ARTÍCULO

Permitir que las niñas aprendan: Grupo Banco Mundial ayuda a fomentar la educación de las adolescentes

Octubre 11, 2016


World Bank Group

En abril de 2016, el presidente Jim Yong Kim anunció que el Grupo Banco Mundial invertiría USD 2500 millones en el curso de un quinquenio en proyectos de educación en beneficio directo de las adolescentes (de entre 12 y 17 años de edad). Esto fue en respuesta a un llamado a la acción formulado por la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, que pidió un mayor apoyo a la educación de las adolescentes. Desde entonces, el Grupo Banco Mundial ya ha comprometido USD 530 millones en tres países con grandes necesidades: Líbano, Pakistán y Nigeria.

Líbano

Alrededor de la mitad de los refugiados sirios que viven en el Líbano de entre 6 y 14 años de edad están matriculados en la educación formal, pero la escolarización de los niños refugiados de entre 15 y 18 años es muy inferior al 4 %.

Arwa Aboud es una niña siria refugiada que ahora vive y estudia en el Líbano. (i) “Hace cuatro años y medio que estoy en el Líbano y hace tres años que voy a la escuela”, dice. “En Siria no enseñan mucho en inglés y en el Líbano hay muchas materias que no se enseñan en Siria. En esto es que a veces tengo dificultades”.

Más niñas como Arwa tendrán ahora la oportunidad de acceder a una educación de calidad en el Líbano. En septiembre de 2016, el Grupo Banco Mundial aprobó USD 100 millones, recursos con los que se ayudará a promover el acceso equitativo a la educación, mejorar la calidad del aprendizaje de los estudiantes, y fortalecer el sistema educativo del Líbano como respuesta a la crisis de los refugiados. Este apoyo forma parte del Programa Brindar educación a todos los niños 2.

Pakistán

En junio de 2016, el Grupo Banco Mundial aprobó el tercer Proyecto de apoyo al sector educativo en Punjab por un monto de USD 300 millones, mediante el cual se aumentarán los vales de matrícula para las adolescentes vulnerables hasta llegar a una cantidad adicional de 200 000 niñas antes de fines de 2020.

También se incrementarán los estipendios en efectivo para beneficiar a 450 000 adolescentes, y alentarlas a completar la escuela secundaria en una parte del mundo donde las mujeres están insuficientemente representadas en el mercado laboral. Esto se basa en una asistencia previa del Grupo Banco Mundial a la provincia de Punjab, donde casi cuatro millones de niñas (el 29 % de las niñas de entre 5 y 16 años de edad) no asisten a la escuela. Este porcentaje es siete puntos porcentuales más alto que el de los niños varones que no van a la escuela. La matriculación y la permanencia de las niñas en la escuela secundaria sigue siendo un desafío permanente.

Nigeria

En Nigeria, la matrícula, la asistencia y los resultados de aprendizaje no son equitativos y varían según el género, las fronteras geográficas y las zonas geopolíticas. El acceso a la escuela es especialmente difícil en la parte noreste del país que ha sido afectada por la insurgencia.

En junio de 2016, el Grupo Banco Mundial aprobó USD 100 millones adicionales para el Proyecto de inversión para el Programa de Educación Estatal que contribuirá a que los estudiantes —en particular las niñas— regresen a las escuelas en los estados de Borno, Yobe, Adamawa, Bauchi, Gombe y Taraba, en el noreste del país. Los asociados ayudarán a identificar a los niños que no asisten a la escuela, especialmente las niñas, y a formular estrategias sobre maneras de reincorporarlos a la escuela.

Resultados de otros proyectos del Grupo Banco Mundial que benefician a las adolescentes

India. Más de 3600 escuelas residenciales del sistema Kasturba Gandhi Balika Vidyalaya (KGBV) en toda India brindan educación a al menos 400 000 niñas de entre 10 y 14 años de edad. Estas escuelas residenciales reciben apoyo en el marco del tercer Proyecto de Educación Primaria de India. KGBV se centra en la formación de habilidades para la vida, la superación de barreras sociales y psicológicas, y el desarrollo del pensamiento independiente y crítico.

Yemen. El Proyecto de desarrollo de la educación secundaria y el acceso de las niñas a la escuela, respaldado por el Grupo Banco Mundial, se llevó a cabo en cinco gobernaciones. El índice de paridad de género en la matrícula bruta en la educación secundaria aumentó de 0,43 a 0,63, en tanto que la tasa de retención de las estudiantes en los grados 10 a 12 subió del 78,3 % al 84,5 % en los distritos participantes en el proyecto.

Bangladesh. Se entregaron estipendios para la matriculación de las niñas en la escuela secundaria y se instalaron baños separados para niños y niñas a través de los proyectos de entrega de estipendios para fomentar la educación secundaria femenina I y II respaldados por el Grupo Banco Mundial. En 1994, al inicio del proyecto, el índice de paridad de género era de 0,83 en el nivel secundario. En 2008, cuando se cerró la segunda fase del proyecto, el índice de paridad de género había aumentado considerablemente a 1,13.

Permitir que más niñas aprendan

El apoyo a las adolescentes es clave para los dos objetivos del Grupo Banco Mundial de poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030 e impulsar la prosperidad compartida.

Como dijo la primera dama Michelle Obama en la sede del Grupo Banco Mundial en la ciudad de Washington en abril de 2016: “Esta no es solo una inversión grandiosa de recursos, también es una enfática declaración de misión, es una manifestación de nuestra creencia en el poder de la educación para transformar las vidas y las perspectivas de millones de niñas en todo el mundo, así como las perspectivas de sus familias, comunidades y países. Y también es una afirmación de la extraordinaria promesa de estas niñas”. (Lea el discurso completo). (i)


Api
Api