Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

China: Alivio de la pobreza a través de la participación de la comunidad

Abril 08, 2013


Image

La provincia de Guanzi es una de las más bellas y remotas del país.  Pero esto conlleva costes. El Gobierno estima que alrededor de 85 millones de chinos que viven en zonas rurales son pobres. Vea video en inglés.

Grupo del Banco Mundial

Con el apoyo del Banco Mundial y otros asociados para el desarrollo, cerca de 1,4 millones de personas pobres –de 18 condados de las provincias chinas de Sichuan, Yunnan y Guangxi calificados como pobres a nivel nacional– aprovecharon mejores medios de sustento y acceso a servicios básicos mediante inversiones en infraestructura rural y otras actividades, gracias a un proyecto que además exploró, aplicó y promovió diversas estrategias para la reducción de la pobreza.

Desafío

En los últimos 30 años, China ha conseguido logros notables y mundialmente reconocidos en materia de lucha contra la pobreza. La cantidad de pobres que vive con menos de US$1,25 al día cayó de 835 millones a 208 millones entre 1981 y 2005. 

No obstante, es difícil llegar a quienes aún viven en condiciones de pobreza puesto que no se concentran en lugares específicos y están más dispersos en zonas lejanas e inaccesibles. La mayoría de quienes viven en la pobreza absoluta son habitantes de zonas rurales, y cerca del 80% de ellos habita en las provincias occidentales y centrales. Además, el crecimiento económico ya no es un motor tan poderoso de la reducción de la pobreza y la lucha contra este problema con métodos convencionales se está tornando cada vez más costosa. 

Se sabe que las minorías étnicas y las personas con discapacidad representan una parte extremadamente desproporcionada de la pobreza rural. Las minorías étnicas conforman menos del 9% de la población total, pero al momento de la evaluación del proyecto, se pensó que representaban cerca del 40% del resto de los pobres absolutos y que, a menudo, vivían en la miseria.

Del mismo modo, los discapacitados y las familias con integrantes en esta condición representaban una gran y creciente proporción del total de pobres. Se creía que las personas con discapacidades eran cerca de un tercio del resto de los pobres rurales. En las áreas más desfavorecidas, la relación entre pobreza y discapacidad se reforzaba mutuamente.

Solución

El proyecto aplicó una estrategia participativa a una escala sin precedentes en China e involucró a un gran número de aldeas lejanas en procesos de planificación y toma de decisiones. Las comunidades y las familias determinaron las actividades que se realizarían, eligiéndolas de una lista altamente flexible de alternativas. La iniciativa tenía además interés específico en el tema de género y llegó con eficacia a las mujeres gracias a la estrategia de participación.

Además, respaldó obras de infraestructura rural básica (como caminos rurales, abastecimiento de agua y saneamiento, pequeños sistemas de conservación del agua, energía y redes rurales de electrificación y telecomunicaciones), servicios básicos de salud y educación. Adicionalmente, se promovieron prácticas agrícolas sostenibles en zonas montañosas para proporcionar oportunidades de generación de ingresos en lugares distantes rara vez beneficiados por otros programas de apoyo.

El proyecto también tuvo un alcance único en cuanto a minorías étnicas en las tres provincias participantes. Se trató de una de las iniciativas más importantes del Banco Mundial en la lucha contra la pobreza destinada a poblaciones minoritarias. Con una donación del Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID, por sus siglas en inglés), se entregó asistencia a personas con discapacidad en el condado Yuexi de Sichuan.


" Conversamos sobre lo que íbamos a hacer primero, elegimos a nuestros propios representantes y luego votamos sobre las prioridades. En nuestra zona, votamos primero por los caminos y en segundo lugar por el agua potable "

Qiu’e Su

Integrante del comité de gestión de agua potable en la aldea de Pannei, condado de Longsheng, Guangxi

Image

Se introdujeron cambios simples pero inteligentes en el modo de operar las reuniones de las aldeas para conseguir que más mujeres participasen. Vea video en inglés.

Grupo del Banco Mundial

Resultados

La iniciativa se implementó entre 2006 y 2010 y sus resultados más importantes son:

  • La estrategia participativa se extendió hacia varios poblados lejanos. Se involucró al 88% de las aldeas remotas en Guangxi en la toma de decisiones y se crearon 399 grupos de implementación en los poblados. Yunnan estableció 893 equipos de ejecución en las aldeas más pobres.
  • Las comunidades rurales pobres participaron en la toma de decisiones en etapas fundamentales, además del seguimiento y la evaluación final. Entre 2006 y 2010, la proporción de familias rurales que participaron en la selección de las actividades de reducción de la pobreza aumentó de 19,5% a 46,2%, mientras que el porcentaje de hogares favorecidos que tomó parte en la determinación de las tareas de reducción de la pobreza subió de 18,6% a 43,3%.
  • Las mujeres participaron en la selección de las medidas prioritarias, en el análisis de las propuestas de implementación de las actividades comunitarias y en la formulación de los posteriores sistemas de gestión y mantenimiento. El proyecto logró abordar las preferencias expresas de los participantes durante todo el proceso participativo en relación con escuelas, clínicas de salud en los poblados y suministro de agua potable.
  • Se desarrollaron varias prácticas innovadoras útiles para fortalecer el compromiso de la comunidad y un enfoque a favor de los pobres en proyectos de alivio de la pobreza, como el análisis participativo de la pobreza, la adquisición comunitaria y la creación de grupos de implementación de proyectos en aldeas remotas.
  • La incidencia de la pobreza se redujo significativamente de 15,9% a 9,3% en el área del proyecto, desde 2006 hasta 2010, cifra que implica una reducción total de 6,6 puntos porcentuales.
  • El ingreso per cápita de los agricultores favorecidos por el proyecto aumentó 12% al año entre 2006 y 2010, en comparación con poblados que no participaron (9%) y el promedio nacional para las zonas rurales (9,2%). En línea con el incremento del ingreso, el consumo real per cápita subió 39,8% durante el mismo periodo.
  • Las condiciones de infraestructura en el área beneficiada mejoraron considerablemente. A finales de 2010, el 98,8% de los poblados tenía acceso a electricidad, 83,9% a caminos y 98,2% a servicios telefónicos. Cerca de 202.066 hogares (802.264 personas) disfrutaron de caminos de acceso y otros 120.154 (480.000 personas) fueron favorecidos con mejor suministro de agua potable.
  • Los pequeños sistemas de regadío aseguraron el abastecimiento de agua para fines agrícolas y permitieron a los agricultores aumentar su producción, cultivar productos comerciales y generar más ingresos. Gracias al abastecimiento mejorado de energía rural mediante biogás y cocinas de combustible eficientes, los pobladores ahorraron el tiempo dedicado a la recolección de leña y contaron con energía más limpia, mientras que la electricidad trajo consigo oportunidades para la realización de actividades de procesamiento a pequeña escala.
  • Se prestaron servicios de atención de salud materna e infantil a 21.150 mujeres y a 22.578 niños; 21.085 infantes recibieron atención de última generación y se brindó asistencia médica a 505.485 personas.
  • Se ofrecieron servicios a más de 3.000 personas con discapacidades en zonas rurales del condado Yuexi de Sichuan, gracias a lo cual pudieron participar en actividades socioeconómicas al tiempo que aprendieron sobre leyes y reglamentos para estar más conscientes sobre sus derechos.

" En realidad, el principal impacto de este proyecto es que escuchamos a los agricultores en la selección de las actividades y adoptamos un enfoque participativo desde la planificación hasta la implementación "

Canbin Huang

Director adjunto, Oficina de Alivio de la Pobreza del Gobierno Provincial, Guangxi

Contribución del Grupo del Banco

El Banco Mundial otorgó un préstamo, a través del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), de US$99,71 millones junto con su amplio conocimiento y experiencia en la labor de reducción de la pobreza tanto en China como en el mundo.

Asociados

El proyecto fue un ejemplo de la destacada cooperación entre múltiples donantes. El DFID entregó generosa asistencia mediante donaciones para la iniciativa en general y otros aportes que brindaron ayuda vital para el desarrollo de la estrategia participativa, el sistema de supervisión y evaluación, el piloto de educación gratuita y la actividad para personas con discapacidades en el condado Yuexi en Sichuan. El apoyo del DFID para este proyecto alcanzó cerca de US$37 millones.

Próximos pasos

Las tres provincias participantes ampliaron la estrategia participativa y los demás enfoques a toda la provincia. Estos métodos también se adoptaron en iniciativas de reducción de la pobreza en otras provincias. El Proyecto de Desarrollo Sostenible en Áreas Rurales Pobres (2010-2015), que cuenta con el respaldo del Banco Mundial y en la actualidad se implementa en 25 condados y en unos 800 poblados de las provincias de Shaanxi y Henan y el Municipio de Chongqing, fomenta estas estrategias y el desarrollo impulsado por la comunidad.  

Beneficiarios

 “Conversamos sobre lo que íbamos a hacer primero, elegimos a nuestros propios representantes y luego votamos sobre las prioridades. En nuestra zona, votamos primero por los caminos y en segundo lugar por el agua potable”. –Su Qiu’e, una integrante del comité de gestión de agua potable en la aldea de Pannei, condado de Longsheng, Guangxi. 

“En realidad, el principal impacto de este proyecto es que escuchamos a los agricultores en la selección de las actividades y adoptamos un enfoque participativo desde la planificación hasta la implementación”. –Huang Canbin, director adjunto, Oficina de Alivio de la Pobreza del Gobierno Provincial, Guangxi.

MULTIMEDIA

Image
40.000
Mujeres y niños recibieron servicios de atención de salud materna e infantil.


MAPA DEL PROYECTO