Skip to Main Navigation

La cobertura sanitaria universal (CSU) significa que todas las personas pueden acceder a servicios de salud de calidad sin tener que experimentar dificultades financieras. La CSU permite, además, a los países aprovechar al máximo el capital humano, su principal activo. La salud es una inversión fundamental en capital humano y en crecimiento económico; sin una buena salud, los niños no pueden asistir a la escuela y los adultos no pueden ir a trabajar.

La CSU también es fundamental para lograr los dos objetivos del Grupo Banco Mundial (GBM) de poner fin a la pobreza extrema y aumentar la igualdad y la prosperidad compartida y, como tal, es la fuerza que impulsa todas las inversiones del GBM en salud y nutrición. Asimismo, es parte esencial de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ya que el ODS 3 incluye la meta de “lograr la cobertura sanitaria universal, en particular la protección contra los riesgos financieros, el acceso a servicios de salud esenciales de calidad y el acceso a medicamentos y vacunas seguros, eficaces, asequibles y de calidad para todos”. El ODS 1, cuya meta es poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todas partes, también está en riesgo si no existe la CSU, pues todos los años cientos de millones de personas caen en la pobreza debido a gastos de salud.

En los últimos años, el movimiento de la CSU ha cobrado fuerza en el mundo y la Asamblea Mundial de la Salud y la Asamblea General de las Naciones Unidas instaron a los países a “ampliar de manera urgente y significativa las iniciativas para acelerar la transición al acceso universal a servicios de salud asequibles y de calidad”.

Al mismo tiempo, aún quedan desafíos. La mitad de la población mundial no tiene acceso a servicios de salud esenciales y 100 millones de personas caen en la pobreza extrema debido a gastos de salud todos los años, según una investigación del GBM y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicada en 2017. Además, 800 millones de personas dedican al menos el 10 % de su presupuesto familiar a gastos de salud.

En diciembre de 2017, el Gobierno de Japón, el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), UHC2030 y el Organismo Japonés de Cooperación Internacional (JICA) organizaron un foro de alto nivel (i) sobre la CSU. El objetivo del foro fue movilizar al sector de la salud, los países, los asociados para el desarrollo, la sociedad civil y el sector privado hacia el objetivo común de la CSU, incluida la preparación para pandemias, y destacar logros y experiencias innovadoras de los países para acelerar los avances en esta materia.