Paraguay: panorama general

Con casi 7 millones de habitantes en 2015, Paraguay es un país que cuenta con innumerables riquezas naturales. El territorio está regado en toda su extensión por numerosos cursos de agua que constituyen la red hidrográfica de la Cuenca del Plata. En ese sentido, la producción de energía limpia proveniente de las binacionales hidroeléctricas Itaipú y Yacyretá constituye una de las actividades económicas más relevantes del país, junto con la producción agropecuaria altamente mecanizada y la ganadería.

La economía paraguaya es pequeña y abierta, con una tasa de crecimiento anual que alcanzó un 5% en promedio durante la última década, a pesar de exhibir una alta volatilidad en este periodo. Dicho fenómeno viene explicado principalmente por su fuerte dependencia de la producción agropecuaria y del comercio exterior, en particular de la soja y la carne vacuna que representaron el 38% de las exportaciones registradas en los primeros 8 meses de 2015.

La producción de energía hidroeléctrica también ha mostrado ciertas oscilaciones según las condiciones climáticas y el cauce del río Paraná, afectando así las exportaciones de energía eléctrica que, sumadas a los rubros de carne y soja, casi alcanzan el 62% de todas las exportaciones paraguayas a agosto 2015.

Las  previsiones de crecimiento económico para el año 2015 han sido revisadas a la baja por el Banco Central del Paraguay en junio, ubicándose en torno al 4,0% anual, en vez del 4,5% inicialmente previsto. Esta disminución responde más que nada a una caída en los precios internacionales de materias primas que afecta directamente el valor de las exportaciones paraguayas. A esto también hay que sumarle un menor volumen de carne y energía eléctrica producidas debido a condiciones climáticas algo desfavorables, además de una caída en las re-exportaciones hacia Brasil a causa fundamentalmente de una depreciación de su moneda y mayores controles en frontera. Hay una desaceleración en China y en América Latina y se proyecta menos crecimiento en muchos países en la región, comparado con proyecciones de hace seis meses.

Si bien se augura un crecimiento económico cercano a su potencial (entre 4% y 5%), la desaceleración de las economías emergentes y una menor dinámica regional suponen desafíos importantes para la evolución de la economía paraguaya en los años venideros. El peso de Brasil y Argentina en las exportaciones paraguayas (39% en conjunto a agosto 2015) y las inversiones extranjeras directas en Paraguay puede significar un impacto importante en materia de crecimiento.

En la última década sin embargo, el país ha logrado importantes avances en el aspecto macroeconómico para hacer frente a estos desafíos con el inicio de importantes reformas sociales. Las reservas internacionales por ejemplo siguen mostrando niveles históricamente elevados, superando los US$ 6.800 millones a fines de agosto 2015. En cuanto a las reformas sociales más resaltantes, se destaca el acceso gratuito a la atención primaria de la salud y a la educación básica, así como la expansión de los programas de transferencia monetarias condicionadas con impacto sobre las poblaciones más vulnerables.

Sin embargo, los altos índices de pobreza y desigualdad siguen siendo importantes desafíos en Paraguay. Si bien la pobreza se ha reducido en la última década, especialmente a partir de 2011, uno de cada 5 paraguayos sigue siendo pobre, mientras que uno de cada 10 vive en pobreza extrema.

Para responder a los desafíos económicos y sociales el Gobierno del Paraguay ha elaborado el primer Plan Nacional de Desarrollo (PND) para el período 2014-30, con el fin de eliminar la pobreza extrema y promover un crecimiento de los ingresos del 40% más pobre en comparación al del resto de la sociedad.

El Plan Nacional de Desarrollo está organizado en torno a tres pilares temáticos: i) reducción de la pobreza y desarrollo social; ii) crecimiento económico inclusivo, e iii) inserción del Paraguay en los mercados internacionales. Asimismo, se apoya en un marco económico de mediano plazo que prevé políticas fiscales sostenibles, mejoras en las iniciativas de recaudación tributaria, una mayor eficacia de las políticas de protección social y su focalización, y una inclusión financiera más amplia.

Igualmente, cabe destacar que en el mes de setiembre de 2015 entró vigencia formal la Ley de Acceso a la Información Pública, un importante instrumento resultado de una acción colaborativa entre el Gobierno y la sociedad civil.

Última actualización: Sep 28, 2015

El Grupo Banco Mundial (GBM) y el Gobierno de Paraguay acordaron una nueva Estrategia de Alianza para los años 2015 a 2018 que apoyará los esfuerzos del país para reducir la pobreza extrema al 9 por ciento e impulsará el crecimiento de los ingresos del 40 por ciento más pobre de la población.

El programa de asistencia financiera, técnica y de conocimiento, se enfoca en tres pilares principales:

  • Fortalecimiento de la resiliencia frente a los riesgos y la volatilidad.
  • Fomento de la provisión de bienes y servicios para los más pobres.
  • Promoción de mercados inclusivos.

La cartera de operaciones actuales comprende cinco proyectos de inversión en las áreas de infraestructura, desarrollo rural, modernización del sector de agua y saneamiento, energía y tres préstamos programáticos de apoyo al sector público.

Los proyectos son:

Con un fondo de asistencia de US$137,5 millones, el Proyecto de Desarrollo Rural Sostenible (Proders) tiene como objetivo contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de pequeños productores y comunidades indígenas en los Departamentos de San Pedro, Caaguazú, Canindeyú, Caazapá y Concepción. La iniciativa apoya a las organizaciones comunitarias y fomenta el autogobierno para perfeccionar el manejo de los recursos naturales, contribuyendo a mejorar las condiciones socioeconómicas de la población.

