Coronavirus: La respuesta del Grupo Banco Mundial ante la emergencia mundial de hacer frente a la pandemia. Sepa más

Reseña de resultados Diciembre 04, 2017

Mejorar el acceso a servicios públicos para los grupos vulnerables en el estado

Image

Beneficiaria del proyecto "Pescadoras artesanales orgullosas, quilombolas para siempre".

 

Secom Bahia


Las políticas implementadas por el estado brasileño de Bahía se centraron en mejorar la calidad de los servicios prestados a grupos marginales y vulnerables con el fin de reducir desigualdades socioeconómicas arraigadas. Además, el Gobierno estatal mejoró la gestión fiscal para promover el crecimiento sostenible y, en 2015, los esfuerzos estatales duplicaron el número de escuelas indígenas y quilombolas que adoptaron un programa de estudio intercultural personalizado.

Desafío

El estado de Bahía, en el noreste de Brasil, tiene 15 millones de habitantes y se caracteriza por grandes desigualdades regionales, presentes también en el sector público. Los 417 municipios del estado han distribuido de forma desigual sus capacidades financieras, institucionales y técnicas, lo que afecta directamente la calidad de los servicios públicos.

Entre los grupos más vulnerables se encuentran las mujeres, los afrodescendientes, los quilombolas (descendientes de esclavos afrobrasileños que escaparon de las plantaciones) y las poblaciones rurales e indígenas. Aunque la pobreza disminuyó rápidamente en Bahía, del 43,4 % en 2002 al 18 % en 2012, las desigualdades raciales persisten: el 79 % de los pobres son afrodescendientes o indígenas. El nivel de educación de las comunidades indígenas y quilombolas está por debajo del promedio estatal; la tasa neta de asistencia escolar de niños y niñas indígenas entre 7 y 14 años era de 84 % en 2012, inferior al promedio estatal de 95 %. Las escuelas ubicadas en comunidades indígenas carecen de maestros calificados y, por consiguiente, tienen malos resultados de aprendizaje.

Los afrodescendientes tampoco contaban con acceso a atención de salud de calidad. Debido al desconocimiento generalizado entre los profesionales sanitarios en Bahía acerca de la anemia de células falciformes, los afectados tenían que esperar un largo tiempo para ser diagnosticados con la enfermedad y no había disponibles medicamentos de buena calidad. Otro motivo de preocupación eran las altas tasas de mortalidad materna e infantil en el estado, al igual que los embarazos adolescentes (en 2011 se registraban, 72 embarazos por cada 1000 adolescentes de entre 15 y 19 años).

Estrategia

El Préstamo para Políticas de Desarrollo (DPL) para Fortalecer la Gestión Fiscal y Promover una Prestación de Servicios de Mejor Calidad y Más Inclusiva en el estado de Bahía fue diseñado para apoyar el Plan Plurianual Participativo 2012–15 del Gobierno que aborda estos desafíos. Esta operación ofrecía continuidad al primer (DPL) sobre desarrollo socioeconómico de Bahía para lograr el crecimiento inclusivo (P126351) que otorgó el Banco Mundial al estado, y con el cual se respaldaron mejoras en los sectores de educación y salud, siendo prioridad la inclusión social de los pobres.

Este segundo DPL fortaleció dichos objetivos y apoyó políticas gubernamentales que garantizaban un trato igualitario y servicios de educación, salud, seguridad pública e inclusión productiva, adaptados adecuadamente a los grupos vulnerables de Bahía. Para inspirar la igualdad racial y disminuir la discriminación, este DPL ayudó al Gobierno a crear el marco legal necesario para el Estatuto de Igualdad Racial y Lucha contra la Intolerancia Religiosa de Bahía.

Con el préstamo también se proporcionó asistencia financiera para mejorar la gestión del estado de los gastos en pensiones y los ingresos tributarios con el fin de reducir el déficit en el sistema de pensiones de la administración pública y aumentar la eficiencia en la recaudación de impuestos y el cobro de las deudas fiscales.

