ARTÍCULO

Producción agrícola colectiva, una manera de salir de la pobreza en Viet Nam

Noviembre 12, 2013

La crianza de cerdos está transformando la vida de una familia en Viet Nam, la cual está entre los 50 000 grupos familiares pobres que se espera sean beneficiados por un proyecto de reducción de la pobreza en el país.

TITULARES DE ARTÍCULOS
  • Agricultores de Viet Nam formaron más de 6000 grupos de producción colectiva con respaldo de un proyecto del Banco Mundial.
  • La iniciativa rehabilitó 3800 km de caminos y construyó 1500 metros de puentes para mejorar el acceso de los agricultores a los mercados.
  • Los ingresos de los participantes aumentaron considerablemente desde que se unieron a dichos grupos.

Lo Thi Tiep, de 28 años, vive con su esposo y dos hijos en una casa de adobe y techo de paja en la comuna de Bung Lao, ubicada en la provincia de Dien Bien, donde residen miembros de la minoría étnica tailandesa. En ese lugar, más del 70% de los hogares subsiste en condiciones por debajo de la línea de pobreza. Es un índice muy alto en comparación con la tasa de pobreza nacional que llega al 14,2%.

La familia de Tiep tiene una pequeña parcela. Todos los días sale al amanecer para trabajar en los arrozales, pero la productividad es baja porque hay poca agua para regar el campo. Para llegar a fin de mes y poder comprar arroz durante la temporada de escasez, Tiep se desempeña como trabajadora temporal en una granja de café cercana, mientras su esposo labora como albañil. A pesar de trabajar duramente, su familia apenas gana 800 000 dong vietnamitas al mes (equivalentes a US$40).

Sin embargo, desde 2012, cuando Tiep se unió a un grupo de mujeres de la comuna que se dedica a la crianza de cerdos para obtener ingresos adicionales, su vida ha mejorado notablemente.

"Nuestra vida era muy difícil”, dice Tiep“Ahora, gracias a los cerdos, tenemos un poco de dinero para comprarles ropa a los niños y enviarlos a la escuela”.

Para ayudar a las mujeres del grupo de Tiep a mejorar sus medios de subsistencia criando esto animales, un proyecto del Banco Mundial les otorgó dos pequeños ejemplares a cada una, un poco de alimento para comenzar, y capacitación en materia de saneamiento, alimentación efectiva y prevención de enfermedades. El Segundo Proyecto de Lucha contra la Pobreza en las Montañas del Norte, brinda respaldo a los pobres de las zonas rurales y las minorías étnicas de las áreas más desfavorecidas del noroeste de Viet Nam.

Tiep es reconocida como la mejor criadora de lechones del grupo. En solo un año, después de haber comenzado con dos ejemplares, Tiep ya tiene cinco “cerdos hermosos” (según sus propias palabras), que pueden aportarle 12 millones de dong vietnamitas (casi US$600) en ganancias en cinco meses, cifra que triplica los ingresos de su familia antes de unirse al grupo.

"Estoy muy orgullosa de los cerdos”, dice Tiep mientras los alimenta. “Son activos, están relucientes y crecen bien”.

Tiep y otras integrantes del grupo se reúnen mensualmente para visitar las granjas e intercambiar experiencias sobre la crianza de cerdos. Los agricultores también anuncian la venta de ganado mediante la colocación de carteles en la carretera principal por donde pasan regularmente los comerciantes. Se ayudan mutuamente garantizando que no venderán sus lechones por debajo del precio de mercado.

Open Quotes

Nuestra vida era muy difícil. Ahora, gracias a los cerdos, tenemos un poco de dinero para comprarles ropa a los niños y enviarlos a la escuela Close Quotes

Lo Thi Tiep
Agricultora, provincia de Dien Bien, Viet Nam

Ingresos familiares son ocho veces mayores

Del mismo modo, los agricultores pobres del distrito de Muong Khuong, en la provincia de Lao Cai, están cosechando los beneficios de trabajar juntos. Cuando comprendieron el potencial que ofrecía el cultivo de ajíes, decidieron formar un grupo que les permitiera incrementar sus cosechas y poder venderlas de manera más eficaz.

En el marco del mismo proyecto, recibieron las primeras semillas y fertilizantes para iniciar la plantación de 2000 metros cuadrados de terreno cada uno. Los participantes también fueron capacitados en la poda y otras técnicas para ayudarlos a aumentar la productividad de dichos cultivos.

En julio de 2012 comenzaron su primera cosecha y seis meses más tarde cada agricultor había ganado entre 30 y 40 millones de dong vietnamitas (entre US$1500 y US$2000). Esta cifra es casi ocho veces mayor que los ingresos que obtenían anteriormente con la plantación de maíz en la misma superficie.

"Vi que muchos hogares pobres con grandes deudas pudieron pagarlas gracias a las ganancias del cultivo de ají”, dice Thao Thi Lien, quien recientemente se unió al grupo. “Las plantas de ají son más resistentes a las enfermedades...y el precio es estable”.

El grupo de agricultores evita manipulaciones de precios de los comerciantes a través de un acuerdo con  la Cooperativa General de Comercio local de Muong Khuong, que procesa el ají y vende la pasta a otras provincias de Viet Nam.

Conectar a los agricultores con los mercados

Los emprendimientos de la crianza de cerdos y el cultivo de ají son solo dos de los más de 6000 grupos de intereses comunes que producen productos similares en seis provincias del noroeste de Viet Nam con el respaldo del proyecto. Se espera que más de 50 000 familias pobres mejoren sus ingresos y se beneficien de una mayor  productividad agrícola.

Para mejorar la conectividad comercial y el acceso a los mercados de los agricultores de zonas aisladas, el proyecto también ha apoyado la rehabilitación y mejora de 3800 kilómetros de caminos y senderos de acceso, y construyó casi 1500 metros de puentes, entre otras infraestructuras.

Como otros agricultores del grupo, Tiep confía en que los lechones son su mejor cuenta de ahorro y la ayudarán a hacer realidad su sueño.

"Aumentaré la producción a 10 cerdos”, dice Tiep“Para entonces, tendré dinero suficiente que me permita construir una nueva casa y podremos salir de la pobreza”.