El Proyecto de Mantenimiento de Rutas, busca mejorar la gestión de la infraestructura y el mantenimiento vial en Paraguay. La iniciativa, cuenta con un financiamiento de US$74 millones y establece una estrategia de gestión sustentable que contempla el mejoramiento, modernización y mantenimiento de la red vial por medio del uso estratégico y transparente de los escasos recursos disponibles.

El Proyecto para la Modernización del Sector de Agua y Saneamiento, con un fondo de US$64 millones, tiene como objetivo mejorar la gobernabilidad del sector y de los servicios de agua y saneamiento así como aumentar el acceso a los servicios de alcantarillado en el área metropolitana de Asunción. El Proyecto también pretende incrementar el acceso sostenible a agua y saneamiento en comunidades rurales.

El Proyecto de Fortalecimiento del Sector Eléctrico Nacional, que asciende US$ 100 millones, tiene como meta aumentar la cantidad y la calidad de la provisión de los servicios de electricidad a nivel nacional, al tiempo que se mejora el desempeño de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

Con un monto de US$ 100 millones, el Proyecto de Apoyo a Políticas de Desarrollo del Sector Público tiene por objetivo disminuir el impacto de la crisis económica mundial y al mismo tiempo mejorar el funcionamiento del Estado.

El Préstamo de Apoyo a Políticas de Desarrollo y de Implementación de Reformas, de US$ 100 millones, apoya el programa de reformas del Gobierno de Paraguay dirigidas a incrementar la eficiencia del sector público a través de mejoras en la supervisión de empresas públicas y del control financiero interno, y el fortalecimiento del sistema tributario.

El Préstamo para Políticas de Desarrollo con Opción de Desembolso Diferido (DPL-DDO, por sus siglas en inglés), por U$S100 millones apoya los esfuerzos del gobierno de Paraguay en fortalecer la sostenibilidad, la equidad y la transparencia en la gestión fiscal;  mejorar la eficiencia de los programas sociales y aumentar el acceso de la población más vulnerable a los servicios financieros.


Adicionalmente, Paraguay ha recibido cuatro donaciones a través del Banco Mundial en las siguientes áreas:

Auditoría Social del Programa Tekoporá: esta donación será implementada por el Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD) con apoyo del BM y la Iniciativa Global para la Auditoría Social (GPSA, por sus siglas en inglés). El proyecto es una de las iniciativas clave en el marco de la nueva estrategia de cooperación 2015-2018 que tiene como uno de sus ejes la promoción de la auditoría social a través de empoderamiento ciudadano para un mejor monitoreo de la calidad de la prestación de los servicios públicos. El objetivo principal de la donación de USD 600.000 es fortalecer la voz de los participantes del programa Tekoporá para mejorar la eficacia y la eficiencia del mismo favoreciendo el control ciudadano sobre la acción y los resultados del programa.

Conservación de la Biodiversidad y Gestión Sostenible de la Tierra en el Bosque Atlántico del Oriente de Paraguay: Tiene por objetivo ayudar a los esfuerzos del país para lograr un desarrollo económico sostenible basado en recursos naturales en el área del proyecto. Esta donación asciende a US$ 4.5 millones.

Fortalecimiento de la Contraloría General de la República: El objetivo es aumentar la efectividad y credibilidad de la citada entidad a través del mejoramiento de su metodología de auditoría. Esta donación es de US$ 330.000.

Fortalecimiento del Proceso Legislativo del Congreso: Los objetivos son fortalecer la capacidad de supervisión de la Unidad Técnica de Evaluación y Seguimiento de la Gestión Presupuestaria del Congreso Nacional, a fin de monitorear la calidad de formulación y ejecución del presupuesto anual; y fortalecer la función del Congreso Nacional en la formulación y difusión de la Legislación. El monto es de US$ 435.000.

Última actualización: Abr 15, 2015

En el pasado reciente, el programa del Banco en Paraguay ha brindado apoyo a iniciativas gubernamentales en dos áreas:

Agua y Saneamiento
Se han hecho progresos significativos en el suministro de servicios de agua potable para las áreas rurales. El Cuarto Proyecto de Provisión de Agua y Saneamiento, por un monto total de US$ 40 millones, ha colaborado con el gobierno en la extensión del suministro de agua a la población rural. Se espera que este programa contribuya a aumentar del 20% al 30% la cobertura en materia de agua potable y saneamiento en las áreas rurales.

Desarrollo Rural
El Banco está ayudando a solventar los desafíos que presenta el manejo de la agricultura y los recursos naturales en las áreas de San Pedro y Caaguazú. También provee asistencia a agricultores o comunidades indígenas en la creación de sistemas productivos sustentables y diversos.

El programa incentiva la participación de comunidades rurales en el manejo de recursos naturales y el uso apropiado de la tierra. Para ello, el Proyecto de Agricultura Sostenible y Desarrollo Rural ha brindado entrenamiento a pequeños productores rurales para crear microcuencas de comunidades campesinas.

Anteriormente, un proyecto similar ayudó a más de 13 mil campesinos en el Alto Parana y el norte de Itapúa.

Última actualización: Abr 09, 2014


FINANCIAMIENTO

Paraguay: Compromisos por ejercicio (en millones de US$)*

*Montos incluyen compromisos del BIRF y la AIF.