ARTÍCULO

Los cinco pilares de la acción de Marruecos contra el cambio climático

Noviembre 17, 2016


Image
Julian Schaldach l Shutterstock.com

TITULARES
  • Marruecos ya sufre los impactos del cambio climático, luego que en 2015 una grave sequía afectó las cosechas y debilitó la economía del país.
  • Para combatir el cambio climático, Marruecos implementa una serie de políticas ecológicas destinadas a proteger sus recursos naturales y aumentar la resiliencia de la agricultura.
  • Este enfoque de Marruecos tiene como objetivo obtener tres beneficios: adaptación al cambio climático, reducción de sus impactos y creación de nuevas oportunidades.

Marruecos está consciente que sufrirá los daños causados por el cambio climático. La única duda es en qué medida se verá afectado. El país ya está sintiendo los efectos: el crecimiento económico nacional cayó a 1,5 % este año, luego de una grave sequía en 2015. Si solo una temporada de pocas precipitaciones puede destruir las cosechas y debilitar la economía, ¿qué tipo de estragos provocarán los fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el cambio climático a medida que aumentan las temperaturas en el planeta?

“Marruecos inició el Plan Verde, o estrategia verde, para enfrentar la amenaza del cambio climático”, dijo Marie Francoise Marie-Nelly, directora del Grupo Banco Mundial a cargo de las operaciones en el Maghreb. “Este representa beneficios en tres frentes, ya que implica adaptar al país a la realidad del cambio climático y tomar medidas para reducir sus impactos en las personas y el medio ambiente, creando al mismo tiempo oportunidades para los agricultores. Por ejemplo, se les puede ayudar a adoptar técnicas inteligentes en relación con el clima, aumentar su productividad y brindarles mejores maneras de vincular sus productos con los mercados”.

La conservación del agua almacenada de manera natural en los acuíferos subterráneos es un buen ejemplo. Las nuevas políticas protegen este valioso recurso natural y aseguran, al mismo tiempo, que exista suficiente agua para satisfacer las necesidades de la agricultura, un sector que constituye una fuente fundamental de empleo. Según el jefe de programas del Banco Mundial, Andrea Liverani, los marroquíes han reconocido desde hace mucho la importancia de regular la cantidad de agua que las personas extraen del subsuelo.

Sin embargo, la disponibilidad de mejores tecnologías ha empeorado la situación, aumentando la necesidad de poner en práctica regulaciones más estrictas. “Ahora una bomba puede llegar hasta 200 metros de profundidad y no solo hasta 40, lo cual agrava la situación ya que agota los acuíferos”, dijo Liverani. Al mismo tiempo, se ha modernizado el sistema de regadío para que el agua se use de modo más eficiente, recurriendo a técnicas como el riego por goteo, y para que los agricultores tengan un acceso más confiable al agua. El Plan Verde incluye también medidas proactivas para incentivar a los agricultores a plantar cultivos arbóreos en vez de cereales. Las raíces de los árboles ayudan a conservar el suelo, manteniéndolo unido. La estrategia verde fomenta, además, la “siembra directa”, un método que no es nocivo para el medio ambiente y que consiste en colocar las semillas directamente en el suelo, sin que se hayan realizado previamente labores de labranza, evitando así la pérdida de los nutrientes que existen en la capa superficial del suelo.

Liverani señaló que políticas ecológicas como esta pueden traducirse en buenos resultados de negocios y atraer al sector privado.

Estos son los cinco ejes que sustentan la acción de Marruecos para obtener los tres beneficios de la adaptación al cambio climático, la reducción de sus impactos y la creación de nuevas oportunidades:

1.      Marruecos pretende satisfacer el 52 % de sus necesidades energéticas con fuentes de energía renovable a más tardar en 2030, y se encuentra incentivando al sector manufacturero local con la meta de abastecer el 35 % de la segunda fase de la planta de energía solar concentrada Noor con productores locales.

2.      Marruecos eliminó todos los subsidios al diésel, la gasolina y el petróleo combustible pesado para promover un uso eficiente de la energía y tener disponible recursos para invertir en el proceso de transición hacia una economía ecológica.

3.      El Plan Marruecos Verde tiene como objetivo proteger el medio ambiente y los medios de subsistencia de los marroquíes. El sector de la agricultura representa solo el 15 % del producto interno bruto, pero da empleo al 40 % de la fuerza laboral del país.

4.      Marruecos empezó a considerar su océano como un recurso natural al mismo nivel que el suelo, mejorando la gestión de la zona costera y fomentando el desarrollo de la acuicultura sostenible. El sector de la pesca representa el 56 % de las exportaciones agrícolas del país.

5.      Marruecos realiza esfuerzos para conservar sus acuíferos subterráneos, una fuente natural de agua fresca que, si se mantiene limpia y sin alteraciones, se repone en forma autónoma. Se trata de un beneficio para el medio ambiente y para las actuales y futuras generaciones de marroquíes.


Api
Api