Participe en los eventos de las Reuniones Anualesdel 16 al 19 de octubre. ¡Únase a la conversación! Ver todos los eventos

Chile Panorama general

  • Chile ha sido una de las economías latinoamericanas que más rápido creció en las últimas décadas debido a un marco macroeconómico sólido que le ha permitido amortiguar los efectos de un contexto internacional volátil y reducir la pobreza (USD5.5 por día) de 30% en 2000 a 6.4% en 2017.

    Después de haber crecido un 4.0% en 2018, el crecimiento del PIB cayó a 1.8% en la primera mitad del 2019 a causa de un contexto externo desafiante, condiciones climáticas adversas y el retraso en algunas reformas del Gobierno.

    El déficit de la cuenta corriente aumentó de 0.9% del PIB en el primer semestre de 2018, a 1.3% en el mismo período de 2019. Las reservas internacionales, sin embargo, se mantuvieron estables debido a que el déficit en cuenta corriente fue financiado por deuda externa (pública y privada) y, en menor medida, por inversión extranjera directa.

    El déficit del gobierno central a doce meses se mantuvo en torno al 1.7% del PIB en la primera mitad del 2019 ya que los menores ingresos del cobre fueron compensados ​​por la desaceleración de los gastos corrientes y la contracción de las transferencias de capital.

    Empero, dada la reciente desaceleración, las autoridades han cambiado la orientación de su política macroeconómica para promover un mayor crecimiento mediante una mayor inversión pública y la reducción de la tasa de interés de política monetaria.

    Las autoridades también están buscando los consensos sobre la agenda de reformas para enfrentar algunos desafíos de mediano plazo. La consolidación fiscal prevista a mediano plazo será fundamental para estabilizar la deuda y consolidar la confianza. Los esfuerzos de las autoridades para racionalizar el sistema tributario, facilitar la movilidad laboral, reducir la burocracia, mejorar el sistema de pensiones y fortalecer el sistema financiero también serán cruciales para promover un mayor crecimiento.

    Además, impulsar la innovación, mejorar el vínculo entre la educación y el mercado laboral, y promover la participación laboral femenina son imperativos para mejorar las perspectivas a largo plazo. En el frente social, mejorar la calidad de los servicios de salud y educación y reducir barreras para el acceso a las políticas sociales bien orientadas será clave para reducir la pobreza remanente y consolidar la clase media.

    Última actualización: Oct 14, 2019

  • El apoyo del Grupo Banco Mundial en Chile incluye actividades del Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) y la Agencia Multilateral de Inversiones (MIGA). El Diagnóstico Sistemático de País de 2017 ha permitido identificar prioridades para abordar las limitaciones que impiden lograr un crecimiento sólido, equitativo y sostenible en Chile, mejorando tanto la equidad como la productividad.

    Impulsar la innovación, mejorar el vínculo entre la educación y el mercado laboral, y promover la participación laboral femenina son imperativos para mejorar las perspectivas a largo plazo. En el frente social, mejorar la calidad de los servicios de salud y educación y reducir barreras para el acceso a las políticas sociales bien orientadas es clave para reducir la pobreza remanente y consolidar la clase media. En el ámbito de la sostenibilidad, es imperativo mitigar el impacto de desastres naturales y eventos meteorológicos, enfrentar la crisis climática -ante la cual Chile presenta altos riesgos de vulnerabilidad- y proteger fauna y biodiversidad.

    El Banco Mundial implementa un programa de asistencia financiera y técnica reembolsable con un fuerte impacto en el desarrollo. En los últimos cuatro años, completó por esta última vía más de 30 estudios en las áreas de Educación Superior, Salud, Sistema de Protección Social, Desarrollo Institucional, Agua, Concesiones, Innovación, Desarrollo Territorial y Subnacional. La asistencia financiera se enfoca a un proyecto de US$50 millones para el fortalecimiento de las universidades estatales de Chile. Adicionalmente, el Banco Mundial se encuentra apoyando a la Alianza del Pacifico en el desarrollo de instrumentos de protección financiera ante catástrofes naturales que, en su primera versión, constituyó un Bono Catastrófico que cubre el riesgo de terremotos, aportando una cobertura a Chile de US$500 millones. En la actualidad, se perfila un segundo Bono para cubrir el riesgo ante fenómenos hidrometeorológicos. Finalmente, el Banco Mundial apoya la agenda de Cambio Climático en áreas como Bosques, Manejo Sustentable de la Tierra y Energía Geotérmica, a través de la canalización de recursos de fondos de donantes por US$19.6 millones.

    IFC administra una cartera de proyectos de US$660 millones con recursos propios en Chile y un adicional de US$160 millones en movilización. La mayor parte del portafolio comprometido está en el sector financiero (62%) y energía renovable (32%), con proyectos adicionales en agronegocios y servicios (5%). En financiamiento de corto plazo, IFC tiene comprometidos US$ 2 millones.

    En diciembre de 2017, Grupo Banco Mundial (GBM) afianzó su compromiso de asistencia con Chile inaugurando su primera oficina en Santiago, desde la cual se ha logrado fortalecer el diálogo con el Estado también a través de alianzas para apoyar eventos internacionales para mostrar experiencias exitosas de políticas públicas.

    El Banco Mundial está respaldando APEC19 y el Seminario de Alto Nivel sobre el Financiamiento de Riesgo de Desastres, que se realizará en el marco de las reuniones de ministros de Finanzas; el Foro de Inversionistas, que pondrá al país en el centro de las conversaciones sobre inversiones sostenibles entre los líderes de empresas y bancos más grandes del mundo; la Alianza del Pacifico, en la que apoyamos iniciativas en Pymes, Finanzas Climáticas e Infraestructura (grupos técnicos);  y COP25, en la que se dará el puntapié inicial de la Presidencia de Chile para 2020 liderando la agenda climática que ha sido permanentemente apoyada por el Banco Mundial en varios aspectos.

