ARTÍCULO

“Luz verde” para un nuevo Grupo del Banco Mundial

Octubre 12, 2013

Presidente Jim Yong Kim en la conferencia de cierre de las Reuniones Anuales 2013

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • El Comité para el Desarrollo —un órgano conjunto del Banco Mundial y del FMI que asesora a ambas instituciones— aprobó una nueva estrategia del Grupo del Banco Mundial.
  • “Respaldamos decididamente la nueva estrategia del GBM. Celebramos el reposicionamiento de la institución como un Grupo del Banco Mundial unificado”, dijo el Comité.
  • La nueva estrategia plantea que habrá un cambio desde un enfoque en proyectos independientes a “una cultura que ofrece soluciones de desarrollo en que se comparten de forma amplia las enseñanzas de lo que da o no resultado y cómo se deben entregar esas soluciones”.

Hace seis meses, los países miembros del Grupo del Banco Mundial ratificaron un audaz plan para poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030 y promover la prosperidad compartida. Hoy, ellos dieron “luz verde” al reposicionamiento del Grupo del Banco Mundial para que afronte de mejor manera estos objetivos.

“Estoy muy agradecido por el apoyo de los gobernadores, que han respaldado unánimemente la estrategia del Grupo del Banco Mundial”, dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim. “Por primera vez en la historia de nuestra organización, contamos con una estrategia que aprovecha las fortalezas de todos sus componentes —el Banco, la Corporación Financiera Internacional (IFC), nuestra institución que se ocupa del sector privado, y el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), que otorga garantías contra riesgos— y compagina toda nuestra labor en pos de un propósito común”.

El Comité para el Desarrollo —un órgano conjunto del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI) que asesora a ambas instituciones— aprobó una  nueva estrategia del Grupo del Banco Mundial,  (i) en la cual se plantea hacer más eficientes las operaciones; incrementar las inversiones en conocimientos, habilidades técnicas y tecnologías de la información, y eliminar los silos al interior de la institución, los que actualmente no promueven la colaboración ni el intercambio de conocimientos.

“Respaldamos decididamente la nueva estrategia del GBM”, dijo el Comité en un comunicado dado a conocer durante las Reuniones Anuales del Banco Mundial y del FMI el 12 de octubre. “Celebramos el reposicionamiento de la institución como un Grupo del Banco Mundial unificado que trabaja en asociación con los sectores público y privado, contribuye al programa mundial de desarrollo a través del diálogo y la acción, brinda apoyo a los clientes proporcionándoles soluciones adaptadas a sus necesidades de desarrollo, y ayuda a promover los conocimientos acerca de lo que da resultado en el ámbito del desarrollo”.

El Comité instó a prestar atención especial a los países y a las regiones  con mayor incidencia de pobreza,  a las situaciones de fragilidad y conflicto, así como a los desafíos particulares que encaran los pequeños Estados.

Hizo notar que si bien la tasa mundial de pobreza se ha reducido a la mitad desde 1990, los progresos en el mundo en desarrollo han sido muy desparejos. Aproximadamente la mitad de los países de ingreso bajo se encuentran en situación de fragilidad y conflicto, y en ellos vive un porcentaje creciente de la población extremadamente pobre de todo el mundo. En muchos países en desarrollo, el crecimiento se ha visto acompañado de un aumento de la desigualdad; la mayoría de los pobres que existen en el mundo vive en países de ingreso mediano.

Un informe dado a conocer el jueves  reveló que del número de personas que viven en pobreza extrema en el mundo unos 400 millones son niños, es decir un tercio de quienes viven en esa condición. El documento titulado State of the World’s Poor  (Situación de la pobreza en el mundo) también encontró que en 35 países de ingreso bajo, 100 millones más de personas viven en pobreza extrema —esto es, con menos de US$1,25 al día— que hace tres décadas.

