• Los pueblos indígenas son sociedades y comunidades culturalmente diferentes. La tierra en la que viven y los recursos naturales de los que dependen están inextricablemente vinculados a su identidad, cultura y medios de subsistencia, así como también a su bienestar físico y espiritual.

    En el mundo, hay alrededor de 370 millones de indígenas en más de 90 países. Si bien constituyen el 5 % de la población mundial, los pueblos indígenas representan alrededor del 15 % de las personas que viven en pobreza extrema.

    Aunque los pueblos indígenas son propietarios, ocupan o utilizan un cuarto de la superficie terrestre, ellos protegen el 80 % de la biodiversidad que aún queda en el planeta.

    Tienen conocimientos ancestrales y experiencia vitales acerca de cómo adaptarse, mitigar y reducir los riesgos derivados del cambio climático y los desastres naturales.

    Sin embargo, solo una parte de estas tierras están reconocidas oficialmente como territorios indígenas por los Estados, ya sean territorios que tradicionalmente son propiedad de los pueblos indígenas o que poseen en virtud de derechos consuetudinarios.

    Algunas intervenciones que contribuyen a mejorar esta situación son el acceso a la tenencia de tierra, el fortalecimiento de la capacidad y la buena gestión de los recursos.

    El Banco Mundial trabaja con los pueblos indígenas para mejorar su crecimiento económico sostenible y medios de subsistencia, y la conservación y el desarrollo adecuados en términos culturales. Además, implementa estrategias para abordar diversas causas de desventajas, tomando en cuenta los puntos de vista y las necesidades de desarrollo de los pueblos indígenas.

    En los últimos 20 años, se han reconocido cada vez más los derechos de los pueblos indígenas con la adopción de instrumentos y mecanismos internacionales, como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (UNDRIP) de 2007, (PDF) la creación del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas (UNPFII), el Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (EMRIP), (i) y el relator especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (UNSR). 

    Última actualización: Abr 11, 2018

  • El Banco Mundial continúa profundizando sus conocimientos acerca de las prioridades, las necesidades y los problemas de los pueblos indígenas a través del diálogo directo con las organizaciones indígenas nacionales, regionales e internacionales, y mediante estudios analíticos y la implementación de proyectos y programas en que participan las comunidades indígenas.

    Todos los años, el Banco Mundial participa en una serie de encuentros internacionales relacionados con los pueblos nativos, entre ellos el Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas (UNPFII). Además, colabora con diversas organizaciones de pueblos nativos para forjar alianzas más amplias con la comunidad indígena internacional.

    Se creó una red de coordinadores regionales compuesta por personal que se dedica a las cuestiones indígenas en las distintas regiones. Esta red aumentará la inclusión de los pueblos indígenas en los principales sistemas de planificación nacional, específicamente los diagnósticos sistemáticos de los países y los marcos de alianza con los países.

    El Banco Mundial está creando una plataforma de conocimientos inclusiva sobre los pueblos indígenas para el intercambio eficaz de conocimientos e información; la interacción y participación más amplia de las comunidades nativas en el intercambio de conocimiento, y la aplicación más expedita de buenas prácticas, herramientas y metodologías para el desarrollo de los pueblos indígenas.

    El Banco Mundial se ha comprometido a reforzar la capacidad de los países para promover una interacción efectiva con los pueblos indígenas, así como a fortalecer la capacidad de sus organizaciones. Este apoyo incluye un Mecanismo de Donaciones Específico (i) para Pueblos Indígenas y Comunidades Locales financiado por el Programa de Inversión Forestal (FIP); (i) un Programa de Fortalecimiento de la Capacidad orientado en parte a pueblos indígenas que dependen de los bosques, administrado por el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF), (i) y actividades operacionales, de planificación estratégica y de análisis en el contexto del FCPF y la Iniciativa sobre Paisajes Forestales Sostenibles (ISFL) del Fondo del Biocarbono. (i) Los pueblos indígenas son seleccionados a través del UNPFII y actúan además como observadores de los fondos de inversión en el clima (CIF). (i)

    Los pueblos indígenas y el cambio climático

    Los pueblos indígenas son muy vulnerables a los impactos del cambio climático dado que suelen vivir en ecosistemas frágiles desde el punto de vista medioambiental, como la región ártica, los bosques tropicales, las praderas, las montañas o los desiertos, y con frecuencia dependen de la biodiversidad que los rodea para subsistir y preservar su cultura.