    Última actualización: Oct 16, 2019

  • Entre el FY11 y el FY18, el Grupo Banco Mundial contribuyó a lograr los siguientes resultados en Chile:

    • Con miras a mejorar la calidad y desempeño de la educación superior, Chile ha utilizado financiamiento del Banco Mundial para apoyar la implementación de acuerdos de desempeño entre MINEDUC y las instituciones de educación superior. Estos acuerdos ha permitido el rediseño de currículos de estudio de carreras técnicas y profesionales que actualmente benefician a más del 50% de los estudiantes de dichas carreras, ha apoyado la implementación de programas de retención que han aumentado al 74% los alumnos de primer año de pregrado permanece en la institución durante el segundo año; y han impulsado a las universidades a aumentar el número de profesores  que trabaja a tiempo completo y cuenta con PhD de 5.109 en 2011 a 7.883 en marzo de 2016. Adicionalmente, a través de estudios realizados por expertos del Banco Mundial, se aportó información para lograr cambios en el sistema de acreditación y control de calidad, así como la rendición de cuentas de las instituciones con base en experiencias de los países pertenecientes a la OCDE.
    • A pedido del Gobierno, el Banco Mundial condujo una evaluación de los efectos distributivos de la Reforma Fiscal de 2014 sobre la economía, particularmente en lo que respecta a la inequidad de ingresos, para lo cual se cuantificaron los efectos potenciales de la reforma en el perfil de distribución de ingresos del país. El informe reveló el diseño de la Reforma permitiría incrementar de 2.4% a 3.5% los impuestos pagados por el 1% más rico de la población.
    • El financiamiento del Banco apoyó la implementación de un sistema de gestión financiera y mejoró la calidad en cien municipalidades del país. Ese mismo proyecto financió la puesta en funcionamiento un nuevo sistema de gestión pública financiera (SIGFE II) en 86 instituciones del Gobierno Central.
    • Otro proyecto financiado por el Banco Mundial apoyó el diseño de más de 45 planes regionales, 250 proyectos de infraestructura (carreteras, agua y desagüe, energía y tecnología de información y comunicaciones) y 27 actividades productivas en distintas regiones del país. Cerca de 320.000 personas se vieron beneficiadas con mejor infraestructura y planeamiento e implementación territorial de los programas de desarrollo inclusivo.
    • El Gobierno transformó el Ministerio de Planeamiento en el Ministerio de Desarrollo Social y mejoró el índice de Protección Social con el fin de optimizar la cobertura de los programas del Sistema de Protección Social, incluyendo el programa bandera Chile Crece Contigo. Este programa monitorea el desarrollo de niños hasta los 7 años y les brinda servicios a estos y a sus familias a nivel nacional. El Banco contribuyó a diseñar el soporte psicosocial y la asesoría laboral provista por el programa Ingreso Ético Familiar, y prestó apoyo sucesivo a la mejora del Sistema Intersectorial de Protección Social.
    • El programa de conocimiento aportó información para la realización de cambios institucionales clave y procesos de creación de políticas en las áreas de obras públicas, transporte, movilidad urbana e innovación en Santiago y Concepción, manejo sostenible y eficiente de recursos naturales, y el plan y estrategia institucional para la Reforma del Agua conducidos por la Dirección General del Agua.
    • El Banco también contribuyó con los esfuerzos realizados por Chile para mitigar el cambio climático global mediante reducciones certificadas de emisiones de carbono vinculadas a proyectos hidroeléctricos [Proyecto Hidroeléctrico Quilleco – Proyecto Hidroeléctrico ChacabuquitoProyecto Hornitos (Chacabuquito II)], y con numerosas subvenciones dirigidas a desarrollar e implementar instrumentos para fijar el precio del carbono y el crecimiento verde. Asimismo, el Banco está apoyando al Ministerio de Energía en la preparación de su Propuesta de Disponibilidad de Mercado (PDM), una estrategia forestal y de cambio climático a nivel nacional.
    • En el año  2018, el Banco Mundial realizó dos estudios en el marco del Programa de Estudios Compartidos con el Ministerio de Hacienda: i) Desafios y Oportunidades del Envejecimiento en Chile, el cual busca ser un aporte para las proyecciones demográficas del país y aportar a la discusión de políticas públicas que se enfoquen en los cambios demográficos que ha experimentado el país ii) Estudio sobre Concesiones Hospitalarias, que hace una evaluación del sistema actual de concesiones para el área de la salud y explora experiencias internacionales que pueden servir de ejemplo a Chile para generar cambios que impacten positivamente en reformas tomando conocimiento de otras realidades que aporten a la mejora continua del modelo chileno.
    • Las intervenciones de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) han tenido un fuerte impacto en el desarrollo, principalmente en infraestructura, energía, el sector financiero, educación y agroindustria, apoyando en todos los casos principalmente a la pequeña y mediana empresa (PYME).

    Última actualización: Oct 14, 2019

Api


FINANCIAMIENTO

Chile: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.


GALERÍA DE FOTOS

Más fotos Arrow

Recursos adicionales

Contactos en la oficina del país

CHILE +562 239 82400
Av. Apoquindo 2929, Oficina 1300-A, Las Condes, Santiago
jcasapiaboero@worldbank.org
EEUU +1 202 473-1000
1818 H Street NW, Washington, DC 20433
jcasapiaboero@worldbank.org