Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Banco Mundial apoya a China en la eliminación gradual de las sustancias que agotan la capa de ozono

Abril 11, 2014


Image

Un proyecto ayudó a China a eliminar gradualmente la producción y el consumo de gases y sustancias que dañan el ozono, asegurando el cumplimiento de sus obligaciones con el Protocolo de Montreal. Vea la galería fotográfica.


En las últimas dos décadas, el Banco Mundial trabajó con China para eliminar las sustancias que agotan la capa de ozono (SAO). El Cuarto Proyecto de eliminación gradual de las SAO (1997-2013) ayudó a China a eliminar totalmente la producción (más de 100 000 toneladas) y el consumo (110 000 toneladas) de gases y sustancias que dañan la capa de ozono, asegurando el cumplimiento de sus obligaciones bajo el Protocolo de Montreal antes de lo programado, y contribuyendo en gran medida a la mitigación del cambio climático.

Desafío

Con los rápidos procesos de industrialización y urbanización, el consumo de SAO en China subió más de 12 % al año entre 1986 y 1997. Para entonces, China producía 95 800 toneladas y consumía 87 600 toneladas de SAO, transformándose en el mayor productor y consumidor de estas sustancias en el mundo.

El clorofluorocarbono (CFC)-11, CFC-12, CTC y halón 1211 fueron las principales SAO producidas y consumidas en China. Estos productos químicos fueron utilizados en espumas, refrigeración y aire acondicionado, aerosoles, protección contra incendios y en productos de limpieza con solventes.

Estas industrias compartieron varias características: el rápido crecimiento; la dispersión geográfica de las empresas; la creciente rentabilidad de la producción de las SAO; la falta de competitividad de los alternativas de las SAO debido a preocupaciones sobre la seguridad y/o la disponibilidad comercial limitada; un marco político/regulatorio y mecanismos de aplicación inadecuados, y la competencia de corporaciones multinacionales.

Tres proyectos de eliminación gradual de las SAO fueron aprobados a China entre 1993 y 1995. El Tercer Proyecto SAO introdujo una modalidad general que financió las actividades de eliminación gradual de las SAO de empresas individuales que producen o usan estas sustancias. Este consumía mucho tiempo y era caro, y no permitía controlar la producción y consumo de las SAO a nivel nacional.

Solución

El Cuarto Proyecto de eliminación gradual de las SAO adoptó un enfoque sectorial más integral. El primer sector aprobado fue el sector del halón debido a su alto potencial de agotamiento del ozono. Otros nueve sectores fueron agregados durante el transcurso del proyecto para finalmente incluir: el aire acondicionado móvil, la refrigeración comercial, la producción de CFC, TCA (1,1,1-tricloroetano), halones, espuma, producción de CTC y agentes de proceso I y II, eliminación gradual acelerada de CFC y halones y aerosol farmacéutico.

El marco básico institucional, financiero y de supervisión y los mecanismos desarrollados en el proyecto fueron diseñados para su aplicación a todos los sectores. Los desembolsos fueron emitidos sobre la base del rendimiento. El financiamiento para actividades de los subproyectos se determinó mediante un proceso de licitación anual. Se invitó a las empresas elegibles a que sometieran propuestas para la eliminación gradual de las SAO, junto con un desglose del costo. Las empresas que ofrecían el costo más bajo por kilogramo de dichas sustancias fueron seleccionadas y se les ofrecieron contratos de eliminación gradual de las SAO.


" A través de este proyecto, China acumuló una gran experiencia y mejoró su capacidad de cumplimiento de convenios ambientales internacionales "

Chen Liang

Director general interino, Oficina de Cooperación Económica Extranjera, Ministerio de Protección del Medio Ambiente de China.

Resultados

Desde 1997 hasta 2013, el Cuarto Proyecto SAO ayudó con éxito al Gobierno de China a disminuir gradualmente la producción (más de 100 000 toneladas) y consumo (110 000 toneladas) de sustancias que agotan la capa de ozono, de una manera oportuna y eficaz en función de los costos, según lo consigna el Protocolo de Montreal.