    El Banco Mundial procura aprovechar el conocimiento de los pueblos indígenas cuando asiste a los países en la formulación de estrategias de adaptación a los cambios en los patrones y las condiciones ambientales.

    Esto es particularmente importante para el programa de reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal (REDD+), (i) en el cual los pueblos indígenas son actores clave dada su estrecha relación y dependencia de las tierras y los recursos forestales.

    En el proceso de preparación de planes REDD+ que realizan los países con la asistencia del FCPF se ha profundizado la participación y la colaboración con las comunidades indígenas, y se ha facilitado la creación de plataformas de colaboración en diversos países participantes. Algunos ejemplos son:

    • En 2016-17, Chile validó su Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, que contempla la participación de los pueblos indígenas, las organizaciones de la sociedad civil y las mujeres. Como parte de su compromiso con los actores involucrados, 1813 personas participaron en el proceso de consulta y diálogo indígena, mientras que otras 1266 asistieron a talleres de la Evaluación Estratégica Ambiental y Social (SESA, por sus siglas en inglés), de las cuales el 37 % eran mujeres y el 9 %, indígenas.
    • En mayo y junio de 2017, el Consorcio de Mujeres de REDD+ de Togo lideró una campaña nacional de concientización pública sobre el cambio climático, la iniciativa REDD+ y la eficiencia de la leña que llegó a más de 6500 mujeres y 600 hombres en 60 municipios. Una de las principales causas de degradación ambiental en el país es la recolección de leña para cocinar, tarea que habitualmente asumen las mujeres.

    Los pueblos indígenas y el examen y la actualización de las políticas de salvaguardia del Banco Mundial

    Con el fin de abordar las nuevas demandas y los nuevos desafíos en materia de desarrollo, entre 2012 y 2016, el Banco Mundial emprendió un amplio proceso de examen para actualizar y consolidar sus políticas de salvaguardias ambientales y sociales. Los pueblos indígenas fueron un actor fundamental en el diálogo en torno a este proceso.

    Se llevaron a cabo tres fases de consulta en las cuales se incluyeron sesiones especiales con los pueblos indígenas. Estas tuvieron un alto nivel de participación, sirvieron para recopilar información, y dieron inicio a una nueva y más sólida interacción entre el Banco y las comunidades indígenas.

    El 4 de agosto de 2016, el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó un nuevo Marco Ambiental y Social (MAS)  que amplía los resguardos para las personas y el medio ambiente en los proyectos de inversión financiados por el Banco.

    El MAS contiene la Norma Ambiental y Social 7 (ESS 7), “Pueblos indígenas/comunidades locales tradicionales históricamente desatendidas de África al sur del Sahara”, (PDF, en inglés) que incluye el consentimiento libre, previo y fundamentado.

    La EES 7 contribuye a la reducción de la pobreza y al desarrollo sostenible al asegurar que los proyectos apoyados por el Banco mejoren las oportunidades de los pueblos indígenas/comunidades locales tradicionales históricamente desatendidas de África al sur del Sahara para que puedan participar y beneficiarse del proceso de desarrollo, sin que ello ponga en riesgo su bienestar y su identidad cultural.

    Los pueblos indígenas continuarán siendo un asociado fundamental en la puesta en marcha y la aplicación del MAS.

