le permitieran movilizar recursos  de manera más eficiente en el sector y atraer la inversión privada.

Solución

El Banco Mundial aprovechó escasos recursos de la AIF a través de garantías parciales contra riesgos (PRG, por sus siglas en inglés) con el fin de ampliar el suministro y la generación de energía para los hogares, los negocios y la industria de Kenya. Esto, a través de la movilización de financiamiento a largo plazo para la inversión del sector privado en la generación de 270 megavatios (MW) de energía, que se necesita de manera urgente, en el equivalente a US$166 millones (que comprende una asignación de US$41,5 millones de la AIF), destinados a respaldar la liquidez de ciertas obligaciones de pago en curso de acuerdos de compra de electricidad (PPA, por sus siglas en inglés) de la empresa nacional de energía de Kenya a los desarrolladores de proyectos privados. La participación de la AIF permitió a KPLC ofrecer seguridad en términos favorables con un mínimo riesgo a las garantías soberanas en el marco de sus acuerdos con los IPP.

Bajo la estructura aprobada por el Directorio el 12 de febrero de 2012, el apoyo de la AIF se completa con garantías de MIGA para cubrir las cantidades relativamente mayores requeridas si se terminaran los proyectos específicos de los IPP. El mecanismo complementario de mitigación de riesgos ofrecido proporcionó de manera eficiente la seguridad necesaria para los inversionistas y prestamistas comerciales, con un mínimo riesgo a las garantías soberanas. Además, IFC intervino para proporcionar financiamiento a largo plazo para dos de los cuatro IPP, el cual generalmente no está disponible para proyectos de infraestructura a largo plazo en Kenya. El paquete total será posible gracias a la prolongada y vigente participación del Banco en el sector, que posiciona bien a la institución para ayudar a enfrentar de un modo oportuno cualquier tema futuro del sector o asuntos relacionados con los compradores.
El innovador programa de Kenya muestra cómo aprovechar las fortalezas de las entidades que conforman el GBM para llegar a una solución pragmática y sólida que satisfaga las necesidades del cliente, brindando seguridad a los inversionistas y, en última instancia, a los kenyanos que se beneficiarán directamente de este proyecto.

Resultados

Tres de los cuatro proyectos de IPP que reciben apoyo ya alcanzaron el cierre financiero en el último año, pese a las difíciles condiciones en los mercados financieros mundiales y a menos de un año de la aprobación del Directorio en febrero de 2012. El cuarto proyecto también está en camino de conseguir ese hito.

Asociados

Además de la AIF, IFC y MIGA, otros asociados son el Banco Africano de Desarrollo (BAfD) en Thika Power, y prestamistas comerciales, como ABSA y Standard Bank (Sudáfrica).

Próximos pasos

La participación del GBM se ha transformado en un nuevo punto de referencia en el tema de financiamiento comercial a largo plazo para infraestructura en Kenya y, de manera más amplia, en toda la región. Se espera que este enfoque se replique en otros países de África al sur del Sahara que tengan sectores de energía con un buen desempeño y que, como Kenya, hayan realizado reformas en el sector y tomado medidas en materia de buen gobierno.



MAPA DEL PROYECTO