Resultados

Con el apoyo de este DPL, en diciembre de 2015 el estado de Bahía había logrado los siguientes resultados:

  • Los ingresos recaudados por concepto de deudas fiscales en las fases administrativas aumentaron de 280 millones de reales en 2013 a 363 millones de reales en 2015.
  • Las auditorías a la nómina de pensionados aumentaron, generando ahorros por 23,8 millones de reales en 2015.
  • La cantidad de municipios de más de 10 000 habitantes que se unió al Sistema Estatal para la Promoción de la Igualdad Racial aumentó de 14 en 2013 a 91 en 2015.
  • El porcentaje de escuelas indígenas con maestros indígenas certificados aumentó de cero en 2013 a 17 % en 2015.
  • El porcentaje de escuelas indígenas y quilombolas que adoptaron nuevos planes de estudios personalizados aumentó de cero en 2013 a 100 % en 2015.
  • Desde 2013, 24 hospitales recibieron capacitación para garantizar el trato igualitario a pacientes afrodescendientes.
  • El porcentaje de recién nacidos en Bahía a quienes se les practicó la prueba del talón aumentó de 82 % en 2013 a 86,5 % en 2015.
  • El índice de eficacia de la prestación de servicios maternales y neonatales en 25 maternidades de referencia aumentó de 65 en 2013 a 83 en 2015.
  • El porcentaje de la fuerza policial que recibió capacitación para trabajar con grupos vulnerables, incluidas personas de la comunidad LGBT, aumentó de cero en 2013 a 52 % en 2015.
  • El porcentaje de municipios del área metropolitana de Salvador que adhirieron a Juventude Viva (Plan Nacional de Prevención de la Violencia contra Jóvenes Afrodescendientes) aumentó de cero en 2013 a 62 % en 2015.
  • El porcentaje de municipios en zonas rurales que fueron atendidos mediante unidades móviles y sensibilizaron a la población sobre la violencia de género aumentó de cero en 2013 a 21,5 % en 2015.
  • Entre 2013 y 2015, 1034 productores mujeres y afrodescendientes recibieron asistencia técnica para apoyar sus emprendimientos.

Contribución del Grupo Banco Mundial

El Banco Mundial, a través de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), otorgó un DPL de tramo único por un monto de USD 400 millones para financiar el Préstamo para Políticas de Desarrollo Para Fortalecer la Gestión Fiscal y Promover una Prestación de Servicios de Mejor Calidad y Más Inclusiva en Bahía. Con este préstamo se apoyó la misión del estado de aumentar el acceso a servicios públicos para mujeres y afrodescendientes, pueblos indígenas y otras minorías. Los objetivos específicos fueron mejorar la gestión fiscal y la planificación territorial y aumentar el acceso a servicios públicos para grupos marginados y vulnerables.

Asociados

El Gobierno de Bahía mostró un fuerte compromiso con el proyecto y el programa de desarrollo. La Secretaría de Planificación Estatal fue el principal organismo de implementación y trabajó en estrecha colaboración con otras 10 secretarías estatales para garantizar el logro de los objetivos del programa. El fuerte sentido de identificación con el programa entre los organismos de implementación y la sociedad civil fue fundamental para este proyecto. La consulta exhaustiva y la inclusión de la sociedad civil desde la preparación del DLP ayudaron a lograr resultados positivos.

Beneficiarios

Janete Barbosa vive en Baixão do Guaíba, Quilombo do Gerém, trabaja como pescadora artesanal y recibió capacitación para emprendedores que ofrecía el programa “Pescadoras artesanales orgullosas, quilombolas para siempre”, una iniciativa respaldada por esta operación con el fin de promover la inclusión social y el empoderamiento de las comunidades quilombolas. Antes, no era agradable ir la ciudad. Las personas nos miraban de arriba abajo y a veces nos preguntaban abiertamente: ‘¿Así que eres una pescadora?’ Hoy, voy a todas partes con mi cabeza en alto y digo: ‘Soy pescadora y quilombola, con mucho orgullo’”.

De cara al futuro

Aunque este DPL finalizó en enero de 2016, el Banco Mundial sigue brindando al Gobierno de Bahía asistencia financiera y técnica de acuerdo con los objetivos de esta operación. El Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible todavía ayuda al estado de Bahía en la formación de capacidad de los consejos territoriales. Además, el Proyecto de Gestión Integral de Salud y Agua de Bahía apoya la lucha contra la mortalidad materna e infantil encabezada por el Gobierno estatal a través de un enfoque multisectorial que aborda temas de salud, saneamiento y agua. Gracias a sus buenos resultados, las unidades móviles que atienden a mujeres de zonas rurales fueron reconocidas como una de las mejores prácticas del programa del Gobierno federal “Mulher, Viver Sem Violência” (Mujer: Vivir sin Violencia).