    Última actualización: Abr 11, 2018

  • El mayor nivel de compromiso, diálogo y conciencia acerca de los derechos de los pueblos indígenas ha generado resultados positivos a nivel mundial, regional y nacional. Algunos ejemplos son:

    • En el informe Indigenous Peoples Development in World Bank-Financed Projects: Our People, Our Resources - Striving for a Peaceful and Plentiful Planet (Desarrollo de los pueblos indígenas en proyectos financiados por el Banco Mundial: Nuestra gente, nuestros recursos - Procurar un planeta pacífico y abundante), (i) publicado en abril de 2015, se presentan ocho estudios de caso de América Latina, Asia y África en que se produjeron beneficios concretos para los pueblos indígenas y sus comunidades.
    • En el informe Latinoamérica indígena en el siglo XXI, publicado en febrero de 2016, se presentan nuevos datos sobre la situación de los pueblos indígenas en la región. A pesar de los avances socioeconómicos importantes y el reconocimiento de sus derechos en las leyes nacionales, los pueblos indígenas aún se ven afectados de manera desproporcionada por la pobreza y enfrentan una exclusión económica y social generalizada.
    • Como parte de su Marco de Alianza con Vietnam (i) para 2018–2022, el Banco Mundial ampliará la participación económica de las minorías étnicas, las mujeres y los grupos vulnerables a través de un compromiso multisectorial, con especial atención en los medios de subsistencia y las actividades que generan ingresos en beneficio de las minorías étnicas.
    • En África central, el Banco trabaja con REPALEAC, la Red de Comunidades Indígenas y Locales para la Gestión Sostenible de Ecosistemas Forestales, con el fin de fortalecer la capacidad a través de un diálogo de múltiples partes interesadas con entidades públicas, donantes y organizaciones no gubernamentales (ONG). REPALEAC ha fortalecido las capacidades y elaboró un marco estratégico que define las necesidades y los objetivos en los ámbitos de la gestión de la tierra y de los recursos naturales, los medios de subsistencia sostenibles, la resiliencia climática y cultural, y el ejercicio de los derechos.
    • En Panamá, el Banco prepara el primer préstamo en más de 20 años para un plan nacional de desarrollo de los pueblos indígenas. Este proyecto, formulado en conjunto por los pueblos indígenas, el Gobierno y el Banco Mundial, tiene como objetivo fortalecer la capacidad de gobernanza y mejorar el acceso a servicios básicos y a infraestructura, en conformidad con los puntos de vista y las prioridades de desarrollo de estas comunidades.
    • Desde 2003, el Banco ha apoyado la inclusión de los pueblos romaníes (i) en Europa oriental a través del intercambio de conocimiento y la generación de datos; programas de fortalecimiento de la capacidad; asesoría en materia de políticas, y la incorporación del tema de la inclusión de los romaníes en las operaciones de los países. Con ese fin, se creó una Junta Consultiva de Asuntos Romaníes cuyos miembros pertenecen a organizaciones de la sociedad civil romaní y que recibirá el apoyo de un consejo asesor compuesto por representantes de la sociedad civil, el sector privado y el Gobierno.
    • Entre junio y julio de 2017, el Programa de Fortalecimiento de la Capacidad del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF) (i) apoyó seis sesiones de formación de instructores en REDD+ de cinco días de duración en Nepal, en que participaron instructores de nivel medio de 12 distritos del Programa de Reducción de Emisiones. A las sesiones de capacitación asistieron 114 personas de 12 distritos, entre ellos representantes de la Federación Nepalesa de Nacionalidades Indígenas, la Federación de Usuarios Forestales Comunitarios de Nepal y la Asociación de Manejo Forestal Colaborativo de Nepal.

    En octubre de 2016, el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF) (i) organizó un taller dirigido a las partes interesadas con organizaciones de la sociedad civil y grupos de pueblos indígenas. La actividad congregó a más de 50 participantes de 25 países, observadores de la sociedad civil de Estados Unidos y Noruega y un representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El objetivo general fue proporcionar información actualizada a los representantes de las organizaciones indígenas y de la sociedad civil sobre los avances del Fondo del Carbono del FCPF, incluida la aplicación del marco metodológico. El taller también sirvió de plataforma para que las organizaciones indígenas y de la sociedad civil de los países que participan en el Fondo del Carbono compartieran sus experiencias sobre enfoques dirigidos a potenciar su compromiso en el diseño y la implementación de programas de reducción de emisiones.

    Última actualización: Abr 11, 2018




Recursos adicionales

Contacto

Washington, D.C.
Kristyn Schrader-King
kschrader@worldbank.org