COMUNICADO DE PRENSA Septiembre 23, 2018

Las Naciones Unidas, el Banco Mundial y organizaciones humanitarias ponen en marcha una alianza innovadora para acabar con las hambrunas

CIUDAD DE WASHINGTON, 23 de septiembre de 2018. Las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Microsoft Corp., Google y Amazon Web Services anunciaron hoy una alianza mundial sin precedentes para prevenir futuras hambrunas.

Los En el pasado, las respuestas a estos acontecimientos devastadores han llegado a menudo demasiado tarde, cuando ya se habían perdido muchas vidas, y han acarreado altos costos de asistencia. El FAM tiene el objetivo de cambiar esta situación mediante el énfasis en la prevención, la preparación y la acción temprana, intervenciones que pueden salvar más vidas y reducir hasta un 30 % los costos humanitarios. En esta iniciativa se utilizará el poder de predicción de los datos para activar el financiamiento a través de instrumentos apropiados, en estrecha colaboración con los sistemas existentes.

En 2017, más de 20 millones de personas del noreste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen se enfrentaron a hambrunas o a condiciones similares como consecuencia de una compleja combinación de factores que incluían los conflictos, la pobreza, el cambio climático y los precios de los alimentos. Estas condiciones se mantienen actualmente en muchas partes del mundo, y están revirtiendo los avances en el desarrollo obtenidos con tanto esfuerzo en países crónicamente pobres. Más de la mitad de ellas viven en áreas afectadas por conflictos.

“El Mecanismo de Acción contra la Hambruna (FAM) es una nueva herramienta importante que ayudará a predecir y, por lo tanto, prevenir la inseguridad alimentaria y las hambrunas antes de que puedan arraigarse. La prevención de las crisis salva vidas. Con el FAM, renovamos nuestra promesa de tolerancia cero frente a las hambrunas y la inseguridad alimentaria aguda”, señaló el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

“El hecho de que millones de personas, muchas de ellas niños, sigan sufriendo malnutrición grave y hambruna en el siglo XXI es una tragedia mundial”, dijo el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim. “Estamos formando una coalición internacional sin precedentes para decir ‘basta ya’. El Mecanismo de Acción contra la Hambruna representa un enfoque preventivo que combina tecnologías innovadoras, financiamiento temprano y fuertes alianzas sobre el terreno con la intención de prevenir las hambrunas. Nos ayudará a movilizar nuestros recursos conjuntos para proteger a los más pobres y vulnerables, y nos permitirá reenfocar la atención colectiva en los millones de personas que sufren cada año la inseguridad alimentaria crónica”.

“En su trabajo en todo el mundo, el CICR observa el profundo sufrimiento provocado por los conflictos y la violencia. La hambruna es a menudo un síntoma devastador de una guerra prolongada. Tenemos la esperanza de que los nuevos modelos de colaboración como este aportarán nuevas soluciones y reducirán la inseguridad alimentaria a gran escala”, señaló el presidente del CICR, Peter Maurer.

El FAM promoverá inversiones que aborden las causas fundamentales de las hambrunas en respuesta a las primeras señales de alarma. Ayudará a consolidar los medios de subsistencia, las redes de protección social de las personas vulnerables y los mecanismos de los que disponen para sobrellevar estas situaciones. En la última década, el Banco Mundial invirtió hasta USD 3000 millones cada año en iniciativas sobre seguridad alimentaria, y buscará maneras adicionales de aumentar estas inversiones en futuros programas y proyectos.

El FAM utilizará tecnología de última generación para proporcionar una alerta temprana más potente, con el fin de detectar el momento en que las crisis alimentarias amenazan con convertirse en hambrunas. Estas alertas activarán el financiamiento preestablecido y los planes de acción de los donantes, las organizaciones humanitarias y los Gobiernos para generar intervenciones más tempranas y eficientes.

“Si podemos predecir con mayor precisión cuándo y dónde van a ocurrir las futuras hambrunas, podremos salvar vidas con una respuesta más temprana y eficaz”, dijo Brad Smith, presidente de Microsoft. “La inteligencia artificial y el aprendizaje automático resultan muy prometedores para la predicción y la detección de los primeros indicios de escasez de alimentos, como las malas cosechas, las sequías, los desastres naturales y los conflictos. Microsoft se siente orgulloso de unirse a Amazon y Google en el desarrollo de soluciones para abordar esta necesidad humanitaria”.

Google, Microsoft, Amazon Web Services y otras empresas tecnológicas están aportando conocimientos especializados del más alto nivel para desarrollar una serie de modelos analíticos denominados “Artemis”, en los que se emplean sistemas avanzados de inteligencia artificial y aprendizaje automático para estimar y predecir el agravamiento de las crisis de seguridad alimentaria en tiempo real. Estas predicciones ayudarán a orientar a los encargados de adoptar decisiones y a alentarlos a responder más tempranamente.

“La inteligencia artificial y otras tecnologías avanzadas pueden ser una fuerza poderosa para el bien, y ya hemos visto que pueden ayudar a los agricultores a identificar enfermedades en las plantas de mandioca, proteger la salud de las vacas y aumentar su productividad, e integrar las actividades globales de asistencia. Google se enorgullece de asociarse con el Banco Mundial en el Mecanismo de Acción contra la Hambruna para ayudar a prevenir futuras hambrunas en comunidades de todo el mundo”, afirmó Kent Walker, vicepresidente superior de Asuntos Mundiales y principal asesor jurídico de Google.

“Nos sentimos orgullosos de contribuir a la iniciativa del FAM y trabajar de manera colaborativa para resolver uno de los problemas mundiales más acuciantes”, señaló Teresa Carlson, vicepresidenta de Sector Público Mundial de Amazon Web Services. “Las iniciativas de colaboración público-privada como esta nos permiten aportar colectivamente tecnología de última generación a las principales organizaciones humanitarias y darles herramientas innovadoras para predecir y prevenir las hambrunas y, en última instancia, salvar vidas”.

El FAM toma como base la experiencia y el compromiso del Banco Mundial de mejorar la previsión de riesgos y la prevención de todo tipo de crisis antes de que ocurran. En julio, el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial ratificó la Plataforma de Gestión de Riesgos de Crisis Mundiales, una nueva plataforma para detectar riesgos antes de que se conviertan en crisis. Incorpora la prevención y la preparación en las estrategias de desarrollo de los países clientes y se está usando para adelantarse a crisis mundiales tales como las hambrunas, el ébola y otros desastres naturales y creados por el hombre.

El FAM también se basa en las iniciativas de las Naciones Unidas dirigidas a priorizar la prevención y abordar los riesgos de manera más sistemática. Además, está en consonancia con la Resolución 2417 recientemente adoptada por el Consejo de Seguridad sobre los nexos entre la inseguridad alimentaria provocada por los conflictos y la amenaza de hambruna.

El FAM se implementará inicialmente en un pequeño grupo de países vulnerables y su alcance se irá ampliando hasta alcanzar finalmente cobertura mundial. El 13 de octubre, los líderes dedicados a esta iniciativa se reunirán en el marco de las Reuniones Anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para debatir la implementación ulterior del FAM.

 


Contacto

En la ciudad de Washington:
Kristina Nwazota
+1 (202) 422-2408
knwazota@worldbank.org
Para pedidos de contenidos multimedia:
Huma Imtiaz
+1 (202) 473-2409
himtiaz@worldbankgroup.org
Api
Api