  • Cada uno de los planes del sector de las SAO ejecutados dio lugar a la conversión de estas en sustancias alternativas, verificadas por sistemas de supervisión bien estructurados bajo cada plan del sector, y se certificó el desmantelamiento de los antiguos equipos que usaban SAO.
  • Con el respaldo del proyecto, China terminó con éxito su acelerada eliminación gradual del halón y del CFC el 1 de julio de 2007 cuando cerró sus últimas seis instalaciones de producción restantes de CFC, cumpliendo con los compromisos del Protocolo de Montreal dos años y medio antes de lo programado.
  • Además, a través de asistencia técnica y capacitación, el proyecto ayudó a consolidar la gestión y las capacidades operacionales del Ministerio de Protección del Medio Ambiente de China, otros organismos gubernamentales relevantes y las instituciones sectoriales ejecutoras del proyecto.

Las reducciones obtenidas, como resultado del proyecto de la eliminación gradual del CFC, halones, CTC y TCA del sector productivo de China, tuvieron un impacto significativo a nivel global, particularmente en el cierre del sector de producción de CFC, lo cual contribuyó de manera directa al cumplimiento del Protocolo.

Contribución del Grupo del Banco Mundial

Como uno de los cuatro organismos ejecutores del Fondo Multilateral para la Aplicación del Protocolo de Montreal, el Banco Mundial implementó el Cuarto Proyecto SAO de China. El Banco ayudó a China a desarrollar estrategias del sector de las SAO y diseñar programas de eliminación gradual. También colaboró en el mejoramiento de la capacidad de gestión de proyectos del Gobierno y proporcionó asistencia técnica para acelerar la investigación y el desarrollo de tecnologías y alternativas a las SAO en China.

Asociados

El Fondo Multilateral para la Aplicación del Protocolo de Montreal proporcionó un total de US$440 millones en donaciones para financiar el Cuarto Proyecto de eliminación gradual de las SAO. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos participó en el Cuarto Proyecto SAO de China en sus comienzos a través de la entrega de asesoría en el diseño de las políticas y los objetivos regulatorios esbozados en la Estrategia del sector del halón.

Próximos pasos

Una nueva donación de US$73 millones para el Proyecto de eliminación gradual de los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) de China fue aprobada en noviembre de 2012. El nuevo proyecto financia la inversión en la reducción del consumo del HCFC 141-b en el sector de la espuma de poliuretano (PU) y en la disminución de la producción de HCFC, proporciona asistencia técnica y apoyo a las políticas y ayuda a preparar las actividades de eliminación gradual de los HCFC más allá de 2015. El financiamiento adicional de US$95 millones estuvo disponible en abril de 2013, aumentando el monto total de la donación a US$168 millones. El financiamiento adicional será utilizado para alcanzar la reducción de 47 000 toneladas en la producción de HCFC antes de 2015.

Beneficiarios

Chen Liang, director general interino, Oficina de Cooperación Económica Extranjera, Ministerio de Protección del Medio Ambiente de China:

“El Cuarto Proyecto SAO fue desarrollado y puesto en ejecución de manera conjunta por el Banco Mundial y China. Tiene el período de implementación más largo y el mayor financiamiento del Fondo Multilateral, e involucró más sectores y empresas. Es innovador en cuanto a su enfoque basado en el sector y el desempeño, su flexibilidad y diseño sistemático. El SAO IV ha sido testigo de la buena y productiva colaboración a largo plazo entre el Banco Mundial y China en el cumplimiento de sus obligaciones bajo el Protocolo de Montreal. A través de este proyecto, China acumuló una gran experiencia y mejoró su capacidad de cumplimiento de convenios ambientales internacionales. Creo que su impacto va más allá de eliminar gradualmente las SAO, y constituye un ejemplo para la colaboración internacional en el área ambiental”.

Image
100 000 toneladas
El proyecto (1997-2013) ayudó a China a eliminar totalmente la producción (más de 100 000 toneladas) y el consumo (110 000 toneladas) de gases y sustancias que dañan el ozono.


Project Map