“¿Cómo podríamos, en conciencia, no hacer todo lo que esté a nuestro alcance para sacar de la pobreza a estos niños y a sus familias?”, preguntó Kim. “Ellos no pueden esperar por avances que sean lentos. Ellos necesitan nuestra ayuda ahora”.

Los dos objetivos fijados por el Grupo del Banco son reducir la pobreza extrema mundial a 3% a más tardar en 2030 e impulsar la prosperidad compartida para el 40% más pobre de la población de todos los países en desarrollo.

El miércoles, durante una entrevista transmitida por Internet  y realizada por Richard Quest de CNN, Kim dijo que los países tendrán que crecer a las tasas más aceleradas en las últimas dos décadas para alcanzar el objetivo de poner fin a la pobreza, lo cual no será realista  a menos que los países puedan reducir la pobreza extrema a tasas de un solo dígito en los próximos siete años. Kim anunció un nuevo objetivo provisional  de bajar la tasa de pobreza de 18% en 2010 a 9% para 2020.

Open Quotes

Por primera vez en la historia de nuestra organización, contamos con una estrategia que aprovecha las fortalezas de todos sus componentes... y compagina toda nuestra labor en pos de un propósito común. Close Quotes

World Bank Group President Jim Yong Kim

Jim Yong Kim
Presidente del Grupo del Banco Mundial

La nueva estrategia aprobada hoy plantea que el Grupo del Banco Mundial tendrá que ser más flexible para poder lograr sus objetivos; agilizar la entrega de los servicios; ser capaz de “aunar recursos, experiencias e ideas de un modo más efectivo a través de asociaciones y aprovechar su rol global para ampliar las labores mundiales que están alineadas con los dos objetivos”.  

El Grupo del Banco tendrá también que ser selectivo en sus iniciativas, adaptar su asistencia para responder a las necesidades de los países y promover cada vez más las asociaciones entre el sector público y privado.

En su discurso de la sesión plenaria inaugural, realizada el viernes, Kim enumeró varias maneras  cómo un Grupo del Banco Mundial más eficiente, cohesionado y que economiza recursos podrá ser diferente  Entre ellas: reducir en un tercio el tiempo de tramitación de las transacciones, desde la idea de un proyecto hasta el primer desembolso de fondos; obtener retroinformación sobre los proyectos  del 100% de los beneficiarios, y compartir abiertamente los conocimientos y experiencias con los 188 países miembros, el sector privado y la sociedad civil.   

La nueva estrategia plantea que habrá un cambio desde un enfoque en proyectos independientes a “una cultura que ofrece soluciones de desarrollo en que se comparten de forma amplia las enseñanzas de lo que da o no resultado y cómo se deben entregar esas soluciones”.

Nuevos grupos de Prácticas Mundiales, los cuales según Kim estarían integrados por unos 4.000 expertos técnicos, podrán “generar, intercambiar y  difundir los conocimientos a nivel mundial  de manera de facilitar una respuesta rápida a las demandas de los clientes y centrar la atención en los desafíos del desarrollo de vanguardia”, señala la estrategia.

Kim dijo, que en los próximos tres años, el Grupo del Banco tratará de identificar ahorros administrativos por un monto mínimo de US$400 millones. Estas economías se reflejarían en los futuros presupuestos y provendrán de la reducción de los costos de viajes y bienes raíces así como de la simplificación de la burocracia y una revisión estratégica de la dotación de personal del Grupo.

“Acogemos con beneplácito las medidas orientadas a hacer mejor uso de los recursos existentes y a fortalecer la capacidad financiera del GBM para que esta guarde relación con el amplio alcance de su estrategia”, dijo el Comité para el Desarrollo.

El Grupo del Banco tiene “una función importante en generar resultados para el desarrollo a nivel mundial, brindar apoyo a los países para que puedan enfrentar sus desafíos específicos en materia de desarrollo, y ayudarlos a acabar con la pobreza y a desarrollar la capacidad de recuperación frente a futuros desafíos financieros, económicos, sociales y ambientales”, agregó.